Grabar en formato PDF
Israel
Netanyahu, Benett, Herzog…¿quién está más a la derecha?
05/05/2016 | Michel Warchawski

En la última reunión del gabinete israelí se produjo un gran enfrentamiento entre el Ministro de Educación Naftali Benett y Benjamin Netanyahu sobre una eventual retirada de las fuerzas de ocupación israelíes de las ciudades palestinas… en las que, por otra parte, según los acuerdos firmados entre Israel y la OLP no deberían encontrarse en absoluto. Netanyahu habría, incluso, amenazado a su socio de extrema derecha en el gobierno con echarle.

Lo que Netanyahu comprende, y Benett se niega a tomar en consideración, es, en primer lugar, una cierta irritación de la llamada comunidad internacional ante el atasco de lo que algunos continúan llamando “el proceso de paz”. Es también la necesidad para el Estado de Israel de proseguir la colaboración con las fuerzas de policía palestina que hacen una parte del trabajo sucio en las ciudades de Cisjordania y para quienes las incursiones israelíes hacen la tarea más difícil.

La iniciativa francesa…

Como trasfondo de este debate interno se encuentra la iniciativa de Jean-Marc Ayrault de convocar una conferencia internacional a fin de desbloquear la situación presionando a las “dos partes”… como si las responsabilidades del bloqueo fueran simétricas. La iniciativa francesa tiene pocas posibilidades de salir adelante, pero al menos ha obligado al Primer Ministro israelí a moverse. Sus últimas declaraciones han dado ocasión a sus adversarios (pero miembros del gobierno) para subir el tono nacionalista, pero también han recibido el aval de las fuerzas de seguridad que, por su parte, conocen tanto la importancia de la colaboración con las fuerzas de policía palestinas como los costes que representa una presencia masiva del ejército israelí.

Para reforzar su imagen de jefe de la extrema derecha, el Primer Ministro israelí ha decidido convocar una reunión del Gobierno… en las alturas del Golan sirio, donde ha declarado, una vez más, que el Golan forma parte íntegra y eterna del Estado de Israel. Tales declaraciones no le habían impedido, hace dos decenios, negociar con el presidente Hafez el-Assad una eventual retirada de esta parte íntegra y eterna de Israel…De lo que se deduce que las correlaciones de fuerzas internacionales y regionales tienen más influencia que todas las ideologías y las promesas electorales.

El original y la copia

Pero para expresar esta correlación de fuerzas, será necesario algo más que una conferencia internacional a la que palestinos e israelíes ni siquiera están invitados. Pues Netanyahu se siente fuerte, con una opinión pública que se ha deslizado mucho a la derecha, como confirma un sondeo reciente en el que dos tercios de la población demandan que el soldado que ha asesinado a un palestino neutralizado y gravemente herido no sea llevado ante los tribunales.

Yitzhak Herzog, el jefe de la “oposición”, intenta desesperadamente frenar el ineluctable declive del Partido Laborista situándose aún más a la derecha que el Likud. En esa línea, acaba de declarar que estaba harto de “ser identificado como un apoyo a los árabes” y que ya era hora de cambiar la imagen del partido. Un cálculo electoral miserable y condenado al fracaso: como saben los lectores y lectoras, el electorado prefiere siempre el original a la copia, sobre todo cuando esta copia no tiene sabor ni olor…. si no es el olor del ambiente de racismo en el que vivimos.

1/05/2016

Hebdo L’Anticapitaliste - 334 (28/04/2016)

https://npa2009.org/actualite/international/israel-netanyahou-benett-herzog-qui-est-le-plus-droite

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons