aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Israel
Netanyahu recibe una doble bofetada
05/01/2017 | Michel Warschawski

Benjamín Netanyahu ha recibido este fin de año 2016 una doble bofetada, a cual más sonora: la primera ha sido la abstención de Estados Unidos en la votación del Consejo de Seguridad de la ONU que denuncia la colonización judía en Cisjordania; se trata de un notición, porque desde 1983 Estados Unidos siempre ha utilizado su derecho de veto para hacer fracasar toda iniciativa que denuncie la política israelí. La segunda bofetada ha sido la declaración política del Secretario de Estado John Kerry que critica en términos extremadamente firmes la política israelí de ocupación colonial y pone en guardia sobre sus implicaciones a largo plazo para el futuro de Israel.

Han sido necesarios 8 años para que la administración Obama diga públicamente lo que piensa de Netanyahu y de su política. Un poco tarde, se dirá, demasiado tarde incluso para hacer pagar al Primer Ministro israelí las innumerables humillaciones de que ha sido objeto el Presidente estadounidense.

Los dirigentes israelíes se consuelan diciendo que “Obama es el pasado”, y que en quince de días va a ser el amigo Trump quien tome las riendas de la Administración. Decir que este último y Netanyahu tienen muchas cosas en común es decir poco: ideología de extrema derecha, racismo, islamofobia, arrogancia, vulgaridad. Pero pasar de ahí a apostar todo por el Presidente electo, sería un grave error: Donald Trump no solo es totalmente impredecible, sin política exterior coherente y ha dicho de todo y lo contrario sino que, sobre todo, es más independiente de los diferentes lobbies proisraelíes que todos sus predecesores, republicanos o demócratas, durante los últimos 4 decenios.

Si yo fuera Netanyahu, sería mucho más prudente sobre el futuro de las relaciones con la nueva Administración americana, aunque Trump haya elegido como embajador en Tel Aviv a un judío de extrema derecha y vinculado a los colonos israelíes, e incluso si ha prometido -como muchos de sus predecesores, por otra parte- transferir la embajada de Estados Unidos a Jerusalén. A medio plazo, se puede imaginar fácilmente una alianza entre el nuevo Presidente y los rusos, cuyos platos rotos pagaría Israel. Por no hablar del entorno antisemita de Trump, que se ha mostrado sin tapujos en sus mítines electorales….

El voto en el Consejo de Seguridad ha hecho descontrolarse al Primer Ministro israelí: ha convocado a varios embajadores para echarles una reprimenda como si fueran escolares, ha declarado que Nueva Zelanda, cuyo representante presidía la sesión del Consejo de Seguridad, había declarado la guerra (sic) a Israel y ha anunciado que interrumpía la cooperación con… Senegal. Como siempre, muy valiente con los débiles, pero guardándose bien de tomar medidas contra Estados más poderosos como Gran Bretaña que, sin embargo, ha estado muy activa en la redacción de la resolución.

Se dirá que la resolución del Consejo de Seguridad sobre la ilegalidad de la colonización no tiene implicaciones prácticas y que va incluso a provocar al gobierno de extrema derecha a ampliar de forma inmediata la construcción en las colonias. Cierto. Pero sería erróneo quedarse ahí: la resolución del Consejo de Seguridad marca un consenso internacional contra la ocupación colonial de Cisjordania, cerca de medio siglo después de la conquista de 1967. Es un signo que no debería escaparse a quienes hablan de la “irreversibilidad de la ocupación”. Mientras los palestinos no bajen los brazos, Israel estará cada vez más aislada en sus decisiones coloniales, a contracorriente del conjunto de la comunidad internacional. La campaña de las sanciones -BDS- toma por ello más actualidad y pertinencia.

01/01/2016.

https://www.facebook.com/Estbel/posts/746731955477787

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
25 años de viento sur






Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons