Grabar en formato PDF

Francia
Aprobada la Ley del Trabajo
26/07/2016 | Le Monde

El miércoles 20 de julio, en su lectura definitiva y a falta de tener garantizada una mayoría en la Asamblea Nacional, el premier ministro Manuel Valls utilizó una vez más el párrafo 3 del Art. 49 de la Constitución para imponer por la fuerza la Ley del Trabajo. Tras cinco meses de debate político y de protestas sociales, el texto será definitivamente adoptado si no lo impide la presentación de una moción de censura contra el gobierno [finalmente, como en las otras dos ocasiones precedentes, la oposición de izquierdas a la Ley no logró sumar las firmas necesarias para hacerlo posible. Ndt]

El primer ministro desde la tribuna que este texto es fruto de una "amplia concertación" que condujo a "un compromiso solido con las organizaciones sindicales y juveniles reformistas"; un texto de "progreso" que contiene "muchos avances", y que es "indispensable para el provenir de nuestro país". "En torno a determinados proyecto, el gobierno no dispone mas que de una mayoría relativa (…), pero no hay mayoría alternativa en este hemiciclo", declaró dirigiéndose a los diputados de izquierda, en particular a los del Partido Socialista, opuestos a un texto que califican de "regresión social".

En esta ocasión el recurso al 49.3 se ha hecho en un clima mucho menos tenso en el seno de la izquierda, dado que los electos estaban centrados en el debate sobre la cuarta prolongación del estado de excepción tras el atentado de Niza. El martes 19, en el senado, la mayoría de derechas rechazo el proyecto incluso sin debatirlo, al estimar que no se habían tomado en consideración sus propuestas más liberales como, por ejemplo, la supresión de las 35 horas. La oposición de derechas no tiene intención de plantear ninguna moción de censura y el tercer intento de una moción de izquierdas parece más que difícil.

Pero los críticos de izquierda -Front de Gauche, ecologistas y socialistas críticos- intentar juntar 60 firmas para plantear un recurso al Consejo Constitucional [de la Ley] por no haber "respetado el debate parlamentario", según afirman el Front de Gauche. El recurso, que prosperaría si se le sumaran los votos de la derecha, se está "estudiando" con los juristas, como precisó Christian Paul, portavoz de los "críticos".

A contra-corriente de la opinión pública

A pesar de una protesta excepcionalmente larga, que comenzó con la publicación del ante-proyecto de ley de la ministra de trabajo Myriam El Khomri, al final el gobierno habrá logrado pasar su gran reforma. Solo que a contra-corriente de la opinión pública (según los sondeos, siete de cada diez personas se declara opuesta a la Ley) y pagando el precio de diezmar la mayoría parlamentaria a menos de un años de las elecciones presidenciales y legislativas. Ahora bien, Manuel Valls admitió que no existía mas que una "mayoría relativa" en la Asamblea, a pesar de lo cual optó por utilizar el Art. 49.3 para hacer pasar un texto de "progreso social" frente a los "conservadurismos".

A falta de 2 votos, los críticos socialistas fracasaron por dos veces a la hora de presentar junto con los ecologistas y el Front de Gauche una moción de confianza, inédita, contra su propio gobierno y, de ese modo, enmendar el "nucleo" del texto: el artículo 2 que consagra la primacía de los acuerdos de empresa frente al convenio de rama en materia del tiempo de trabajo. A pesar de algunas concesiones en torno al reforzamiento del papel de las ramas profesionales, el Gobierno se mostró inflexible en relación a este artículo que constituye el núcleo duro de la ley, defendida por la Confederación francesa democrática del Trabajo (CFDT).

La CGT denuncia "una medida de fuerza"

La Confederación General de Trabajo (CGT) denunció el miércoles 20 que Manuel Valls recurriese por tercera vez al artículo 49.3, lo que considera que es una imposición por la fuerza. Y remacha:

"El gobierno ha perdido la batalla ideológica, ha perdido toda credibilidad ante la población y además ha mancillado los valores de la República." Y llama a participar a la nueva jornada de movilización acordada por la Intersindical para el 15 de septiembre. A lo largo del verano, "[la CGT] hará campaña en los centro de trabajos y en los de vacaciones", para proponer "el envió de postales al presidente de la República indicándole que seguirán movilizándose a la vuelta de vacaciones".

"La indignación sigue ahí"

Porque en la calle, la protesta sigue en pie a pesar de la pausa estival tras doce jornadas de manifestaciones entre el 9 de marzo y el 5 de julio, a menudo con actos violentos. Los sindicatos que se oponen a la Ley, con la CGT y FO a la cabeza, han prometido retomar las movilizaciones. "La indignación sigue ahí. El gobierno no ha logrado acabar con ella", afirma Philippe Martinez, secretario general de la CGT.

"Este proyecto de Ley está, y seguirá estando, preñado de su carácter antidemocrático", dijo FO, para quien "el contexto relacionado con los atentados y el debate en el Parlamento en torno a la prolongación del estado de excepción tendrían que haber conducido al gobierno, por simple respeto a la democracia, a suspender el proceso de debate parlamentario". Este sindicato denuncia que el Gobierno ha permanecido sordo a las múltiples propuestas que se le han hecho y considera que "solo una muy fuerte movilización (…) le obligará a determinados retrocesos".

En los exteriores del Palacio Bourbon, a iniciativa del sindicato Solidaires y del movimiento Nuit Debout, estaba prevista una acción con una pancarta que sería elevado por globos al a altura de la Asamblea.

La patronal medio satisfecha

La patronal aplaudió la primera versión del texto a principios de marzo. Pero las modificaciones aportadas después las ha descrito como "retrocesos", sobre todo la que suprime el limitar las indemnizaciones en caso de despido. Denuncia que se ha "perdido" la reforma, en términos de la Confederación de Pequeñas y Medianas empresas (CGPME), que "no servirá para nada en términos de empleo" según la gran patronal (Medef), si bien están de acuerdo en numerosos puntos.

El primero de ellos, la "garantía para los despidos económicos", cuyos motivos se concretarán en el código de trabajo. Es cierto que la noción de "perímetro nacional" para caracterizar las dificultades económicas de un grupo ha sido retirada, para desgracia del Medef, pero las pequeñas y medianas empresas estiman que se ha tenido en cuenta el tamaño de las empresas para valorar sus dificultades. Sin embargo, la patronal se muestra contraria a la creación de la "cuenta personal de actividad", que incluye la contabilización de las penalidades, elemento detestado por la patronal.

20/07/2016

http://www.lemonde.fr/politique/article/2016/07/20/loi-travail-le-gouvernement-a-une-troisieme-fois-recours-au-49-3_4972394_823448.html

Traducción: VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons