Grabar en formato PDF
Kurdistan
¿Quiénes son los Halcones de la Libertad del Kurdistán?
06/05/2016 | Amed Dicle

Es importante analizar quiénes están detrás de los Halcones de la Libertad del Kurdistán (Teyrêbazên Azadiya Kurdistan, TAK) –una organización que ha llamado la atención ampliamente a raíz de sus acciones recientes en Ankara–si queremos comprender qué está ocurriendo en Turquía y Kurdistán. De hecho, no habrían de ser los kurdos, sino el Estado quien debería explicar este fenómeno, ya que la existencia de la organización es el resultado directo de la política del Estado. De todos modos, vamos a examinar la estructura general de la organización.

De acuerdo con la información que consta en su página web, los TAK se formaron como organización en 2004. Dicen que en 2004 y 2005 no realizaron ninguna acción y que empezaron a actuar en ciudades turcas en 2006. La primera acción de los TAK se llevó a cabo el 22 de mayo de 2007. Güven Akkuş (Erdal Andok), miembro de la organización, realizó el atentado en el bazar Anafartalar, en el distrito de Ulus,en Ankara. Akkuşera de Maraş, se crio en Estambul y se unió a la organización viniendo de Europa. Los TAK declararon que el objetivo del atentado era Yaşar Büyükanıt, el entonces jefe de estado mayor de las fuerzas armadas turcas. La acción no tuvo éxito. El contexto político en la época del atentado era agitado, como hoy, con indicios de que el líder kurdo, Abdullah Öcalan, estaba siendo envenenado en la cárcel, causando indignación entre todos los kurdos en el mundo entero.

En su página web, los TAK dicen que realizaron acciones entre 2006 y 2012, pero no hay información sobre los detalles de las mismas. En 2013 y 2014, la organización no llevó a cabo ninguna acción. Volvió a actuar el 23 de diciembre de 2015, con un atentado en el aeropuerto Sabiha Gökçen, y, después, realizando las dos acciones en Ankara en 2016. En su declaración escrita del 30 de diciembre de 2015, los TAK calificaron los objetivos, acciones y tácticas del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) y de otras organizaciones kurdas de “respuestas demasiado blandas e ineficaces a la guerra que está librando el fascismo de la República Turca contra el pueblo kurdo” y anunció el comienzo de un nuevo proceso.

Los TAK no realizaron ninguna acción durante las negociaciones entre el Estado turco y el movimiento kurdo (2013-2015) en Imralı, pero declararon que volverían a actuar una vez concluidas aquellas. En la misma declaración, señalaron que vengarían la opresión y las masacres cometidas contra el pueblo kurdo. En otras palabras, los TAK se posicionaron como una organización de venganza y, asimismo, se organizó para dar respuesta a todas las amenazas y presiones dirigidas contra los kurdos y Öcalan.

Tras los recientes atentados de Ankara, mucha gente ha dado a entender que los TAK forman parte del PKK o se hallan bajo su influencia. Los TAK no son el PKK. El PKK ha declarado muchas veces que no tiene nada que ver con los TAK. El PKK es un movimiento que tiene proyectos políticos y sociales y una perspectiva. Está organizado en numerosos ámbitos diferentes de la vida y cuenta con miles de guerrilleros. No es lógico que un movimiento que tiene estructuras militares decida crear otro grupo militar. Sus acciones contra soldados y fuerzas militaristas no atentan contra las leyes de la guerra y considera que los atentados contra civiles son crímenes de guerra. El PKK firmó la convención de Ginebra en 1994 y realizó una investigación sobre sus acciones a lo largo de la década de 1980 que provocaron la muerte de civiles. Criticó esos atentados y condenó el asesinato de civiles y la lesión de sus intereses, aunque fueran accidentales.

Los TAK señalan que sus objetivos son instituciones y la economía del Estado turco. Ha declarado que no atenta contra civiles y ha expresado su pesar por las muertes de civiles en Ankara. Según deducimos de las declaraciones recientes de la organización, los TAK consideran que la acción del PKK es incompleta y ellos adoptan una línea más radical. Por dichas declaraciones podemos ver que algunos miembros de la organización han pertenecido al PKK en el pasado. Muchos miembros de los TAK provienen de los grupos sociales que se crearon al calor de la lucha del PKK. Sin embargo, los TAK y los jóvenes organizados en su seno consideran que los esfuerzos del PKK por alcanzar una solución política son insuficientes y forman organizaciones que pretenden intensificar las luchas.

Decir que los TAK y el PKK son lo mismo solo puede ser un ardid de guerra psicológica o fruto de la ignorancia más completa. Por tanto, ¿podría el PKK parar los pies a los TAK si quisiera? La respuesta a esta pregunta es no.En su página web, los TAK especifican que no reciben órdenes del PKK y que proseguirán con sus acciones hasta la liberación de Öcalan y del pueblo kurdo. No es una cuestión sencilla, va más allá de las jerarquías y las relaciones orgánicas. Las dimensiones sociológicas y emocionales de la cuestión son más profundas de lo que piensa la mayoría de la gente.

¿Por qué existen los TAK, cuando ya hay una organización radical como el PKK que libra una lucha política, militar y social? Esta es la pregunta que hay que plantear, porque miles de jóvenes de Kurdistán creen que solo combatiendo al Estado turco se puede conseguir un resultado. Miles de personas gritan “venganza” en las calles y reclaman al PKK que vengue a los kurdos. Hay motivos sociológicos por los que algunas personas piden venganza. Miles de jóvenes kurdos llevan fotos de militantes de los TAK en las calles de Turquía, Londres, Berlín, París y Bruselas. Miles de jóvenes criticaron al PKK por no seguir combatiendo durante el proceso de negociación en Imralı. Si uno va a cualquier acto que reúna a miles de personas kurdas, verá que muchas de ellas comparten la perspectiva de los TAK. Es fácil observar a miles de jóvenes que se expresan de la misma manera.

Así que es imposible comprender la situación si no se tiene en cuenta la realidad de Kurdistán y del pueblo kurdo. Muchos grupos que son sensibles a la cuestión kurda han de percatarse, todavía, de la situación. No entienden por qué miles de jóvenes se unen a los TAK. Se centran en los componentes políticos de la situación y no en los sociológicos. En su página web, los TAK no ofrecen un proyecto político para el futuro. Puesto que toda acción responde a motivos políticos y tiene consecuencias políticas, la política es la única vía hacia la disolución de los TAK. Es preciso superar las condiciones políticas y sociales que conducen a este tipo de acciones; y esta necesidad la hemos notado en 2013 y 2014. Cuando el Estado puso fin al proceso de negociación y a las conversaciones reanudando las masacres, los TAK se reactivaron. La política evita que este tipo de organizaciones adquieran un arraigo social.

Hemos de preguntarnos por qué hay veinteañeros que se sacrifican y se organizan con este fin. Es más útil examinar a los TAK a través de la sociología que mediante el simple análisis político. ¿Quiénes son esas personas? Los miembros de los TAK son los conocidos, vecinos y familiares de Taybet Inan, una mujer de 60 años de edad y madre de ocho hijos, que fue asesinada y cuyo cuerpo fue abandonado por la policía en la calle en Silopi para que se pudriera… Son los compañeros de estudios y colegas deHacı Birlik, cuyo cadáver fue arrastrado tras un vehículo blindado en Şırnak… Son los amigos de Mahsum, sobre cuyo cadáver pasaron los tanques en Diyarbakır… Son las amigas de Ekin Van, cuyo cadáver fue expuesto públicamente, desnudo, después de ser ejecutada en Varto… Son los conocidos y familiares de decenas de mujeres y hombres que fueron quemados vivos en sótanos en Şırnak…Son los hermanos y hermanas de cientos de niños que fueron asesinados a tiros mientras jugaban delante de sus casas… Son los hijos de familias cuyas casas fueron destruidas en el Sur y cuyos parientes fueron ejecutados en la calle… Son los hijos de las calles que ostentan pintadas como la que dice “Muestra orgullo si eres turco, obedece si no lo eres”, escritas en las paredes por la policía y soldados del Estado...

En resumen, cualquier joven kurdo dará miles de razones para unirse a los TAK. No se puede aprobar la muerte de civiles. Todo el mundo tiene derecho a criticar y condenar esas muertes. Deberíamos criticar más y dejar claro que apuntar contra civiles no es aceptable en ninguna guerra. Sin embargo, todas estas consideraciones no cambian la realidad de los TAK, porque las realidades arriba descritas determinan las emociones y los pensamientos de miles de personas. ¿Cuántos intelectuales turcos que analizan hoy la cuestión kurda conocen los “sótanos de salvajismo” de Cizre, o saben lo que les pasó a Taybet Inan, Hacı Birlik, Ekin Van y a Miray, la niña de tres meses de edad que murió acribillada en Cizre en brazos de su abuelo? Es imposible que personas que no tienen ni idea de estos hechos comprendan a los TAK. Por eso muchos kurdos repudian sus críticas a los TAK y las consideran falsas.

Examinar a los TAK como reacción extemporánea no conducirá a resultado alguno. La única manera de desactivar este tipo de estructuras pasa por poner fin a la opresión estatal y la represión contra el pueblo kurdo. De lo contrario, los TAK seguirán actuando e incluso surgirán nuevos TAK. Algunos dirigentes del partido gobernante que critican ahora al PKK dijeron en su momento que surgirían más PKK si no se resolvía la cuestión kurda. Lo mismo cabe decir exactamente de los TAK. Si miles de personas están dispuestas a sacrificar sus vidas y la mayoría de la sociedad kurda no cree en una solución dentro de las “fronteras turcas”, es hora de replantearse completamente la situación. Centrarse en los resultados, más que en los motivos de las acciones, es la opción más fácil.

27/04/2016

http://www.kurdishquestion.com/article.php?aid=3051-what-is-the-tak-and-who-are-its-members

Traducción: VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons