Grabar en formato PDF
Atentados terroristas
Daech también golpea en Túnez
30/11/2015 | Alain Baron

El martes 24 de noviembre Daech golpeó en pleno corazón de la capital, matando a 12 miembros de la Guardia Presidencial e hiriendo a una veintena más de personas. Al atacar a un cuerpo de élite, Daech ha querido aterrorizar a la población intentando demostrar que nadie debía ya sentirse seguro.

Este acto se produce 11 días después de la noche del 13 de noviembre (en París) que conmovió con fuerza a los y las tunecinos puesto que muchos de ellos tienen en Francia alguna persona allegada y al menos dos tunecinas figuraban en la lista de víctimas. Ese mismo día, en una región pobre del interior de Túnez, un joven pastor era decapitado de forma particularmente atroz/1.

La masacre del 24 de noviembre se produce en un período en el que el movimiento social estaba en pleno auge tras varios años de retroceso y decepciones. En efecto, desde hace un año las luchas han alcanzado un nivel raramente alcanzado anteriormente. Por ejemplo, se ha producido un bloqueo de tres meses de la cuenca minera de Gafsa por jóvenes parados que reivindican un empleo así como más de seis meses de luchas en el sector público para poner fin a la degradación continua del poder de compra.

Se habían logrado una serie de conquistas para el sector público y la UGTT había programado en el sector privado un ciclo nacional de huelgas regionales entre el 19 de noviembre y el 1 de diciembre.

La primera etapa tuvo lugar el 19 de noviembre con una huelga, con alrededor del 90 % de seguimiento, en las 164 mayores empresas privadas de la región de Sfax. Las y los huelguistas habían recibido el apoyo de los asalariados del sector público que pararon en solidaridad. La concentración y la manifestación conocieron una participación comparable a la de la huelga general regional que precedió a la caída de Ben Alí.

Coincidencia del calendario o intención deliberada, la segunda etapa del ciclo de huelgas en el sector privado debía normalmente tener lugar en el Gran Túnez el 25 de noviembre. Pero como consecuencia del atentado ocurrido la víspera hacia las 17 h, la UGTT pospuso esa huelga y las siguientes.

Desde el 24 por la noche, el poder reinstauró el Estado de excepción que se había visto obligado a levantar como consecuencia de las movilizaciones contra el proyecto de ley de blanqueo de los corruptos del antiguo régimen a comienzos de septiembre/2.

Esta capa de plomo de “seguridad” ha sido incluso reforzada con la instauración del toque de queda de 21h a 5h de la mañana en la región de Túnez. Como hacen Hollande y Valls en Francia, el poder tunecino utiliza las acciones terroristas para atacar los derechos democráticos.

Es demasiado pronto para conocer el efecto de la situación actual sobre las luchas en curso. Sin embargo, algunos signos muestran que la población no está dispuesta a dejarse intimidar ni por el totalitarismo islamista ni por el Estado de excepción. Por ejemplo, los y las aficionadas al cine, y en particular la gente joven, han acudido en masa desde el día 25 a las proyecciones organizadas en Túnez en el marco del muy popular festival cinematográfico anual que los organizadores se habían negado a cancelar a pesar de las presiones del poder. Por otra parte, aprovechando la vuelta del buen tiempo, las terrazas de los cafés recobraron su animación habitual.

Igualmente, a pesar del Estado de excepción, la concentración semanal del miércoles para exigir la verdad y la justicia por el asesinato de Chokri Belaid y de Mohamed Brahmi se mantuvo para el 25 por sus organizadores. Los y las participantes desfilaron en manifestación hasta el lugar en donde se había producido el atentado la víspera.

26/11/2015

http://www.europe-solidaire.org/spip.php?article36518

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Notas

1/ Ver el testimonio tras la decapitación de Mabrouk Soltani por Daech, el 13 de noviembre en

http://www.europe-solidaire.org/spip.php?article36457

2/ Ver http://www.vientosur.info/spip.php?article10733 ndt



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons