Grabar en formato PDF
China/EE UU
Juego de Go en Asia oriental
29/05/2016 | Pierre Rousset

Jugada tras jugada se van colocando las piezas del gran juego de Go [juego de estrategia de origen chino] en el este de Asia. ¿Quién rodea a quién? Desplegando su fuerza naval, Pekín ha tomado posesión de archipiélagos o arrecifes reivindicados por otros países ribereños y afirma su presencia bastante más allá de su esfera de influencia inmediata. La superpotencia estadounidense consolida sus alianzas, antiguas (Filipinas) o nuevas (Vietnam), en torno al llamado mar del Sur de China, en el océano Pacífico/1. No lejos de sus costas, en el centro mismo del “tablero” –ese goban en el que los jugadores colocan sus piezas–, el control del régimen chino sobre el territorio taiwanés se ve amenazado desde que unos “separatistas” llevan la voz cantante en Hong Kong. La partida entre China y EE UU va para largo, pero mes tras mes cambia la disposición del juego, a veces de modo significativo, como ocurre ahora en el estrecho de Formosa/2.

Tsai en Taiwán

Por primera vez, el Kuomintang (KMT) ha perdido las elecciones presidenciales y legislativas en beneficio del Partido Progresista Democrático (DPP), aupando a Tsai Ing-Wen a la presidencia. Es un golpe duro para Pekín. Durante mucho tiempo, el KMT, el partido de la contrarrevolución china, fue el enemigo declarado del Partido Comunista Chino (PCC). Tras la muerte de Mao Zedong y de Chiang Kai-chek (presidente-dictador vitalicio de Taiwán) y el resurgimiento de una burguesía en la China continental, se forjó una alianza entre burocracias capitalistas, gracias a la cual Pekín se aseguró una gran influencia sobre la isla. La victoria de Tsai expresa el rechazo de esta tutela. Ahora se denuncia oficialmente el “terror blanco” ejercido durante mucho tiempo contra la población autóctona por parte del régimen “inmigrado” del KMT/2.

La nueva presidenta no ha hecho suyo el “consenso de 1992”, según el cual no debe haber más que una única China (dividida), que cada gobierno pretendía representar en su totalidad. Dado el acercamiento entre el KMT y el PCC, este consenso anunciaba, a ojos de numerosos taiwaneses, una reunificación ventajosa para Pekín. Hilando fino, las elecciones del 16 de mayo anuncian la opción de “una China – un Taiwán”, que es inaceptable para el PCC. Este, a modo de advertencia, ha lanzado en el sudeste del país unas maniobras militares, rompiendo la tregua diplomática al establecer con Gambia relaciones diplomáticas exclusivas.

Obama en Vietnam

Cuarenta y un años después de la victoria vietnamita en 1975, concluye un lento y tardío proceso de normalización de las relaciones entre Washington y Hanoi. Con motivo de una visita de cuatro días, iniciada el 22 de mayo, Barack Obama ha anunciado el levantamiento del embargo estadounidense sobre la venta de armas a Vietnam. El embargo económico se retiró en 1994 y las relaciones diplomáticas se restablecieron en 1995. Resulta que Vietnam es el único país del sudeste asiático que se opone “físicamente” a la intención de Pekín de apoderarse de los archipiélagos Spratley y Paracelso, una confrontación desde siempre desigual en la que sus navíos de guerra corren el peligro de sufrir algún percance “desafortunado”.

Hongkong, Filipinas

En Hongkong, la liquidación de la “revuelta democrática de los paraguas” abrió un espacio que hoy por hoy trata de ocupar una derecha que se nutre especialmente del rechazo por una parte de la población local de los inmigrantes venidos del continente. Puesto que Hong Kong es una pieza crucial de la integración de la economía china en el mundo “globalizado”, Pekín no tolerará la expresión de ningún tipo de separatismo, lo que introduce un factor de crisis en la gestión de este diminuto territorio.

En Filipinas, el nuevo presidente, Rodrigo Duterte, ha anunciado que la ocupación del arrecife de Scarborough, frente a la isla de Palawan, por el ejército chino sería, de producirse, un casus belli. Al tiempo que defiende el principio de un Estado federal en el archipiélago filipino, es un ferviente nacionalista y probablemente practicará en esta cuestión una diplomacia agresiva. La presencia de EE UU en su ex colonia está muy arraigada, tanto en el plano económico como en el geopolítico (utilización del archipiélago por la VII Flota, bases de vigilancia electrónica…). Duterte proviene de un “clan político” geográficamente marginal en comparación con las “grandes familias” que controlan tradicionalmente la política filipina. Su elección ha sido una sorpresa del todo imprevista. Washington, por tanto, tiene que componérselas ahora con este presidente “advenedizo”, aunque no desconocido, ya que los servicios especiales estadounidenses están muy presentes en Mindanao (de donde procede Duterte) y han tenido oportunidad de colaborar con él...

En conjunto, la situación sigue siendo la misma: políticamente, Washington no puede expulsar al ejército chino de los islotes que ocupa, pero Pekín no puede impedir que la VII Flota circule por aguas que considera de su exclusiva soberanía. En este contexto de alta tensión, sin embargo, no es extraño que se produzcan interferencias entre aviones de combate y buques de guerra, con el riesgo que comportan de un accidente cuyas consecuencias son difíciles de prever. Además, aparecen nuevos “puntos calientes”. La escalada de la tensión prosigue, jugada de go tras jugada.

24/05/2016

http://www.europe-solidaire.org/spip.php?article38049

Notas:

1/ Véase https://www.vientosur.info/?article10996, donde se muestran varios mapas de los lugares en litigio en este mar.

2/ Formosa es el antiguo nombre de Taiwán. El estrecho de Formosa separa esta isla de las costas de China continental. Mide 130 km de ancho en su parte más estrecha.

3/ Tras la victoria de la revolución maoísta en 1949, el KMT se replegó en Formosa con armas, bagajes y familias, un total de dos millones de continentales.

Traducción: VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons