Grabar en formato PDF
Italia
Elecciones municipales: una dura derrota para el partido del gobierno
21/06/2016 | Franco Turigliatto

La segunda vuelta de las elecciones municipales del 19 de junio ha constituido una dura derrota para el partido del gobierno, el PD, y su jefe Renzi. El Movimiento 5 Estrellas (M5S) ha ganado dos ciudades fundamentales del país, Roma, la capital, y Turín, la mayor ciudad industrial.

La candidata del M5S en Roma, Virginia Raggi, obtiene una victoria aplastante, logrando 300 000 votos más que en la primera vuelta, capitalizando toda la oposición al candidato del PD Giachetti y a su padrino Ranzi y realizando resultados muy elevados en los barrios más populares.

En Turín, a pesar del apoyo de todos los poderes fácticos de la ciudad (desde la Fiat al Banco Intesa San Paolo) al candidato del PD y alcalde saliente Piero Fassino, Chiara Appendinno del M5S polariza el enorme malestar social de la ciudad, que tiene una tasa de paro muy alta, entre los trabajadores y amplios sectores de la pequeña burguesía empobrecida, llegando casi a doblar los votos y por tanto con un éxito muy claro en las barriadas populares.

Los buenos resultados de los candidatos del PD en Bolonia y Milán no logran atenuar la derrota global, porque no hacen sino confirmar los votos de la primera vuelta y porque son obtenidos frente a una derecha también en dificultades. Además, en muchas ciudades de tamaño medio, cuando había segunda vuelta, han ganado coaliciones de centro derecha o el M5S.

Nápoles, la excepción antiausteridad

El éxito del M5S se apoya en un fuerte apoyo a los temas de honradez, contra la clase política, pero también planteando de vez en cuando objetivos o bien más sociales, de “izquierdas”, o bien más ambiguos, incluso de derechas, a fin de cubrir un amplio espectro político. Este planteamiento corresponde a su naturaleza interclasista.

Su victoria se combina también con duros fracasos de las fuerzas de la izquierda en la primera vuelta de las elecciones, que pagan así el precio de sus decisiones en un pasado reciente y que ponen en cuestión sus programas. El de Nápoles constituye un caso particular: la gran victoria de De Magistris, alcalde saliente, sobre el candidato de la derecha, con un PD excluido de la segunda vuelta, es la expresión de una coalición claramente de izquierdas y representa una derrota de los campos políticos que se han sucedido en el gobierno estos últimos 25 años. Esta coalición y este alcalde se apoyan en una oposición radical a las políticas de austeridad, con lazos fuertes con los movimientos sociales y las luchas y en una unidad respetuosa de las diversidades. De Magistris ha subrayado que su victoria había sido obtenida contra el PD, contra la derecha y contra el M5S.

En fin, estas elecciones muestran a las clases dominantes la fragilidad de un marco institucional concebido para gestionar el bipartidismo de la austeridad (entre centro-izquierda y centro-derecha), marco ya en crisis y que, lejos de impedir las sorpresas y los incidentes políticos, podría facilitarlos. La ley electoral del Italicum, sin embargo tan elogiada, podría volverse como un boomerang contra la estabilidad institucional, y el referéndum sobre la contrarreforma institucional antidemocrática, que Renzi esperaba ganar fácilmente este otoño, se vuelve un poco más difícil para el Primer Ministro.

21/06/2016

http://www.npa2009.org/actualite/international/elections-municipales-en-italie-une-rude-defaite-pour-le-parti-de

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons