aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Túnez
Octubre 2016: una crónica de la persistencia de los movimientos sociales y la acentuación de su represión
17/11/2016 | Henda Chennaou

El gobierno neoliberal, dirigido por notables del antiguo régimen aliados a los islamistas de Ennahdha quiere aprobar antes de finales de diciembre un presupuesto drástico de austeridad.

En estas condiciones, no es de extrañar que los movimientos sociales persistan y que éstos sean reprimidos con un vigor creciente, en particular cuando provienen de jóvenes de las regiones desheredadas del interior tunecino (ESSF).

6 de octubre: Silencio, intimidación y acoso a los movimientos sociales /1

Desde ayer, miércoles 5 de octubre, los manifestantes de Menzel Bouzaiene bloquean la carretera GP14, la que toman los camiones de fosfato para ir de Gafsa a Sfax. Protestan contra la detención de sus representantes que se han desplazado a Túnez para asistir a una reunión con el Ministro de Transportes. Según Adel Nassau, portavoz de la manifestación de los parados, la reunión prevista ayer con el ministro ha sido anulada con el pretexto de que el intermediario sindical (UGTT de Gafsa) estaba ausente. El bloqueo de las negociaciones no se refiere solo a la de Menzel Bouzaiene sino a casi todos los movimientos sociales y las manifestaciones que prosiguen en todo el país desde enero de 2106.

Criminalización de los movimientos sociales

El lunes 3 de octubre, algunos representantes de movimientos sociales han publicado un comunicado en respuesta a los recientes ataques orquestados por el gobierno. Titulado "No a la criminalización, a la prohibición en nombre de la religión y a la estigmatización! ¡Dialogad!"; el comunicado, firmado por 17 representantes de asambleas populares, denuncia las últimas citaciones judiciales y detenciones de militantes, que intentan reprimir la movilización por el desarrollo regional.

El 26 de septiembre, Abdallah Latifi, miembro de la dirección regional de la Unión de Diplomados en Paro de Kasserine y portavoz de la manifestación de la delegación de Mabel Bel Abbes de los parados, ha recibido una notificación de una condena de 8 meses de prisión por poner "trabas a la libertad" con fecha de abril de 2014. Algunos explican este retraso de dos años y medio porque Lafita ha participado en la movilización de enero de 2016.

El 27 de septiembre, en Sidi Bouzaiene, 10 concentrados de Menzel Bouzaiene y de Meknassi han recibido citaciones de parte de la policía judicial. El lunes 3 de octubre, los tres concentrados de Kasserine, Foued Sahli, Moonem Torchi y Mohamed Alí Allagui han sido convocados por el fiscal de la República. Según el comunicado publicado el lunes pasado, otros varios militantes son acosados por la policía y el poder judicial como la concentración de Gafsa, el movimiento de los profesores que han logrado el CAPES sin ser a pesar de ello contratados, el grupo de 52 antiguos militantes políticos discriminados [ المفروزون أمنيا ] y los jóvenes concentrados de Kerkennah.

"Hemos envejecido" en Meknassi: chantaje y presiones sobre los concentrados

Desde el 3 de febrero, 36 diplomados en paro de Meknassi realizan un encierro en el local de la delegación. Durante los seis primeros meses, los encerrados han encadenado las manifestaciones y las concentraciones ante el gobierno de Sidi Bouzid, la oficina local del Ministerio de Asuntos Sociales y el de Empleo sin respuesta alguna por parte de las autoridades. El 31 de julio, el gobernador de Sidi Bouzid prometió a los encerrados emprender una contratación rápida. Pero, al cabo de algunas semanas, se ha retractado.

En signo de protesta, los jóvenes de Meknassi lanzaron la acción "¡Aplastadnos para pasar!" [إدهسونا لتمروا], del 29 al 31 de agosto. Se tumbaron sobre la carretera GP14 para bloquear los camiones de fosfato que venían de Gafsa. Abdelhalim Hamdi, 42 años, diplomado en historia, parado desde hace 16 años y portavoz del encierro, afirma que contrariamente a lo que han descrito los medios dominantes, “¡Aplastadnos para pasar!” era una de las acciones más pacifistas y simbólicas realizadas por los jóvenes de Meknassi. "Hemos querido que nuestras acciones sean pacifistas a imagen de la lucha de Ghandi. No hemos cortado la carretera. No hemos agredido a nadie. Estábamos dispuestos a ser aplastados por los camiones. Al principio, la policía quería reprimirnos pero, poco a poco, nos han dejado. Pienso que han comprendido la profundidad de nuestra decepción" describe Abdelhalim.

El 2 de septiembre, los encerrados han sido recibidos por el Ministro de Asuntos Sociales, el Ministro de Empleo y el Ministro de la Función Pública y la Gobernanza. "La reunión ha durado más de tres horas, durante las cuales hemos estudiado las posibilidades de contratación de los encerrados. Los ministros nos han prometido una segunda reunión el 30 de septiembre. Y hemos detenido toda acción de protesta, aunque manteniendo el encierro" prosigue Abdelhalim.

El 27 de septiembre, cinco encerrados han recibido una citación por parte de la policía judicial. El 29 de septiembre, los encerrados han sido informados del retraso de la reunión a través de la UGTT. "En lugar de mantener sus promesas, el poder intenta incansablemente intimidarnos. Un día antes de ir al tribunal, es decir el 28 de septiembre, se nos ha hecho saber que es posible una intervención en nuestro favor para detener las acciones judiciales. El mensaje está claro: nada de negociación. O dejáis de reivindicar vuestros derechos, o se os mete en la cárcel", se indigna Abdelhalim.

El 30 de septiembre, los parados se han concentrado ante el gobierno provincial de Sidi Bouzid para manifestar su cólera contra la "voluntad clara del Estado de criminalizar las reivindicaciones de la revolución y de intimidar a los jóvenes parados de las regiones". Esta vez, consideran que la confianza se ha roto y deciden no conceder una segunda oportunidad al poder. Aumentan por tanto el umbral de sus reivindicaciones y demandan una indemnización moral y material por todos los años de paros y de discriminación que han sufrido.

15 años de paro y más: "¡Ya hemos tenido bastante paciencia! ¡Ahora os toca a vosotros!"

La media de edad de los encerrados de Meknassi es de 35 años y la media de años en paro de 15. La mayoría de los parados son diplomados de especialidades poco valoradas en el mercado de trabajo. "Aquí, los jóvenes estudian en la universidad con el único objetivo de convertirse en funcionarios o profesores. Son las dos únicas posibilidades pues no hay ni agricultura, ni turismo, ni fábricas que den empleo en nuestra región. Desde el comienzo de los años 2000, el número de parados no deja de aumentar, por no hablar de la corrupción en las oposiciones nacionales y el favoritismo en la administración. En el encierro, la mayoría de los jóvenes han superado los 15 años de paro. Sin embargo, se presentan cada año a las diferentes oposiciones de la función pública", explica Abdelhalim Hamdi.

El 19 de diciembre de 2011, Abdelhalim Hamdi y otros diplomados de Sidi Bouzid boicotearon la oposición de CAPES para protestar por la muerte de Mohamed Bouazizi y la represión que se había abatido sobre la región.

En 2014, el ya cuarentón participó en un programa de apoyo a las iniciativas privadas. Logró la formación y espera ya que su proyecto sea estudiado para obtener un crédito. "Si Youssef Echahed afirma que hay que levantarse por Túnez, le recuerdo que somos lo únicos en haber dado a este país. Ya es hora de que otros tomen el relevo. No tenemos ya la paciencia ni la edad para seguir esperando", previene Abdelhalim.

21 de octubre: jóvenes parados, tentativa de suicidio colectivo en Kasserine y proceso en Gafsa /2

El jueves 20 de octubre, agotados, 36 encerrados de la provincia de Kasserine intentan un suicidio colectivo tragando grandes cantidades de medicamentos. Llevados al hospital, siete de ellos siguen aún bajo vigilancia médica, entre ellos una joven en estado crítico. Los parados explican las razones de su tentativa de suicidio por la negativa del gobernador de concretar las promesas de contratación.

En el mismo momento, otros parados de Kasserine continúan su encierro ante el Ministerio del Empleo en Túnez, desde el 19 de enero de 2016.

El mismo día, el Tribunal de primera instancia de Gafsa condena a Walid Aansi a 18 meses de prisión firme. En el mismo proceso consagrado a los jóvenes encerrados de Gafsa, Abdelhafidh Mbarek y Nacer Gouadria han sido condenados a 15 días de prisión firme y otros nueve jóvenes de Metlaoui han sido condenados a 8 meses de prisión condicional.

Desesperado tras nueve meses de encierro, Abdelhafidh Mbarek, 47 años, parado desde hace más de 11 años, se rocía de gasolina e intenta inmolarse quemándose ante la sede del gobierno regional de Gafsa. Sus camaradas le retienen. "La tensión sube un nivel cuando la policía intenta echarnos de los locales del gobierno provincial en los que hemos pasado nueve meses de encierro pacífico". Era a comienzos del mes de octubre. Dos días después, tres de los encerrados reciben citaciones para comparecer ante el tribunal. "El poder prefiere, una vez más, echar un pulso antes que dialogar", lamenta Othman Chouwaya, 37 años, parado desde 2007 y padre de dos niños.

Ante el tribunal se han concentrado, el jueves 20 de octubre, las familias de los acusados, los parados de Kasserine, de Meknassi, de Sidi Bouzid, de Nabeul y de Túnez así como militantes del Foro Tunecino de los Derechos Económicos y Sociales y su presidente Abderrahmane Hethili. Los encerrados deciden recurrir la sentencia. "Este pulso es un juego viejo. Porque no han logrado persuadirnos de detener el encierro, intentan darnos miedo. Pero no vamos a abandonar ni el encierro ni nuestro derecho al trabajo" repite Othman.

"Dada la ineficacia de los encierros desde hace cerca de un año, estamos pensando otras formas de acción. Hemos constituido una red entre los diferentes movimientos sociales para actuar de una forma unificada y a nivel nacional" cuenta Othman, que ha participado en decenas de encierros desde 2011. Antiguo coordinador de la Unión de Diplomados parados de Gafsa, decide dimitir a fin de aumentar sus posibilidades de ser contratado. Para él, la discriminación de los militantes políticos ha vuelto.

Durante los nueve meses de encierro en Gafsa, los encerrados no han sido escuchados más que por Saloua Langar, miembro del gabinete de Youssef Chahed. "En septiembre, Langar nos ha informado de que habrá oposiciones pronto", sin otras precisiones, recuerda Othman.

22 de octubre: la versión del portavoz del tribunal de Gafsa /3

Los jóvenes en lucha detenidos en Gafsa y en Metlaoui y que han comparecido, ayer jueves, ante el tribunal, no han sido llevados ante la justicia sobre la base de "protestas legítimas y reivindicaciones sobre el empleo", contrariamente a lo que ha sido difundido por ciertos medios, ha afirmado el viernes el portavoz del tribunal de primera instancia de Gafsa Mohamed Alí Barhoumi.

En un comunicado, del que la Agencia TAP ha recibido una copia, Barhoumi ha precisado que estos jóvenes que protestan han sido presentados ante la justicia pues han forzado a conductores de autobús y de medios de transporte a bloquear la vía férrea usada para el transporte del fosfato así como los diversos accesos a las unidades de producción en Metlaoui a pesar de los múltiples llamamientos lanzados para disolver las concentraciones.

Ha añadido que el joven participante en las movilizaciones, detenido en Gafsa, ha sido acusado por haber invadido la sede del gobierno provincial, interrumpido el trabajo en el establecimiento y agredido a un agente de seguridad del tribunal. Doce jóvenes participantes en las protestas originarios de Gafsa y de Metlaoui habían comparecido el jueves ante el tribunal de primera instancia en Gafsa.

27 de octubre: Movimientos sociales: detenciones y procesos en Sidi Bouzid y Kasserine /4

El jueves 27 de octubre, la sociedad civil protesta en Sidi Bouzid contra la detención de los dos militantes, Jamel Sahgerouni y Khaled Bakari que comparecen ante el Tribunal de primera instancia, este 1 de noviembre.

El martes 25 de octubre, en Kasserine, Lawahedh Samaali, ha sido detenido por la policía en un parque cuando lanzaba una campaña a favor de elecciones legislativas anticipadas.

La dirección regional de la UGTT de Sidi Bouzid, la Unión de Diplomados en Paro, así como componentes de la sociedad civil se han reunido desde la mañana del jueves 27 de octubre ante la sede del gobierno provincial para demandar la liberación de Jamel Sagherouni y de Khaled Bakari, detenidos desde ayer. Los dos jóvenes diplomados en paro están acusados "de daño a terceros a través de las redes públicas de las telecomunicaciones" sobre la base del artículo 86 del código de las telecomunicaciones, promulgado bajo la dictadura. Su proceso ha sido fijado para el martes 1 de noviembre de 2016.

El asunto se inicia a principios de 2016, cuando algunos hombres de negocios alquilaron establecimientos públicos y los transformaron en espacios privados. Según Walif Afifi, miembro de la UDC en Sidi Bouzid, la Casa de los Jóvenes ha sido alquilada y su piscina reemplazada por un parking y un parque privado.

Según Moez Salhi, abogado y coordinador del comité de defensa, Jamel y Khaled no han hecho más que relatar en las redes sociales la cólera de los habitantes de Sidi Bouzid en relación con esos concursos sobre los que pesan graves sospechas de corrupción.

Después de que los dos militantes llamaran a las autoridades a abrir una investigación, los hombres de negocios concernidos han presentado una demanda.

El comité de defensa de los dos detenidos ha previsto una gran manifestación el próximo martes, día del proceso.

Kasserine: 120 personas demandan elecciones anticipadas.

En Kasserine, el martes 25 de octubre de 2016, Lawahedh Samaali, 21 años, ha sido detenida por la policía como consecuencia de la campaña que esta joven lanzó el lunes 24 de octubre para "disolver el parlamento y el gobierno y demandando elecciones anticipadas". El fiscal de la República ordena a la policía que investigue esta iniciativa. Lawahedh explica que en las actas de su interrogatorio, la policía judicial hace mención a "tentativa de derrocamiento del régimen y llamada a la disolución del gobierno". Cerca de 120 personas han firmado la petición de Lawahedh que continúa, a pesar de las tentativas de intimidación, llevando a cabo su campaña en el centro de la ciudad.

Después de estudios en estilismo y modelismo, Lawahedh trabaja en una fábrica de cable o en Sousse en 2014. Ocho meses después, es despedida tras haber denunciado acoso sexual en el lugar de trabajo.

Luego, sigue activa en la sociedad civil de su ciudad y principalmente en la Asociación Amal (esperanza) por la solidaridad, el desarrollo y el saber. "Pero esta acción la realizo a título individual. Pues estimo que el ciudadano es el núcleo principal de toda acción política. Si vota por representantes para el Parlamento, no debe en ningún caso delegar su poder sin seguimiento ni control", explica la joven. Para ella, esta acción intenta mostrar la falta de confianza y de diálogo entre los ciudadanos y los electos.

Antes de lanzar su campaña de movilización, Lawahedh intenta en vano contactar con los diputados de Kasserine. "Mabrouk Herizi [CPR], Mahmoud Kahri [UPL], Ikram Moulahi, Safia Khalfi y Kamel Hamzaoui [Nidaa Tounes], no estaban disponibles para una reunión con los ciudadanos que han votado por ellos. Entre el primero que pretende tener demasiado trabajo y el segundo que estaba en Hajj y la tercera que no quería descolgar el teléfono, he comprendido que nuestros electos no piensan en nosotros sino en sus intereses. No comprenden que no hemos votado por personas sino a programas" deplora la joven militante antes de recordar que desde hace años no se ha llevado a cabo ningún proyecto en Kasserine.

En Meknassi, Tozeur, Kasserine y Túnez las luchas de los parados continúan.

En Gabès, la tensión ha subido un punto como consecuencia de la muerte ayer de un agente de la STEG, asfixiado por emanaciones a amoniaco. La región ya tocada por la polución prepara una movilización para protestar contra las causas de la muerte del difunto.

28/10/2016

http://www.europe-solidaire.org/spip.php?article39352

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Notas

1/ http://nawaat.org/portail/2016/10/06/silence-intimidation-et-harcelement-des-mouvements-sociaux/

2/ http://nawaat.org/portail/2016/10/21/jeunes-chomeurs-tentative-de-suicide-collectif-a-kasserine-et-proces-a-gafsa/

3/ http://directinfo.webmanagercenter.com/2016/10/22/tunisie-les-jeunes-arretes-a-gafsa-et-metlaoui-nont-pas-ete-traduits-en-justice-pour-protestations/

4/ http://nawaat.org/portail/2016/10/27/mouvements-sociaux-arrestations-et-proces-a-sidi-bouzid-et-kasserine/





Boletín semanal
Recibe en tu correo electrónico los últimos artículos de nuestra revista digital, así como las novedades y eventos
Agenda
foro viento sur
Zaragoza. 23 de octubre de 2017, 19:00h
Zaragoza. Lunes, 23 de octubre de 2017. 19h Derechos y democracia, Catalunya y el Estado español Sonia Farré, Jaime Pastor, Raúl Royo
LIBRERIA LA PANTERA ROSSA C/San Vicente de Paúl, 28
foro viento sur
Valencia. 24 de octubre de 2017, 19:00h
Valencia. Dimarts, 24 octubre de 2017. 19h La qüestió catalana i el problema espanyol després de l'1-Oct Jaime Pastor
LA MORADA Carrer Cadis 63 (Russafa)







Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons