aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Israel
Arde el país y Netanyahu crea un cortafuegos
08/12/2016 | Michel Warschawski

Era seguro: el inmenso incendio que sufre Israel desde la semana pasada, y en particular la ciudad de Haifa, iba a dar la ocasión para que Primer Ministro Netanyahu se superara a sí mismo. Se presentó en el telediario de las 20h para dirigirse a la nación: con un rictus de hiena y la boca a punto de rebosar de espuma, o casi. Es algo sabido: Netanyahu se deleita con las tragedias y las situaciones de crisis, aunque no sea muy eficaz a la hora de gestionarlas. Aún se recuerda el incendio del monte Carmelo en 2010 cuya gestión fue un fiasco monumental, que incluso provocó algunos muertos, lo que, felizmente, no ha sido el caso esta vez.

Si algunas de las recomendaciones hechas tras el incendio precedente han sido puestas en práctica, el control del fuego ha requerido varios días, y decenas de casas han sido destruidas.

También era algo seguro: Netanyahu hablaría de terrorismo. Es su obsesión, es la palabra presente en todos sus discursos, cualquiera que sea el acontecimiento. Antes incluso de expresar su compasión por las víctimas, apuntaba con el dedo diciendo que es un incendio terrorista, denunciando a los autores y a quienes incitan a hacer este tipo de actos, es decir a … Mahmud Abbas (sic). Bajo la presión de sus consejeros, ha tenido que dar las gracias, no obstante, al presidente palestino que se había apresurado a enviar bomberos palestinos para ayudar a sus colegas israelíes.

Pero lo que Netanyahu no podía seguir repitiendo mucho tiempo ha sido inmediatamente repetido por los miembros de su partido para quienes “son los árabes, todos los árabes, los responsables” (Anat Berko, diputada del Likud, en la primera cadena de la TV israelí).

La solidaridad internacional estaba a la altura: Chipre, Grecia, Rusia y muchos otros países han enviado rápidamente equipos y aviones para apagar el fuego. Y ahí también Netanyahu estaba incómodo: ¿dónde estaban nuestros grandes aliados, los americanos? Han sido precisos tres días para que el célebre super-tanker made in USA llegara, cuando ya estaba hecho lo esencial del trabajo por los bomberos locales y de los demás países.

Volvamos a la cuestión de la responsabilidad. Toda la gente que vive en las riberas del Mediterráneo lo sabe: los incendios forman parte del entorno Mediterráneo, sobre todo cuando no ha llovido desde hace un año y sopla un viento del este muy fuerte. No hay necesidad de árabes para provocar el incendio. Sabemos también, por otra parte, que hay pirómanos en todas partes que, sobre todo cuando hay incendios, provocan fuego donde pueden. Entre esos pirómanos están los pirómanos-nacionalistas que aprovechan la ocasión para llevar a cabo su intifada personal. Todo esto es del orden de lo natural: un incendio accidental reforzado por condiciones de clima excepcionales que en un determinado momento ha inspirado también a pirómanos.

Pero Netanyahu está atrapado en su obsesión del terrorismo, y recorre todas las cadenas de TV para hacer de esta catástrofe una maquinación palestina. Sin hacer juegos de palabras, se trata también de un cortafuegos, para desviar la atención de lo que, desde hace algunas semanas amenaza a Netanyahu: un gigantesco asunto de corrupción en la compra de submarinos alemanes en el que están mezclados, si no lo está el propio Netanyahu, en todo caso gente que le es muy cercana. El asunto de los submarinos podría marcar el comienzo del fin de Netanyahu como jefe de gobierno.

A propósito de los submarinos, no puedo dejar de citar una observación de mi compañera, Lea, que me señalaba que con el precio de uno solo de esos submarinos, Israel podría dotarse de al menos tres super-tankers para luchar contra los incendios que cada año destruyen decenas de casas y centenares de hectáreas de bosques…

Publicado en Sine Mensuel,

Diciembre 2016

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
foro viento sur
Madrid. 18 de octubre de 2017, 19:00h
Madrid. Miércoles, 18 de octubre de 2017. 19h La cuestión catalana y el problema español Sandra Ezquerra, Jaime Pastor, Maria E. Rodríguez Palop, Antonio Maestre
Librería Traficantes de Sueños c/Duque de Alba 13 Metros: Tirso de Molina y La Latina







Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons