Grabar en formato PDF
Entrevista con Abdelnaser Alayed
Siria:"Los rusos van a engañar a la oposición siria y al resto del mundo"
14/03/2016 | Hala Kodmani

Abdelnaser Alayed, 40 años, fue despedido después de trece años de servicios en las bases aéreas de la región de Alepo. Hoy, analista militar para varias páginas y centros de estudios árabes, está refugiado en Francia desde hace casi un año.

¿La tregua, desde el 27 de febrero, marca una estabilización de los frentes después de la reconquista de la parte esencial de la “Siria útil” por las fuerzas del régimen de al-Asad apoyado por los rusos?

Al no haber logrado el giro estratégico tan rápidamente como lo esperado por la total destrucción de las fuerzas de la oposición armada siria, los rusos han impulsado la negociación político-diplomática y una tregua. Esta implica de hecho una táctica político-militar para obligar a la oposición a una entrega de las armas. Porque la estrategia del régimen, como la de los rusos, sigue siendo la liquidación de la insurrección siria no yihadista. Al lanzar su intervención militar directa en Siria en octubre, Putin había empezado anunciando una campaña de tres meses. Unas semanas después, se puso a hablar de una “guerra prolongada” para acabar con el terrorismo. Y esto después de que los rusos descubrieran sobre el terreno el estado de las fuerzas del régimen, incapaces de lograr conquistas duraderas y garantizadas, a pesar del masivo apoyo y decisivo de la aviación rusa. Las operaciones de reconquista, incluidas las zonas de Latakia o de Alepo, defendidas por los únicos grupos de oposición armada siria no yihadista, se revelaron muy laboriosas y costosas. Las zonas de enfrentamientos se redujeron de 500 a 280 al comienzo de la campaña. Al ejército sirio le faltan reservas humanas. A pesar del apoyo de las milicias iraníes o del Hezbolá libanés, ha sufrido pérdidas considerables en hombres y material. Pero lo más importante es que los rusos se han dado cuenta de que las fuerzas pro-régimen no cuentan con medios para proteger de forma duradera sus conquistas e incluso de que la “Siria útil” es difícil de defender.

¿Esta tregua no aleja los riesgos de un asedio de la parte de Alepo controlada por la oposición que cuenta con casi 300 000 habitantes?

El riesgo de que Alepo sea totalmente sitiada, lo mismo que otras poblaciones de los alrededores de Damasco privadas de cualquier acceso a los alimentos o a la atención médica, no es más eminente. Una vez más, porque las fuerzas pro-régimen son insuficientes para cercar la ciudad y controlar todos sus accesos. Pero el aislamiento de Alepo de su región y la división de otras zonas controladas todavía por la oposición aumentan. La estrategia es romper la continuidad territorial de la región cortando las carreteras que las unen entre sí y transformarlas en bolsas. A pesar de la tregua, los ataques de las tropas kurdas o las nuevas milicias llamadas de la “Siria democrática” sostenidas por los rusos en la “Ruta del Castello” (última vía de acceso para la oposición, de la frontera turca a Alepo) continúan estos últimos días. Esta táctica de fraccionamiento y de arañar territorios se aplica también a otras regiones, por ejemplo en el sur del país, para separar Deraa de los campos que la rodean al este y al oeste.

¿Qué pasa con el control de la frontera turca que Rusia ha considerado necesario para interrumpir la llegada de armas entregadas a “los terroristas”?

El cierre de la frontera turca por medio de las fuerzas kurdas del Partido dela Unión Democrática (PYD) está muy avanzado así como el de la frontera jordana por las milicias iraníes. Eso provoca el encerramiento de las fuerzas de oposición siria en el interior de las fronteras, en la misma lógica que el aislamiento de las diferentes bolsas. En lo que se refiere a la entrega de armas, se trata más que nada de un pretexto, porque Siria se hunde bajo los stocks de armas acumuladas por todas las fuerzas presentes en su territorio; sean las brigadas de la oposición o los grupos yihadistas. Pero es muy probable que próximamente se lleve a cabo una operación para tomar la última zona fronteriza aún en manos de la oposición en el extremo noroeste de Siria. Esto bajo el pretexto de impedir la entrega de armas al frente Al-Nusra presente en la región de Idlib.

¿Considera que la tregua y las negociaciones de Ginebra salvarán a las fuerzas de la oposición siria moderada?

Muchos grupos de la oposición militar y política son conscientes de que son invitados a una suerte de capitulación progresiva, sobre todo porque sus apoyos regionales, especialmente Turquía y los países del Golfo, no tienen los medios para apoyarlos. De entrada, por el abandono americano pero también por las amenazas a las que deben enfrentarse en su propio territorio como se ha visto especialmente con los atentados de Estambul y Ankara. Creo que los rusos van a engañar a la oposición siria y al resto del mundo durante algún tiempo aún. Después de una serie de sesiones de negociación estéril que desembocarán, en el mejor de los casos, en un gobierno en el que algunas carteras de importancia menor se otorguen a personalidades de la oposición, entre los próximos a Moscú, la tregua habrá acabado. Durante este tiempo, las fuerzas del régimen continuarán fragmentando sobre el terreno las regiones de la oposición y los rusos liquidando, mediante operaciones selectivas, a los jefes importantes de las brigadas combatientes, como ya lo han hecho. Dentro de seis meses, los rusos y el régimen echarán abajo la mesa de negociación y encontrarán en frente solo a los yihadistas. Todo para lograr la liquidación total de la oposición siria no yihadista, reduciendo la ecuación, según el Asad y los rusos, a elegir entre el régimen y la organización del Estado Islámico (EI). Entonces, los rusos llamarán al resto del mundo a sumarse a su guerra contra el terrorismo apoyando a las fuerzas del régimen sirio que sueña con ese escenario desde hace tiempo.

¿Empezaría entonces la verdadera guerra contra el Estado Islámico?

Mientras tanto, el Estado islámico y los otros grupos yihadistas van a recuperar a todos los sirios desesperados, decepcionados y engañados por todo el mundo. Percibirán la yihad armada como la única vía posible para los árabes suníes. Todos los combatientes reunirán sus fuerzas y sus experiencias de cinco años de lucha armada para una ola de terror interior y exterior. Pero desde el inicio del conflicto de Siria, se han producido tantos imprevistos y vuelcos que también se puede esperar un acontecimiento exterior o interior que ponga en custión todo este plan.

(Entrevista publicada en Libération el 11 de marzo de 2016)

http://alencontre.org/moyenorient/syrie/syrie-les-russes-vont-balader-lopposition-syrienne-et-le-reste-du-monde.html

Traducción VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons