Grabar en formato PDF
Francia
"Violentos": darle la vuelta a la acusación
29/05/2016 | Colectivo

[En este tribuna un centenar de intelectuales y de personalidades denuncia la estrategia del gobierno dirigida a aislar a los "grupos organizados" y exagerar sus actos violentos en Rennes y París para desacreditar las movilizaciones contra la ley El Khomri. Una estrategia que mezcla la infiltración de las manifestaciones por parte de los cuerpos de seguridad, como toda una campaña mediática y política que busca ocultar lo fundamental: el enorme rechazo social no solo a la Ley sino, sobre todo, a la voluntad del gobierno de hacerlo pasar por la fuerza, echando mano del Art. 49.3. Un artículo que permite al gobierno adoptar una ley negando el voto al parlamento, cuando no está seguro de que el mismo le sea favorable. A pesar de toda esta campaña, según un reciente encuesta del Le Parisien, 7 de cada 10 personas consideran que la responsabilidad de la situación está en la actitud del gobierno.]

Hace ya dos meses que el gobierno no sabe qué hacer para dar respuesta a un movimiento que le desborda. Tras haber utilizado hasta la saciedad la retórica "anti-violenta", desde hace una semana ha puesto en marcha una nueva estrategia con el fin de quebrar a quienes se le oponen. Esta estrategia consiste en aislar, en base a los dosieres de los servicios de información, a los "grupos organizados" que la policía ha bautizado como "asociaciones de delincuentes" y, después, acusarles de actos totalmente sobredimensionados con el fin de crear un fuerte impacto tanto entre la población como entre quienes luchan en la calle. Así, en Rennes, el jueves 19 de mayo anunció el arresto de un grupo de 20 "violentos", jóvenes "radicalizados" pertenecientes "a la corriente anarco-autónoma", una "asociación de delincuentes" que se preparaba a "sabotear" el metro de la ciudad. Recabada la información, el sabotaje en cuestión no era más que una acción de bloqueo económico decidido en la asamblea general interprofesional y desarrollada en solidaridad con la CGT-transporte que bloqueaba las carreteras de la periferia de la ciudad. Por lo tanto, la asociación de delincuentes se reunió en los locales de Sud-Solidaires y, de hecho, se preparaba para colocar pasquines en los distribuidores de billetes e, incluso, los más extremistas, introducir espuma expansiva en los mismos.

Se trata de una maniobra idéntica a la desplegada en París el 18 de mayo tras el ataque a un coche de policía por parte de los manifestantes. Mientras que el sindicato de policía privatizaba la Plaza de la República [el sindicato ultraderechista de la policía Allince, convocó una concentración en la plaza para denunciar las movilizaciones] y se sacaba fotos junto a Marion Maréchal-Le Pen, de Eric Ciotti y de Gilbert Collard (el ala más extrema del Front National), una contramanifestación salvaje, dispersada a base de lacrimógenos, se dispersó por las calles de Paris.

Fue en ese contesto en el que en medio de todo el conflicto, un vehículo de la policía fue víctima de una concentración de esa rabia que viene estallando en cada manifestación desde hace dos meses.

Que a fuerza de ser brutalizados, los más pacíficos de los manifestantes lleguen a entonar un lema como "Todo el mundo detesta la policía", "Incluso la policía detesta su trabajo" , "Está claro lo que hace la policia", cuando menos debería llevarnos a reflexionar. Tras el incendio del vehículo policial, el gobierno pasó a la ofensiva, sobredimisionando el incidente a nivel de "tentativa de homicidio voluntario". Y ocultando oportunamente que, según los primeros manifestantes, el policía sacó su arma de servicio para hacer retroceder y que esos mismos manifestantes ayudaron a la policía a salir del vehículo; transformando un pedazo de plástico del que se defiende el policía en "barra de hierro", los manifestantes en "asociación de delincuentes" y buscando los culpables, preseleccionados por la policía, entre los militantes de Acción Antifascista de Paris-Benlieue (AFA), a quienes se les intenta impedir manifestarse desde hace una semana. Y todos los media repiten a coro esta grotesca construcción. ¿Qué importa que tras dos días de arresto policial, el propio ministro del interior acepte en las páginas de Le Monde que, de hecho, no había ningún elemento que permitía vincular a estos cuatro militantes con el incendio del vehículo?

Ahora se entiende mejor el sentido de la declaración de Manuel Valls en el Senado el 17 de mayo "Estos Black Blocs, esos amigos del señor Coupat, todas esas organizaciones que en el fondo no aman la democracia, la repudian y ponen en cuestión sus principios, se toparán con la más firme determinación del Estado y la policía y la justicia."

Lo que en esos momentos se preparaba en Rennes y en París, era una maniobra idéntica a la que intentó Michel Alliot-Marie y Alain Bauer en la época de la razia antiterrorista de Tarnac: poner en el punto de mira, en base a los informes de la policía, a un grupo de oposición a eliminar, imputarles hechos falsos, construir sobre esta base una "asociación de delincuentes" y hacerla pasar a la opinión pública con la colaboración y/o la cobardía mediática.

Si en su día, si esta maniobra fracasó de forma lastimosa, fue porque fueron muchas y muchos quienes adivinaron la operación políticas tras el discurso policial y gubernamental. Lo que en estos momentos se prepara son nuevos "Tarnac" en serie. Por ello llamamos a apoyar a la gente encausada en Rennes y París, así como a los estudiantes, universitarios y manifestantes puestos a disposición judicial y a quienes se encuentran convocados a comparecer. Hacemos un llamamiento para hacer fracasar todo intento de aislarlos e instrumentalizarlos y a luchar por se retiren los extravagantes cargos que pesan sobre ellos. En una palabra: a dar la vuelta a la acusación.

26/05/2016

http://www.liberation.fr/debats/2016/05/26/casseurs-renverser-l-accusation_1455373

Traducción: VIENTO SUR

Primeros firmantes :

Jean-Claude Amara Droits devant !, Loïc Artiaga Maître de conférences, Ludivine Bantigny Historienne, Emmanuel BarotPhilosophe, Nicolas Bautès Universitaire, Daniel Blondet Militant anti-impérialiste, Christophe Bonneuil Historien, Simon Borja Chercheur en science politique, Ali Boulayoune Sociologue, Jérôme Bourdieu Economiste, Houria Bouteldja Militante politique, Jean-Pierre Bouyxou Ecrivain et journaliste, Eric Brun Sociologue, Joël Cabalion Sociologue, Vanessa R. Caru Chercheuse au CNRS, Manuel Cervera-Marzal Sociologue, Grégoire Chamayou CNRS, Déborah Cohen Historienne, Dominique Connan Chercheur, Simon Cottin-Marx Corédacteur en chef de la revue Mouvements, François Cusset Historien et écrivain, Christine Delphy Sociologue et féministe, Gérard Delteil Ecrivain, Emmanuel Deronne Enseignant-chercheur, Nathalie DesquenesJournaliste, Béatrice Dezy Enseignante, Paul Dirkx Sociologue, Elsa Dorlin Philosophe, Joss Dray Photographe, Julien Dufour Doctorant en sociologie, Cédric Durand Economiste, Annie Ernaux Ecrivaine, Jean-Baptiste Eyraud Militant associatif,Samantha Faubert Hispaniste, Alain Frappier Illustrateur,Désirée Frappier Scénariste, Bernard Friot Sociologue et économiste, Franck Gaudichaud Politologue, Vincent GaySyndicaliste et enseignant, François Gèze Editeur, Pierre-Henri Gouyon Professeur au Muséum national d’histoire naturelle, Nacira Guénif Sociologue et anthropologue, Nicolas Haeringer Militant associatif, Hugo Harari-Kermadec Economiste, Eric Hazan Editeur, Hervé Huntzinger Historien, Nicolas Jaoul Chercheur au CNRS, François Jarrige Historien, Francis Juchereau Responsable associatif, Leslie Kaplan Ecrivaine, Razmig Keucheyan Sociologue, Stathis Kouvelakis Philosophe, Jean-Sébastien Kroll-Rabotin Enseignant-chercheur en école d’ingénieurs, Rose-Marie Lagrave Sociologue, Patrice LardeuxMilitant CGT, Mathilde Larrère Historienne, Michelle Lecolle Linguiste, Olivier Le Cour Grandmaison Universitaire, Marius Loris Historien et poète, Pascal Maillard Universitaire et militant, Philippe Marlière Politiste, Guillaume Mazeau Historien, Daniel Mermet Journaliste et écrivain, Fabienne Messica Consultante, Bénédicte Monville-De Cecco Conseillère régionale Ile-de-France (EE-LV), Olivier Neveux Historien d’art,Nicolas Oppenchaim Sociologue, Yves Pagès Ecrivain et éditeur, Ugo Palheta Sociologue, Eugénia PalierakiHistorienne, Luca Paltrinieri Philosophe, Willy Pelletier Sociologue, Irène Pereira Sociologue, Christine Poupin Porte-parole du NPA, Serge Quadruppani Ecrivain, Thierry Ramadier Directeur de recherches au CNRS, Manuel Rebuschi Enseignant-chercheur en philosophie, Marie RivièreComédienne, Olivier Roueff Chercheur en sociologie au CNRS, Alexandre Rosenstein Etudiant en sociologie, Kristin Ross Historienne, Catherine Samary Economiste, Pierre SauvêtreChercheur en sociologie, Guillaume Sibertin-BlancPhilosophe, Jacques Testart Biologiste, Sylvie Tissot Sociologue, Marc Tomczak Enseignant-chercheur, Rémy Toulouse Editeur, Enzo Traverso Historien,Patrick Vassort Sociologue, Anne-Laure Vernet Enseignante-chercheure en arts plastiques, Nicolas Vieillescazes Editeur, Olivier Vinay Agrégé de biologie et vétérinaire, Sophie Wahnich Directrice de recherches au CNRS, Willem Dessinateur, Philippe Zarka Astrophysicien.



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons