Grabar en formato PDF
Siria
Crisis económica, “negociaciones” atascadas y derechos humanos pisoteados
20/05/2016 | Varios

[La realidad siria está presente en los medios fundamentalmente por los atentados terroristas del Estado Islámico o las acciones militares de unos bandos u otros. Todo ello acompañado de atroces imágenes que conmueven más de lo que informan. Los cuatro artículos que reproducimos a continuación dan unas pinceladas imprescindibles sobre la evolución de la situación económica, de la vida de la población, del desarrollo y concreción de las “negociaciones” y de la existencia, y lucha, de miles de presos políticos en las cárceles de la dictadura. Unos presos, en unas condiciones dantescas, de los que nadie habla ndt].

Hundimiento económico que desacredita al régimen

Benjamin Barthe

En el frente económico, igual que en el militar, las noticias no son buenas para el régimen sirio. Ya confrontado a su estancamiento de su operación de reconquista del norte del país, Damasco debe hacer frente ahora al hundimiento descontrolado de su moneda.

Si antes del comienzo de la revolución eran necesarias 48 libras sirias (LS) para obtener 1 dólar, y alrededor de 400 a comienzos de año, hoy son necesarias algo más de 600 en el mercado negro. Esta tasa no oficial es considerada como el verdadero barómetro del estado de la moneda, al estar el curso oficial mantenido artificialmente a la baja por las autoridades.

El movimiento de depreciación es la consecuencia inevitable de la desintegración del aparato de producción sirio bajo el efecto de la guerra. Este fenómeno, que hace que suban los precios de las importaciones y reduce el stock de divisas del país, había sido parcialmente compensado, hasta 2013, por la llegada de ayuda iraní. Pero a partir del verano de 2014, la intensificación de los combates, la devastación de ciudades enteras, la pérdida de territorios y las sanciones occidentales han hecho inútiles los esfuerzos del gobierno.

La caída de la libra se ha acelerado aún más a mediados de marzo, tras el anuncio hecho por Rusia de la retirada de sus fuerzas del país. El miedo a un hundimiento de las líneas lealistas ha desencadenado una estampida hacia el dólar, que se ha disparado cerca de un 50% en algunas semanas.

La tendencia ha sido también reforzada con la publicación por sorpresa, el 20 de abril, por el Banco Mundial de una estimación del montante de las divisas en las cajas fuertes del Banco Central sirio: 700 millones de dólares (616 millones de euros) contra 20 000 millones de euros antes de la guerra, es decir un hundimiento de más del 95% de las reservas. La revelación de esta cifra ha aumentado el efecto de pánico suscitado por el anuncio de la retirada del Kremlin.

Inflación galopante

La constatación de que se trataba más de una aligeración que de una repatriación del dispositivo militar ruso no ha frenado el descalabro de la libra. La tasa de cambio del dólar ha alcanzado 640LS el jueves 13 de mayo, antes de caer a alrededor de 600, después de que el Banco Central hubiera inyectado divisas en el mercado.

La duda se reinstala en las zonas favorables al régimen, explica Jihad Yazigi, redactor jefe de la página de información económica The Syria Report. La gente ve que las fuerzas progubernamentales no llegan a cerrar la carretera de Castello [el último eje de avituallamiento de las zonas rebeldes de Alepo]. Constatan también que la aviación rusa no ha intervenido en Khan Touman [un pueblo estratégico, al sur de Alepo, recientemente recuperado por los insurrectos]. La gente comienza a decirse que el apoyo de Moscú no está tan garantizado como pensaba”.

Para la población, cuya vida en lo cotidiano depende en gran parte de bienes de importación, esta nueva noticia es dramática. El comerciante que debía pagar el equivalente a 500 LS para comprar en el mercado turco un producto que valía 10 dólares antes de la guerra, debe pagar ya 6000 LS, lo que alimenta una inflación galopante. Salvo el puñado de afortunados pagados en dólares, los sirios, cuyos salarios no han progresado evidentemente a la misma velocidad, ven evaporarse su poder de compra.

Sistema D

Damasco vive una pesadilla sin precedentes, dice Mohamed Al-Midani, un residente de la capital, citado por la página siria de información Al-Baladi. “El salario medio de un empleado apenas basta para vivir diez días. La recesión es tan fuerte que ya nadie o casi nadie compra ni vende, salvo productos básicos”.

Para aguantar, los habitantes recurren, aún más que habitualmente, al sistema D, la muleta tradicional de la economía siria. Un abanico de actividades que van del alquiler de una habitación de su vivienda a personas refugiadas hasta los sobornos y la extorsión en el caso de quienes tienen algún poder, pasando por el trabajo de los niños y niñas y la venta de un coche o de una joya de la familia.

Signo de la gravedad de la situación, han surgido algunas críticas en la prensa local, habitualmente controlada absolutamente por el poder. El diario Al-Watan, sin embargo propiedad de Rami Makhlouf, el primo de Bachar Al-Assad, a la cabeza de la mayor fortuna de Siria, se ha permitido publicar una caricatura burlándose del rechazo gubernamental a reconocer su fracaso en el control de los precios.

Las autoridades temen que estallen protestas en la costa, en bastiones pro-Assad como Tartus o Lattaquié, donde las fuerzas de seguridad no podrían reprimir tan fácilmente como en el resto del país. “Para evitar tal desautorización, el régimen ha tomado medidas destinadas a favorecer a sus partidarios, como reservar el 50% de los nuevos puestos de funcionario a las familias de los mártires”, explica Jihad Yazigi.

Una eventual prosecución de la caída de la libra no pondría en peligro a Bachar Al-Assad, cuyo poder no es puesto en cuestión en el interior del régimen. Pero al reforzar la economía informal en detrimento de las instituciones del país, este proceso alimenta el descrédito de quien se presenta como el garante del Estado sirio.

-Artículo publicado en Le Monde el 19/05/2016.

*********************************

Las “negociaciones” se atascan, las “ayudas humanitarias” esperan

Marc Semo

El objetivo era llegar a un alto el fuego duradero y al envío de las ayudas humanitarias para las ciudades asediadas -diez y seis por el régimen, dos por los rebeldes-, a fin de permitir un reinicio de las negociaciones sobre la transición política. Pero las grandes potencias del Grupo Internacional de Apoyo a Siria (GISS, veintiún países y tres organizaciones multilaterales), coapadrinado por los Estados Unidos y Rusia, no han logrado desbloquear la situación en una reunión en Viena, el martes 17 de mayo. Ahora bien, los combates prosiguen sobre el terreno, incluso entre grupos rebeldes, provocando más de cincuenta muertos alrededor de Damasco el martes.

Ninguna fecha ha sido siquiera fijada para nuevas discusiones indirectas en Ginebra entre el régimen y la oposición. “Conversaciones intersirias serán creíbles cuando el cese de las hostilidades sea creíble y cuando sean realizados progresos creíbles en el plano humanitario”, ha explicado el mediador de la ONU, Staffan de Mistura.

Último recurso

Nos hemos puesto de acuerdo en reaccionar si alguien tomara iniciativas con objetivos diferentes a un acuerdo y a la paz”, ha puesto en guardia el Secretario de Estado americano, John Kerry, recordando que “esta guerra no acabará para Bachar Al-Assad ni para su pueblo sin un acuerdo político”. Pero no ha concretado y ya no habla del 1 de agosto para la instalación de una autoridad de transición, como estipulaba la resolución de la ONU de diciembre de 2015.

El único resultado concreto inmediato de la reunión de Viena podría ser el lanzamiento desde el aire de ayuda humanitaria por el Programa Alimentario Mundial a partir del 1 de junio para las zonas asediadas que siguen siendo inaccesibles por carretera. Pero esto sería un “último recurso”, ha reconocido, en Nueva York, un portavoz de la ONU, recordando las dificultades de unos lanzamientos en paracaídas tan costosos como imprecisos. Es necesario también el acuerdo de Damasco y de Moscú. Hasta ahora, tales lanzamientos no han tenido lugar, en abril, más que para sostener el enclave en manos del régimen en Deir ez-Zor, en el este, rodeado por la Organización del Estado Islámico.

-Artículo publicado en Le Monde el 19/05/2016

*****************************************

El régimen sirio bombardea Daraya durante una operación humanitaria

Benjamin Barthe

Esperaban recibir ayuda humanitaria. Este debía ser el primer convoy de las Naciones Unidas y de la Cruz Roja que entrara en su ciudad desde hace tres años y medio. Pero en lugar de las provisiones tan esperadas, los sirios de Daraya, un bastión de la rebelión, en el extrarradio de Damasco, han recibido cañonazos. Tras haber impedido el paso al convoy, que disponía de todos los permisos requeridos, el jueves 12 de mayo, los soldados sirios estacionados a la entrada de la ciudad han bombardeado a la población concentrada un poco más lejos, provocando dos muertos y cinco heridos, según fuentes locales.

Menos de diez kilómetros separan el centro de Damasco, donde tienen sus bases la ONU y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), de Daraya, en el sur de la capital. Desde noviembre de 2012, fecha del asedio de la ciudad por el ejército regular, ningún convoy de ayuda había sido autorizado por el gobierno sirio a franquear esta distancia. Poblada por 100 000 habitantes antes de la revolución, la ciudad fue una de las pioneras del movimiento de protesta anti-Assad, antes de convertirse a la lucha armada bajo la represión, como el resto del país.

Su lugar particular en la historia de la revolución y su proximidad con el aeropuerto militar de Mezzeh, el más importante de la región de Damasco, le han expuesto de forma particular a la venganza del régimen. La masacre que perpetraron en ella en agosto de 2012 los militares sirios (350 muertos) figura entre las peores de estos cinco últimos años. Los miles de barriles bomba lanzados sobre sus barrios han conducido a la destrucción del 90% de sus edificios y al éxodo de la población en las mismas proporciones. Los 8 000 habitantes que han permanecido allí sobreviven con una comida al día, una sopa de lentejas, un poco de arroz, o algunas hojas de ensalada.

Mascarada

El acercamiento entre Moscú y Washington, traducido en la corta tregua del mes de marzo, ha incitado al régimen a aflojar su torniquete. Desde comienzos del año, 250 000 personas han podido ser revitualladas en Siria, de un total de 410 000 que viven en zonas asediadas. Damasco, hasta entonces inflexible, ha acabado por dar su luz verde al envío de ayuda hacia Daraya, hace algunos días.

Solo cuatro camiones, conteniendo kits quirúrgicos, medicamentos, vacunas, pero no alimentación (salvo leche para recién nacidos), habían sido autorizados. Es todo lo que la ONU y el CICR habían podido obtener del gobierno sirio, con gran perjuicio para la población, aterrorizada por la idea de sufrir la suerte de Madaya, otra ciudad rodeada, donde una treintena de personas murieron de hambre en 2015, antes de que fueran distribuidos víveres en enero 2016.

Pero tampoco este modesto cargamento ha podido ser entregado. Según una fuente humanitaria de alto rango, la 4ª división blindada, la unidad de élite desplegada alrededor de Damasco, habría exigido, a fin de dejar pasar a los camiones, que fueran vaciados de toda su carga, con excepción de las vacunas. Los organizadores han preferido darse la vuelta antes que prestarse a tal mascarada. Algunos minutos más tarde, nueve obuses de artillería caían sobre el lugar en el que los habitantes de Daraya se habían reunido esperando al convoy. Un padre y su hijo han muerto en estas explosiones.

- Artículo publicado en Le Monde el 13/05/2016

*********************************

La suerte de decenas de miles de presos y la revuelta de los detenidos de la cárcel de Hama

El 1 de mayo ha estallado una revuelta en la prisión de Hama como consecuencia de la tentativa de transferir a cinco detenidos hacia la prisión militar de Sednaya. Para el conjunto de los prisioneros, la suerte de los cinco detenidos no podía ser sino su ejecución. El levantamiento de los prisioneros ha sido filmado con un smartphone.

Diferentes cadenas de tv han reproducido algunos fragmentos de imágenes. Como en los levantamientos masivos en un sistema concentracionario así, los rebeldes se han apoderado de los guardianes y han tomado el control de diversas zonas de la prisión. Las fuerzas militares de la dictadura no han dudado en disparar contra la cárcel.

El levantamiento de esta prisión -que remite a la represión masiva de la revuelta de la ciudad de Hama en 1982- ha sacado a la luz tanto la brutalidad de la reacción del poder, las tácticas de conciliación por razones diplomáticas como, sobre todo, la suerte de decenas de miles de prisioneros en las condiciones más inhumanas por el régimen Assad, régimen con el que “la comunidad internacional se esfuerza en negociar”.

La suerte trágica de los prisioneros en Siria ha sido ilustrada, si se puede utilizar este término, por las fotos de “César” un antiguo fotógrafo médico-legal de la policía militar del régimen, que pudo sacar unos 50 000 fotos de presos torturados hasta la muerte. Sin embargo, la suerte de los presos no ha sido tomada en cuenta por el representante de la ONU, Staffan de Mistura, en las pretendidas negociaciones. Más exactamente, algunas fórmulas diplomáticas dan a entender que esta cuestión deberá ser abordada, una vez que la “fórmula de transición” sea establecida. Sin embargo, el estatuto mismo de los prisioneros concreta lo que es la columna vertebral de este régimen que debería, según quienes pretenden expropiar al pueblo sirio de su revolución, formar parte de una “transición hacia la paz”.

En el curso del Foro “L’Autre Genève” Mazen Darwish va a explicar las razones por las que la situación de decenas de miles de presos no puede de forma alguna ser un punto secundario de una negociación por una paz concreta (Red. A l´Encontre).

********************************

Declaración sobre la prisión central de Hama *

Quienes firmamos este documento como individuos u organizaciones, lanzamos un llamamiento a las Naciones Unidas, el Grupo de Apoyo Internacional sobre Siria [que forma parte de las “discusiones de paz de Viena”] así como a las organizaciones y organismos internacionales concernidos a fin de que protejan y vigilen los derechos de los detenidos así como que tomen medidas inmediatas para asegurar la seguridad de los prisioneros de la prisión central de Hama que han comenzado una protesta el 2 de mayo de 2016.

Esta protesta ha sido lanzada como respuesta a las violaciones de los derechos humanos más elementales de los presos por parte de las fuerzas gubernamentales sirias. A fin de romper la situación actual de punto muerto, los detenidos han presentado al gobierno las reivindicaciones siguientes:

1. La liberación inmediata de todos los presos detenidos arbitrariamente;

2. El cese de transferencias de detenidos hacia otras ramas de las fuerzas de seguridad o hacia los “tribunales militares” que deciden in situ o hacia la prisión de Saidnaya donde los detenidos se enfrentan inevitablemente a la muerte debido a torturas brutales y violentas;

3. La supresión de los tribunales arbitrarios o de facto, sean militares o que tengan que ver con pretendidos “tribunales antiterroristas” cuyo funcionamiento se basa en confesiones arrancadas bajo la tortura por los llamados servicios de seguridad;

4. Una mejora de las condiciones de los detenidos a fin de que sus necesidades elementales sean satisfechas y que los organismos internacionales puedan realizar visitas periódicas a las prisiones.

Diez días después de que fuera concluido un acuerdo verbal, parece que el régimen no tenía más que un único objetivo: ganar tiempo. solo algunos prisioneros han sido soltados y cuando los propios detenidos exigieron la puesta en marcha de los términos del acuerdo, los guardias amenazaron con cerrar las puertas. El plazo fijado del 14 de mayo para la puesta en marcha de los acuerdos ha expirado ya. Esto significa que los detenido no pueden comunicarse con los organismos internacionales y que están cortados del mundo exterior.

Quienes firmamos este documento, como individuos u organizaciones, expresamos nuestra profunda preocupación sobre la suerte de los centenares de detenidos de la prisión de Hama y lanzamos un llamamiento a la comunidad internacional para que haga presión sobre el régimen para que respete sus compromisos, en particular la liberación de los detenidos según el acuerdo concluido anteriormente. Llamamos igualmente a las Naciones Unidas y al Comité Internacional de la Cruz Roja para que asuman la responsabilidad de la seguridad de los detenidos de la prisión central de Hama.

Llamamiento publicado el 17 de mayo de 2016.

* El conjunto de las organizaciones y personas firmantes están mencionados en esta dirección:

https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1015694628480114&id=493368000712782&substory_index=0

Artículos publicados en http://alencontre.org/moyenorient/syrie/syrie-un-effondrement-economique-qui-discredite-le-regime.html y http://alencontre.org/moyenorient/syrie/syrie-un-effondrement-economique-qui-discredite-le-regime.html

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons