Grabar en formato PDF
Intersexualidad y género
Reconocimiento del sexo "neutro": ¿una brecha en el binarismo de los sexos?
04/11/2015 | Mimosa Effe

El pasado 20 de agosto, según información revelada por el diario 20 minutos, el Tribunal de Primera Instancia de Tours [Francia] ha reconocido, a demanda de una persona intersexual, "la imposibilidad de asignar a la interesada a un determinado sexo", lo que equivale en realidad a aceptar la idea de que no existen solo dos sexos, dos categorías bien distintas, sino al menos un tercero el "neutro" puesto que es lo que figurará en los documentos sobre el estado civil de esa persona. En fin, no inmediatamente, pues el ministerio fiscal de Tours ha recurrido inmediatamente la decisión del TPI por miedo a que este juicio viniera a mancillar la sacrosanta diferencia de los sexos.

Pues, para el Estado francés, no existen más que dos sexos: hombre y mujer, y cada persona debe poder ser asignada a uno de ellos: la mención de mujer o de hombre figura en el estado civil de las personas; no hay medio de escapar a ello, incluso si, como el 1,7% de la población, has nacido/a intersexuado/a, es decir, que tu sexo no puede ser determinado en el plano biológico de forma unilateral, que tu desarrollo sexual cromosómico, gonádico y anatómico es atípico y que los marcadores de la diferenciación sexual no son todos claramente masculinos o femeninos, tu genotipo (la composición genética) no corresponde a tu fenotipo (la apariencia física). En este caso bien preciso, el médico decidirá por ti si eres un hombre o una mujer. Desde 2011, una circular le permite un plazo de dos años de prórroga para decidir si el niño o la niña es de sexo masculino o femenino. Pero asignar un sexo no es suficiente, esta asignación va acompañada de operaciones quirúrgicas para eliminar todo órgano que no correspondería a tu sexo, es decir, que se opera sin razones médicas a priori, lo que de hecho equivale a la mutilación de cuerpos de niños porque no corresponden a este binarismo que se pretende biológico.

Más allá de la intersexualidad, el problema es claramente que hoy los sexos hombre y mujer, presuntamente verdades biológicas, son muy difíciles de definir biológicamente, como se ha podido ver más de una vez en las competiciones deportivas. Lo cierto es que todos y todas somos portadores a la vez de características de macho y de hembra. Los tests de feminidad puestos en pie por las competiciones deportivas que quieren utilizar criterios objetivos (hormonas, morfología, cromosomas, etc.) se encuentran con resultados que demuestran la dificultad de clasificar al conjunto de seres humanos en solo dos sexos distintos. La categorización en dos sexos biológicos diferentes (y por tanto presuntamente complementarios) conduce a pensar que todo lo que se encuentra entre los dos sería algo "fracasado" de cara a la norma ligada a la facultad de reproducción, y por tanto algo a corregir, a mutilar/1. Pero, según avanza la ciencia, se comienza a descubrir que lo que se creía una verdad inmutable -la división de los sexos- es también una construcción social, puesto que todos y todas somos en un cierto grado intersexuados e intersexuadas, por nuestro sistema endocrino, por ejemplo. Porque en realidad habría un amplio espectro con variaciones diferentes. Por tanto, sí, hay una diferencia de sexos, pero no hay ciertamente dos sexos, sino definitivamente decenas. Es evidentemente importante puesto que es sobre este binarismo de sexos sobre el que está fundado el binarismo de género (las categorías sociales hombres y mujeres) y por tanto la justificación ideológica del sistema patriarcal.

Si la sentencia no es modificada por el tribunal de apelación, se tratará de una primera etapa en el reconocimiento de las personas intersexos, pero habrá que ir más lejos: frenar mutilaciones de los niños, reconocer el derecho a la autodeterminación de las personas intersexos a elegir y no a ser asignados y asignadas por otros (cuerpo médico o padres), y a medio plazo se plantea claramente la desaparición de las categorías "hombres" y "mujeres" que no se justifican biológicamente y aún menos deberían justificarse socialmente.

http://www.npa2009.org/actualite/reconnnaissance-du-sexe-neutre-une-breche-dans-la-binarite-des-sexes

14/10/2015

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Notas

1/. http://www.pikaramagazine.com/2010/11/%C2%BFsera-nino-o-nina/ (NdE)



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons