aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Entrevista a Marcelo Freixo (PSOL)
"La contradicción entre el gran capital y el trabajo ya no está en las puertas de la fábrica "
04/12/2016 | Francisco Louça

Marcelo Freixo, fue el candidato del PSOL a la alcaldía en las recientes elecciones municipales de Rio de Janeiro

¿Qué balance haces de la campaña de las elecciones municipales en Rio?

Fue un campaña muy buena, muy potente, nosotros decimos que fue una flor en el asfalto porque vivimos una crisis muy grande de la izquierda brasileña. Es el fin de un ciclo de la era del PT, que es muy fuerte, que no se origina solo con el golpe sino también por los errores cometidos por el PT durante su gobierno. Esta crisis alcanza a la izquierda como a un todo, no solo a quien forma parte del gobierno. Vivimos en un proceso de crisis de todo lo que identifica o se aproxima a cualquier imagen de izquierda.

La izquierda ha pagado un precio muy alto en esta elección municipal. Las elecciones municipales son muy importantes en Brasil, tenemos más de 5 000 municipios en Brasil y en una vida cada vez más urbana, el contexto de las elecciones en las ciudades tiene una relevancia muy grande para la política nacional. En Rio de Janeiro hicimos una alianza con el PCB (Partido Comunista Brasileño) y con los movimientos sociales: el Movimiento sin Techo, Movimiento sin Tierra, Levante (movimiento de jóvenes por sus derechos. ndt) ...

Aunque esto sea así, Rio de Janeiro tiene una característica muy especial: fue la única gran ciudad donde la izquierda disputó la segunda vuelta.

Exactamente.

Tiene que haber alguna diferencia, la izquierda aquí consiguió aparecer como una alternativa, no sucedió lo mismo en otras alcaldías...

Hubo buenas campañas en otras ciudades pero no consiguieron llegar a la segunda vuelta. Me parece que lo que diferenció la izquierda de Rio de Janeiro de la de otras grandes ciudades fue que aquí hicimos un trabajo de base muy grande, hubo una alianza de la izquierda. No fue una alianza de partidos políticos para aumentar el tiempo de televisión sino una alianza de izquierda hecha con los movimientos sociales a partir de un programa.

Aquí en Río, hicimos lo contrario: hicimos un trabajo de base que nos dio posibilidad, incluso con poco tiempo de televisión (en la primer vuelta, solo teníamos 11 segundos), de derrotar al PMDB; obtuvimos 18 % de los votos y pasamos a la segunda vuelta con una fuerza militante muy grande. En la segunda vuelta, duplicamos los resultados y conseguimos llegar al 40 % pero no fue suficiente para derrotar a Crivella que era la otra opción. Pasamos un año y medio debatiendo “si la ciudad fuera nuestra”, el nombre que dimos a nuestro programa de gobierno. Más de 5 000 personas participaron con sus opiniones sobre la ciudad. El programa se debatió en todas las favelas, en todos los barrios, en todas los sectores, fue un programa ampliamente debatido y democrático. Se hizo un trabajo de base muy potente que la izquierda brasileña está perdiendo de alguna forma. La etapa de gobierno petista (PT) dificultó mucho ese trabajo de base. Se pensaba mucho más en estrategias electorales con grandes partidos con acuerdos de las cúpulas que en el trabajo de base.

En realidad, en el segundo turno, tú te enfrentaste al sector de gobierno, porque Crivella había sido ministro del gobierno del PT y obispo de la iglesia Universal del Reino de Dios y representante de una derecha..., ¿cómo le caracterizarías?, ¿cómo le describes?

Es difícil, Crivella es uno de los dueños de la Red Globo. Es uno de los principales líderes de la Iglesia Universal con Edir Macedo de quien es sobrino. Es senador, había sido ministro con Dilma Roussef y en la segunda vuelta consiguió el apoyo del PSDB, es decir, el apoyo de los tucanos, tiene el apoyo del PSD y de todo el abanico de la derecha; incluso el apoyo del propio PMDB, de Anthony Garotinho (ex gobernador de Rio de Janeiro). Cuenta con el apoyo de todas las fuerzas conservadoras.

Y la Iglesia Universal hace un trabajo de base muy fuerte. Nosotros tuvimos un gran apoyo de las religiones de origen africano, un apoyo grande los católicos (varios sacerdotes católicos hicieron campaña a favor nuestro rompiendo las directrices del arzobispo), pero más del 85 % de los evangélicos votaron a Crivella. Ese es un desafío que le queda a la izquierda, debatir con el campo evangélico, cómo realizar ese trabajo de base, principalmente, en los sectores más pobres de la ciudad.

La Iglesia Universal trabaja con la utopía, con otra utopía que no es la nuestra, pero trabaja también con la utopía y creo que le debemos prestar más atención. Hicimos una campaña muy buena, una campaña que ha organizado a diferentes sectores, mucha gente joven, de barrios diferentes, la zona donde más hemos crecido es la zona norte o la zona oeste, las más pobres de Rio de Janeiro. Hemos crecido en voto popular y esto me parece importante.

¿Qué hace falta para ganar cuando tienes a un líder populista, carismático, religioso que tiene un discurso que no se organiza en el campo político a primera vista porque apela a la religión? ¿Cómo se puede vencer al fundamentalismo religioso?

Tuvimos un crecimiento grande. En la primera semana de campaña, perdimos... en la práctica, no sabíamos que íbamos a pasar a la segunda vuelta. Percibimos que pasábamos a la segunda vuelta en la víspera de las elecciones. No nos preparamos para la segunda vuelta con antelación y, de repente, teníamos 10 minutos en la televisión, necesitábamos conseguir más dinero..., entonces perdimos una semana de campaña preparándonos para esta segunda vuelta y fue una semana en la que fuimos atacados por las redes sociales ligadas a Crivella. Atacados con bajezas, con mentiras, en las redes o en el whatsapp, en redes de telefonía, fue una campaña muy sucia, hecha por los aliados de Crivella.

También fue una campaña a la que tardamos en responder, eran ataques que no sabíamos cómo responder, ataques bárbaros diciendo que teníamos relación con el tráfico de drogas... Tuvimos que denunciarlo en los tribunales, pero con todo eso perdimos una semana de campaña que me parece decisiva, creo que con una semana más de campaña habríamos conseguido llegar mucho más cerca de él.

De todas formas, han quedado algunas lecciones de este trabajo de base, de la discusión con el sector evangélico, de una estructura de campaña que hay que mejorar. Tuvimos muchas dificultades con al estructura de campaña porque es muy desigual. Crivella gastó diez millones en su campaña, tuvo muchos recursos, muchos aliados. Nosotros no tuvimos eso y no lo tendremos pero necesitamos estructurarnos mejor.

Acertamos mucho más que nos equivocamos y llegamos al 40 %, 1 200 000 votos. Alimentamos la idea de que la izquierda no ha muerto, de que existe otra izquierda, de que existe otra forma de hacer en la izquierda. Por ejemplo, la financiación colectiva de la campaña. Tuvimos 14 000 donantes a la campaña de todo Brasil, hicios una financiación colectiva, un programa colectivo. Es otra manera de hacer política en un momento de crisis de la izquierda.

La izquierda brasileña vive una situación de crisis después de un golpe palaciego, de la derrota de Dilma, y el gobierno de Temer, que empezó pronto a ser muy agresivo desde el punto de vista económico y social, que tiene una base mayoritaria en el Congreso, prácticamente puede aprobar todo lo que quiera. ¿Cómo ves los dos próximos años y la importancia de esta campaña de Rio de Janeiro para la formación de un nuevo polo político en la izquierda, en la transformación de la izquierda?

Este ciclo de la derecha en Brasil era más o menos inevitable, vamos a ver una ascenso de la derecha que ya se estaba produciendo, fue un golpe muy duro, muy violento a la democracia brasileña y un golpe que intenta estabilizarse por lo menos a medio plazo. En estos momentos están intentando aprobar una PEC (Reforma constitucional) que congela todas las inversiones, especialmente en salud y educación para los próximos veinte años (en estos momentos ya está aprobada. Ndt). Es un golpe muy duro.

Es una forma de hacer frente a una crisis de ingresos, pero ellos lo hacen cortando gastos que afectan a los sectores más necesitados y eso, de alguna forma, también ha llevado a la izquierda a la calle, a organizarse en las plazas públicas, lo que creo que es bueno, pero muestra la línea del gobierno federal en los próximos años será la de la recesión, de una gran pérdida de derechos de la clase trabajadora. No tengo la menor duda de que ese ciclo de los derechos llegará en breve, ese ajuste va a llegar.

Hoy existe un desgaste de la izquierda, un desgaste del PT muy grande, porque todos los indicadores de la crisis se atribuyen a la gestión del PT. Esto lo han hecho los medios de comunicación, el propio PMDB pero con el tiempo no se va a sustentar. Dentro de poco le va a tocar al PMDB, al gobierno de Temer. La gran pregunta que surge es: ¿qué va a hacer la izquierda hasta entonces?, ¿cómo se recupera?, ¿cómo se reorganiza? Porque si dentro de dos años la izquierda se vuelve a presentar de la misma manera, con los mismos errores que ahora, no va a servir de mucho.

El trabajo de base, el trabajo en relación con esos sectores más pobres es fundamental. Insisto, hemos hecho esto en Rio de Janeiro, aproximar el debate de la izquierda a un debate sobre los derechos humanos (que es diferente de Europa), el debate sobre los derechos humanos aquí es un debate sobre las entrañas internas de la ciudad. Las ciudades crecen creando muros para protegerse de lo que venía de fuera, ese es el origen de las ciudades, inclusive en Europa. Hoy, las ciudades brasileñas crean muros para protegerse de quien está dentro. Es una contradicción con el modelo de ciudad. Hoy, las ciudades se protegen de la pobreza que ellas mismas crean.

La izquierda brasileña tiene que tener en cuenta este recado: que muchas veces la contradicción entre el gran capital y el trabajo ya no está en las puertas de la fábrica sino en las puertas de la favela, está en la precarización del trabajo, está en la juventud negra y pobre en riesgo de morir, hay un genocidio en curso en Brasil. Hay una prioridad que la izquierda tiene que entender, que tiene que ser suya, para la lucha de clases que es necesario re-existir. Lo digo muchas veces: más que resistir, la izquierda necesita re-existir. La izquierda precisa reorganizar su programa, escuchando más que hablando, siendo más democrática internamente. Creo que en Rio hemos demostrado que eso es posible y que está cerca de que ocurra.

Para terminar, ¿ves alguna comparación entre la victoria de Trump y la aparición de fundamentalismo, ideas religiosas, fanatismo político, conservadurismo de derechas, liberalismo agresivo?

Es imposible no hacer esta comparación. En Rio aparecieron varias caricaturas del Cristo Redentor abrazando la Estatua de la Libertad y diciendo “te comprendo”, hubo muchas bromas en un escenario que no está para bromas, que es muy triste. No creo que Trump haya sido elegido solo por las barbaridades que decía, creo que eso es una reflexión importante. Aquello que era un chiste, era motivo de risa, se ha convertido en realidad.

Rio de Janeiro nunca ha tratado a Crivella como motivo de chiste o como se ha tratado a Trump, pero es algo amenazador o tan amenazador como él. Es muy difícil prever cómo será el gobierno de Trump, como es muy difícil prever cómo será el gobierno de Crivella, cuál será la relación de la Iglesia Universal con el ejercicio de un gobierno, con el ejercicio de gobierno de una ciudad como Rio de Janeiro, por ahora, no es muy alentador. La izquierda tiene que reorganizarse y re-existir en sus prácticas para que pronto pueda ser más fuerte.

27/11/2016

Traducción: VIENTO SUR

http://www.esquerda.net/artigo/marcelo-freixo-mais-do-que-resistir-esquerda-precisa-de-re-existir/45681





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
Actos
MADRID. 14 de diciembre de 2017, 19:30h
Madrid. 14 de diciembre 2017. 19.30 h. Poesía en el Bulevar Leerán sus poemas AUILES GARCIA BRITO, ANA PÉREZ CAÑAMARES y ALFREDO PIQUER. Presenta ANTONIO CRESPO MASSIEU Lugar: Casa de Cultura y Participación Ciudadana -C/BRAVO MURILO 37-39- Plaza del Parque Móvil







Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons