aA+
aA-
Grabar en formato PDF

Brasil
Crecen las resistencias
12/11/2016 | Comisión de Comunicación Internacional del OCUPA IGC

En los últimos meses Brasil ha vivido muy grandes cambios; pero no todos ellos coinciden con la voluntad de la población pobre, que es la mayoría (ver el análisis del “pseudolegal” golpe de estado destituyendo a Dilma Rouseff y nombrando nuevo presidente del gobierno a Michel Temer en http://vientosur.info/spip.php?article11314 ndr). Como una muestra del Brasil que él y sus aliados van a construir - un país de hombres blancos y ricos- el nuevo presidente Timer despidió a los negros y a las mujeres de los Ministerios.

Las medidas adoptadas por el gobierno perjudican seriamente a las clases humildes, que no tienen cómo pagar por una educación de calidad, por un servicio de salud y por otros básicos para una buena calidad de vida. Con el intento de terminar privatizando esos servicios, se están tomando medidas y proyectando leyes que llevarán a su precarización.

Un ejemplo es una ley que se tramita en el Senado ahora -la Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC) 55 (241 en la Cámara de Diputados)-, que congela los gastos públicos en los próximos 20 años, permitiendo que solamente se gaste en ellos lo mismo que se utilizó en 2016. Esta medida va a ser catastrófica para la educación, la salud, seguridad pública y otros servicios sociales, que estaban garantizados por la Constitución de 1988 y serán abolidos. Las universidades públicas que ya vieron rebajarse su presupuesto en cerca de un 40% ni siquiera van a poder mantenerse en ese nivel.

Según el gobierno, la PEC es necesaria para el pago de la deuda pública del país, pero la medida va a sacrificar la condición de vida de la población que necesita de los servicios públicos para mantenerse.

Otra ley que promueve el descontento de la población es la Medida Provisoria 84, conocida como la MP de la enseñanza media. Ésta medida aumenta la carga horaria dos veces más, elimina disciplinas y torna más técnica la educación. Pero las modificaciones van a promover una enseñanza sin un pensamiento crítico. Preparando el estudiante solamente para tornarse un trabajador asalariado, que no piensa y solo produce lucro para su jefe.

Y, en fin, hay otra ley que también causa mucha molestia por quitar el pensamiento crítico de las escuelas, como el Proyecto de Ley (PL) 7180/2014, por el cual el profesor no puede manifestar su ideología o creencias y puede ser castigado por no cumplir la misma. Los profesores deben hablar del contenido de la materia solamente de una forma “neutral”.

La protesta de los estudiantes

Mientras se sigue el intento de aprobar esas leyes, los estudiantes de las escuelas públicas del país, juntamente con los estudiantes de las Universidades públicas y hasta algunas privadas, están ocupando los centros donde estudian como forma de protesta contra la aprobación de las mismas. La mayoría de las ocupaciones universitarias son totales, no se permite que se desarrollen las clases o las investigaciones académicas, ni que funcionen los departamentos y las oficinas. Las actividades permitidas son las requeridas por las ocupaciones, como disertaciones con profesores, abogados y otros, cine y otras actividades que busquen la reflexión de todos los presentes sobre los problemas de nuestra sociedad. Los estudiantes promueven también movilizaciones en calles y avenidas de las grandes ciudades como forma de evidenciar la indignación y repudio a las medidas que el gobierno intenta imponer.

Las ocupaciones están creciendo por todo el país. Son más de 1200 escuelas ocupadas, más de 130 universidades y ya no son sólo universidades públicas a ser ocupadas, dos campos de la Universidad privada PUC en Belo Horizonte (Minas Gerais), fueron ocupados por sus estudiantes. En el mapa (abajo) realizado por los ocupantes del OCUPA IGC, muestra las universidades ocupadas hasta el momento de su producción, debido al surgimiento de las ocupaciones si un flujo continuo. El mapa está desactualizado, ya que los medios de comunicación buscan reprimir el movimiento de los estudiantes evitando presentar noticias que puedan apoyarlos.

La salud pública

Los gastos de Brasil con la salud ya no son capaces de ofrecer a los ciudadanos una atención de calidad. Con la congelación de los gastos públicos en 20 años y el crecimiento de la población, las condiciones solo van a empeorar. El Consejo Nacional de Salud de Brasil se pronunció no aprobando la PEC, y dijo que la misma va a producir grandes problemas a las condiciones de vida de la población pobre.

El Secretario de la Sociedad Brasilera de Pediatría afirmó que la PEC puede matar más que la corrupción en el País.

Movimiento Brasil Libre

El MBL es un movimiento de los autodenominados “Estudiantes por la Libertad”, grupo internacional que, según ellos, incentiva “movimientos populares jóvenes de libertad y compromiso social”. Pero, de hecho, estos movimientos están financiados por empresarios de grupos poderosos de grandes empresas. En Brasil este movimiento apoya el discurso de Estado mínimo con la retirada del mismo de diversas instancias sociales como áreas energéticas, programas sociales y regulación económica.

El grupo ha intentado desarticular las ocupaciones de escuelas secundarias, concentrándose alrededor de las mismas y forzando la entrada en ellas, con acciones de agresividad en muchos casos.

Un grupo ligado el MBL ha intentado desocupar la Escuela Estadual Milton Campos en Belo Horizonte, en tanto los mismos fueron expulsados por los ocupantes de la institución por los gritos de “salga de mi escuela”.

Los medios de comunicación contra las ocupaciones

Los medios de comunicación no están informando de nada que pueda despertar a la población y los haga apoyar a los ocupantes. Cartas o notas contra la aprobación de la PEC, como los del Consejo Nacional de Salud, de la Orden de Abogados de Brasil, del Ministerio Público Federal, de la Sociedad Brasilera de Pediatría ni se mencionan son en los medios de comunicación; es como si sus cartas y notas nunca hubieran sido escritas.

Un ejemplo de ello ha sido la posición de los medios de comunicación frente al Examen Nacional de Enseñanza Media (ENEM), que los estudiantes hacen para ingresar a la universidad pública o lograr una beca en las instituciones privadas. Muchas de las escuelas ocupadas debían usarse para la realización del ENEM. Pero los medios de comunicación defendieron cambiar la fecha del examen en todas ellas, aduciendo que la ocupación perjudicaba a las personas candidatas al mismo. Pero no dijeron ni una palabra sobre la causa de la existencia de las ocupaciones, no informaron de cuántas ocupaciones hay en Brasil, ni del porqué de la oposición a la ley.

El MEC (Ministerio de Educación) tuvo un mes desde que las escuelas empezaron a ser ocupadas para reposicionar la realización del examen a otras escuelas o para negociar con los estudiantes de las ocupaciones la realización del mismo sin perjudicar a ninguno de los dos lados. En ningún momento los estudiantes de las ocupaciones dijeron que no iban a negociar con el MEC. Pero los medios de comunicación acusaron a los mismos de causar los prejuicios económicos de una otra aplicación del examen y de causar molestia a los candidatos; usaron el examen como un medio de forzar a los ocupantes a dejar las centros, lo cual no sucedió.

Tortura contra estudiantes en las ocupaciones

Las ocupaciones están creciendo en todo el país, promoviendo molestia contra los detentores del poder. Estudiantes del Centro de Eneñanza Ave Branca de la ciudad de Taguatinga ocuparon el centro contra las medidas que amenazan la educación pública del país.

Como forma de obligar a los estudiantes a dejar la ocupación, el juez Alex Costa del Distrito Federal de Brasil autorizó el uso de técnicas de tortura contra los chicos. Las medidas que la policía iba a usar para obligar a los ocupantes a salir son: quitar la energía eléctrica y el agua, impedir el acceso de los familiares y amigos, así como impedir que los estudiantes tengan acceso a gas de cocina y alimentos. Por la noche producir un ruido ensordecedor para impedir que los chicos durmiesen.

Aunque estas acciones no causen violencia directa entre los estudiantes y la policía, ellas causan violencia física y perturbaciones psicológicas. Acciones como esas son interpretadas como técnicas de tortura por el documento del Plan de Acciones Integradas para la Prevención y el Combate a la Tortura en Brasil, de la Secretaria de Derechos Humanos del país. Pero a pesar de eso, el gobierno prefirió tomar medidas inconstitucionales a intentar un diálogo y negociación con los manifestantes, probando una vez más que no hay diálogo con quien no aprobó las medidas del gobierno Temer. Con todo esto, surge la cuestión de si habría realmente democracia en Brasil con el nuevo gobierno.

La PEC no va a promover la mejora de la economía

Según economistas como Pedro Rossi y Laura Carvalho, la Enmienda Constitucional no va a promover una mejora en la economía de Brasil. La crisis del país hizo que las personas gastaran menos, lo que provoca que el gobierno tenga menos impuestos para recaudar, junto con políticas de ajuste fiscal que no permitirán el crecimiento de la recaudaciçon.

Sobre todo, hay que subrayar que la crisis del país no es debido a los gastos con el Estado Social, sino a las elevadas cuotas de la deuda.

Como resultado del corte del gasto, la economía tiende a bajar, una vez que los gastos del Estado son capaces de estimular la economía, los gastos públicos del gobierno pueden inyectar capital y estimular la economía, lo que se hace necesario en tiempos de crisis.

Además, una medida mejor para resolver los problemas, sería aumentar la recaudación de impuestos de las grades fortunas y no sacrificar las condiciones de vida de los pobres. Pero el Brasil de Temer es el “Brasil del hombre rico”, al que, por supuesto, le parece más fácil quitar a los humildes, que ya no tienen, que quitar a los ricos y detentores del poder.

Paro general el 11 de noviembre

Los Centros Sindicales de Brasil están organizados para promover en el día 11 de noviembre el día nacional de paro, donde pararán servicios como la educación, los servidores de los Institutos Federales, municipales y de la iniciativa privada. El intento es hacer con que todos los trabajadores paren el país en protesta al retroceso en varios campos que el nuevo gobierno viene promoviendo. Los movimientos van a promover paseos y protestas en todas las capitales de Brasil.

Las reivindicaciones son en contra de:

La congelación de gastos (que compromete el Estado Social)

Los cambios en la Jubilación (que pasan a ser de 65 años para hombres y mujeres)

Los cambios en la Educación (que amenazan la enseñanza del pensamiento crítico)

La flexibilización del trabajo (que amenaza los derechos de los trabajadores)

La tercerización (que amenaza los derechos de los trabajadores)

La ocupación OCUPA IGC

La ocupación OCUPA IGC está formada por los estudiantes de las carreras de los cursos de Geografia, Geologia y Turismo del Instituto de Geociencias (IGC) de la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG). En una asamblea realizada por los estudiantes en el día 25 de octubre, decidieron ocupar el edificio como protesta contra las medidas ya mencionadas, que perjudican la educación y la población del país.

Las únicas actividades permitidas en la ocupación son las promovidas por ellos, que promueven la concientización y discusión de los problemas sociales. La ocupación también promueve visitas a estudiantes de secundaria y otras ocupaciones como forma de fortalecer la lucha nacional. (Para ampliar información se puede consultar su facebook (https://www.facebook.com/OCUPA-IGC-701796646639975/ ndr)

El nuevo gobierno contra los pobres

Las medidas del reciente gobierno de Temer han causado sorpresa general, porque en muchas de ellas ni siquiera cabe una lógica de implementación. En todo caso, es notable que dichas medidas son en gran parte, si no todas, prejudiciales a la población pobre del país. El plan de pago de la deuda interna (PEC 55), se analiza hasta como un Robin Hood al revés, es decir, que el plan prevé pagar en realidad a los grandes banqueros, pero quita las inversiones, lo que perjudica la población más pobre. Las otras medidas van en esta misma lógica. Así, los cambios en la educación que sacan el pensamiento crítico de la educación, favorecerían a los empleadores que tendrán funcionarios que no contestan y no luchan por sus derechos. Igualmente ocurriría con los cambios en flexibilización de las leyes laborales, que favorecen o no al pago de derechos conquistados por los trabajadores.

Todavía en la construcción de este nuevo Brasil, los pobres estarán siendo perjudicados, por los cambios que les sacan derechos por los cuales lucharon por mucho tiempo, mientras los ricos van a quedarse más ricos y más dominadores.

09/11/2016



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons