Grabar en formato PDF

Intervención militar en Siria
Sin oposición, Erdogan se va a la guerra
05/09/2016 | Eyup Ozer

El 24 de agosto de 2016, el gobierno turco anunciaba haber atravesado la frontera siria y organizado una operación militar en colaboración con grupos del ESL para “liberar” la ciudad de Yarablus bajo dominio de la organización del Estado Islámico (EI)…

Pero no ha hecho falta mucho tiempo para ver la verdadera razón que se oculta tras esta operación. Incluso el nombre de la operación, “Escudo del Éufrates”, dice abiertamente la intención del gobierno turco en esta operación militar. Desde el primer día de la operación, tanto las autoridades turcas como las de Estados Unidos llamaron abiertamente a las unidades de protección del pueblo kurdo, las YPG, rama armada del PYD, la organización de los kurdos en Siria, a desplazarse al Este del Éufrates.

Mientras no hay ninguna información oficial sobre los enfrentamientos con el EI, al que sin embargo se le presenta como el principal objetivo de esta operación militar, la cuenta twitter de la operación “Escudo del Éufrates” permite acceder a numerosos reportajes y fotos que muestran los combates que el ejército turco y el ESL llevan a cabo… contra las unidades de protección del pueblo kurdo, las YPG y la coalición de las fuerzas democráticas sirias del FDS. En los hechos, los únicos atacados por esta operación militar son claramente las fuerzas de protección del pueblo kurdo, las YPG.

Una transición con Assad

El nuevo primer ministro de Turquía ha comenzado también a hablar de una transición en Siria con Assad, lo que es un gran cambio en la política del gobierno del AKP respecto a Siria. Ahora también habla de la protección de la integridad territorial de Siria, lo que significa claramente que Turquía no quiere un control kurdo en el norte de Siria, lo que conllevaría un corredor controlado por las fuerzas kurdas en el sur de Turquía.

Contemplar una transición con Assad es también un cambio importante en la política del gobierno turco. Por tanto previsible que a cambio de este giro político, Turquía quiera obtener algo por parte de Irán y de Rusia. Y ciertamente van a emprenderse negociaciones pasando por encima de la vida de las poblaciones de Siria. Esta es la razón del silencio de Rusia ante esta operación militar. El régimen sirio solo ha hecho unas declaraciones muy moderadas contra la intervención militar de Turquía. Y Rusia acaba de declarar que el gobierno turco debería coordinar sus esfuerzos con el gobierno sirio.

Es un cambio tanto más significativo cuanto que hasta ahora las fuerzas aéreas turcas no estaban autorizadas a sobrevolar el territorio sirio, en particular desde la destrucción del avión ruso por el ejército turco en noviembre de 2015. Pero desde entonces parece que se ha encontrado un acuerdo entre Rusia y Turquía.

Hacia una presencia militar turca permanente

A medio y largo plazo, aunque no se conozcan todas las intenciones de Turquía, está claro que toda esta operación ha sido coordinada con Rusia y Estados Unidos. El objetivo principal de Turquía es establecer una forma de control en esa zona geográfica a fin de evitar en esos mismos territorios un control de las fuerzas kurdas y de la coalición de las fuerzas democráticas sirias. A medio plazo, se trata por tanto de poner en pie una presencia militar permanente apoyándose si es necesario en el ESL. Para Estados Unidos es, por el momento, un juego difícil, porque intenta mantener un equilibrio entre dos de sus aliados en la región: Turquía y las YPG.

Mientras se desarrollan estos acontecimientos, desgraciadamente en Turquía no existe una voz fuerte a favor de la paz o contra esta intervención militar. Tras el fracasado intento de golpe de Estado, el AKP ha logrado reconstruir un “consenso nacional” con casi todos los partidos del Parlamento (salvo el HDP) a fin de “luchar contra el terrorismo”. Este peligroso consenso se ha extendido al apoyo a la operación militar en Siria que el gobierno turco puede realizar sin encontrar ninguna oposición.

La izquierda en Turquía está políticamente paralizada desde hace muchos años y, por consiguiente, no hay casi ninguna voz eficaz contra la intervención militar. Las tensiones entre la Turquía aliada al ESL y las fuerzas kurdas del YPG van a aumentar y tendrán consecuencias seguras para los kurdos en Turquía. Esto hace aún más urgente la necesidad de construir en Turquía un movimiento independiente por la paz.

30/08/2016

https://npa2009.org/actualite/international/turquie-sans-contestation-erdogan-sen-va-t-en-guerre

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons