Grabar en formato PDF

"Gipuzkoa zutik!"
Ocupación de la plaza publica en Gipuzkoa
06/06/2016 | Kepa Olaitz y Joxe Iriarte, "Bikila"

Zutik!, Debout!, En pie!. Un adjetivo que para quienes escriben estas paginas agita muchos y significativos recuerdos/1, que en el presente conecta con los nuevos vientos que soplan las plazas francesas ( y anteriormente con el movimiento del M15 y posteriomente con Gdem Izik del Sahara, Gezi de Istmbul, Wall Street Ocuppy, etc, según el manifiesto publicado por los covocantes) y la recientemente convertidas en epicentro simbólico de la lucha contra la reforma laboral que pretende implantar el ejecutivo socialista francçes(ampliándose a una critica mas general de la gestión gubernamental y el austeritarismo impulsado por la Troika).

El movimiento Gipuzkoa Zutik!, ha surgido para dar continuidad a la cadena humana realizada contra el proyecto de Incineradora de la Diputación gipuzkoana liderada por el PNV en comandita con el PSE. Dicha cadena humana partido del hospital oncológico hasta la plaza Gipuzkoa sede de la Diputación superando ampliamente la cifra de 5000 personas necesarias para cubrir el evento.

El proyecto de construir una incineradora en Zubieta es el colofón del empecinamiento del PNV contra el plan de recogida selectiva y posterior tratamiento de los residuos de la provincia impulsada por la Diputación anterior y los ayuntamientos gestionados por Bildu (en los pueblos donde funciono el resultado fue espectacular, ya que se supero el 75% de recogida de recogida selectiva). Tal plan en estos momentos esta siendo desmantelado en diferentes ayuntamiento gestionados por el PNV y PSOE, como antesala a la construcción de la incineradora.

La incineradora, además de innecesaria/1, económicamente es un pelotazo a favor de la gestión privada costara una millonada (300 millones de Euros que se pagara mediante impuestos durante 30 años)) y es un sin sentido ecológico, además de dañino para la salud de las poblaciones limítrofes en un área de mas e 20 Km. (incluida la capital). Y es precisamente el tema de la salud lo que esta produciendo las reacciones mas fuertes.

Se ha creado una asociación: SOS-Gurasoak (SOS-Padres), que agrupa a familiares de los escolares de la zona y ha organizado varios encuentros de debate sobre el tema de la salud, a los que, como es habitual, no ha aparecido nadie de la Administración ni ningún profesional defensor de la incineradora.

A ello hay que sumar la activación del movimiento en defensa del anterior proyecto y la entrada en liza de un amplio colectivo de profesionales de la salud, por todo lo cual el PNV se ha visto obligado a pasar de la política de silencio absoluto sobre el tema (salvo los anuncios propagandísticos sobre la pronta puesta en marcha de la construcción de la incineradora) a la de la agresión mediática contra el movimiento y muy preferentemente contra los médicos.

Los mismos que, con la ayuda de los medios de comunicación, en la legislatura anterior utilizaron todo tipo de bulos y mentiras contra el sistema alternativo de recogida de residuos puerta a puerta, tachándola de sucio, insalubre, caro y, sobre todo, apestoso, tachan ahora de mentirosos y demagogos a los profesionales que en base al principio de precaución alertan de los peligros para la salud que tiene la incineración de sustancias perjudiciales para la salud.

Ocupación de la plaza.

Durante la semana previa a la cadena humana, en determinadas redes sociales empezó a circular una propuesta de ocupación y permanencia en la plaza de Gipuzkoa. Así ocurrió. Decenas de jóvenes con tiendas y sacos de dormir se apostaron en los jardines de la plaza de Gipuzkoa dispuestos a continuar con la protesta (cosa que no ocurría desde hace 5 años) pero ampliándola a la gestión de la Diputación y en general a este sistema capitalista, responsable de poner al planeta al borde del precipicio, y de someter a la población y muy especialmente a la juventud, a todo tipo de injusticias. Y ya de entrada contra la ley mordaza. El PNV, que suele darse de critico con las leyes que emanan del Gobierno del PP, no dudó en utilizarlas (igual que la patronal vasca) para sus intereses. Nada mas instalarse el campamento se presento la Ertzaintza, aunque ese día no intervino.

Pero si en los días posteriores. Municipales y Ertzaintza desalojaron por la fuerza a los presentes en la acampada, que se replegaron al Boulevard. Tras la pertinente asamblea, se decidió regresar a la ubicación inicial. Cosa que se logro.

“Hemos desarrollado una inteligencia colectiva que nos permite tomar decisiones improvisadas (…) Esto nos permitió ayer despistar a la Ertzaintza al menos en dos ocasiones: la primera a las 11:45, cuando al terminar la asamblea en el bule rodearon el Ayuntamiento y la Plaza Gipuzkoa pensando que íbamos a intentar entrar en ese momento. Y la segunda a la tarde, cuando habiendo empezado la asamblea en el lugar en el que nos pararon camino de la Plaza Gipuzkoa, la Ertzaintza decidió retrasar sus posiciones…; momento que aprovechamos para interrumpir la asamblea y tratar de volver a entrar en la Plaza. Ellos reaccionaron intentando bloquear la entrada, pero tras un leve forcejeo, el mando les ordenó abrirnos el paso.

Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que hemos ganado la plaza de la diputación para el pueblo, ya que sabemos como volver a entrar cada vez que nos echen. El miedo está cambiando de bando, vente y entre todas conseguiremos pararles los pies a los políticos corruptos que gobiernan a favor del 1%.. Somos el 99% y vamos a ganar”. Estas palabras colgadas en faceboock por un participante ilustra el estado de animo existente entre los acampados.

Amplio apoyo social.

La ocupación de la plaza es permanente, si bien solo unas decenas se quedan por la noche. Durante el día varía la cantidad de ocupas, sobre todo durante las asambleas, las cuales aumentan de forma sensible el numero de participantes, y mas todavía durante las manifestaciones (una por la mañana y otra por la tarde). En los momentos de mayor tensión, con detenciones por medio/2, la gente opta por la desobediencia, pacifica pero activa. Pero mas allá del numero coyuntural hay que señalar el amplio apoyo y simpatía que ha suscitado en la ciudadanía; así como por parte de diferentes sindicatos (ELA, LAB, ESK, CGT…) y partidos, EH-Bildu, Podemos, Ezker Anitza (IU), además de organizaciones juveniles y diferentes movimientos sociales, particularmente la de la Coordinadora Anti-incineración, si bien estos no participan en tanto que tales.

La permanencia es activa, y en ella se organizan comisiones de trabajo y de debate sobre diferentes temas (leyes represivas, ecologismo, feminismo, etc) así como las movilizaciones a desarrollar, además de actividades lúdicas, comidas y limpieza de la zona ocupada.

La actividad ha dado un fuerte salto este fin de semana (4 y 5 de junio) ampliando el abanico de actividades (al estilo del Herri Alternatiba que siguiendo el ejemplo del año anterior en Baiona, organizo la Carta Social en Bilbao y en pueblos como Oiartzun) incluidas varias manifestaciones. Según lo informado en la asamblea de balance unas 2000 personas participaron a distinto nivel. En la misma se ha discutido sobre la forma de continuar con la acampada, ya que de momento es unánime la decisión de mantenerla, así como el mejorar el nivel de las actividades a desarrollar dentro de la misma. Igualmente el como relacionarse con diferentes agentes sociales.

Queda por ver como reaccionara el PNV que dirige el ayuntamiento y la Diputación. De momento da la impresión que tras un primer momento de primar la fuerza y el desalojo forzado ha decidido relajar la presión en espera de que el movimiento se desinfle o vea la ocasión de una nueva vuelta de tuerca.

Una movida de este estilo durante el año de la capitalidad europea de la cultura desluce la vistosidad de una ciudad volcada hacia el turismo, pero una bronca mayúscula tampoco favorece la imagen de la ciudad. Ese es el dilema a que se enfrentan quienes quieren nadar y guardar la ropa.

El dilema de los y las ocupas es, por el contrario, como mantenerse firmes y creativos.

5/06/2016

Notas:

1/ Manteniendo la anterior política de reciclaje se generarían unas 67 000 toneladas de residuos: cifra muy inferior a las 163 000 toneladas que pretende incinerarse en Zubieta.

2/ Según noticia de última hora es que el juez ha archivado la denuncia de la Ertzaintza contra dos jóvenes detenidos el jueves por la mañana y que iba a ser juzgado el lunes.



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons