Grabar en formato PDF
Portugal
Inestabilidad política y crecimiento del Bloco de Esquerda
06/10/2015 | Luis Branco

La coalición de derechas[PSD-CDS] portuguesa ha perdido su mayoría absoluta en el parlamento, pero continúa siendo la principal fuerza política tras las elecciones del domingo. El Bloco ha logrado una espectacular remontada con el mejor resultado de su historia, duplicando casi el número de votos y logrando más del doble de escaños. La pérdida de la mayoría parlamentaria por parte de la derecha ha sido la decisión más importante de los 5,37 millones de votantes en las elecciones legislativas en Portugal. Los dos partidos de la coalición gubernamental han perdido alrededor de 700 000 votos en relación a las elecciones de 2011 (pocas semanas después de haber firmado el memorándum de la troika), logrando el 38 % de los votos. La severa austeridad impuesta al pueblo portugués obligó a emigrar a casi medio millón de votantes que no pudieron votar el domingo. El Partido socialista no ha sido capaz de capitalizar el voto de protesta existente y sólo logró 200 000 votos más que en 2011, el 32 %.

La habitual alternancia entre los grandes partidos se ve afectada, porque el Partido socialista es ampliamente percibido como corresponsable del memorándum firmado con la Troika justo antes de las elecciones de 2011 y por el silencio que mantiene ante los principales temas europeos, empezando por la cuestión de la deuda. El hecho de que el año pasado fuera encarcelado el ex primer ministro, José Sócrates, por sospechas de corrupción (fue liberado y puesto bajo vigilancia domiciliaria al inicio de la campaña electoral y aún no existe una acusación firme contra él) y que Antonio Costa asumiera el liderazgo imponiendo elecciones internas en el partido tras la corta victoria del PS en las elecciones europeas (cuando estaba dirigido por el oponente Sócrates), ayudó a dividir y desmovilizar a su electorado.

Entre las fuerzas anti-austeridad, el Partico comunista (PCP) no ha logrado capitalizar la revuelta expresada en las calles durante los "años de la troika" y conserva el electorado de las elecciones anteriores, ganando un escaño más (8 %, 17 escaños). La única fuerza política que ha tenido éxito a la hora de atraer el voto de protesta de forma clara, ha sido el Bloco. Con el 10 % de los votos (550 000, casi el doble que en 2011) y 19 escaños, el Bloco ha conseguido arrebatar escaños a la derecha en varios distritos electorales y se ha convertido en una fuerza nacional, con representantes en diez distritos/1. Uno de ellos constituye todo un record en los 40 años de democracia: por primera vez la izquierda radical logra un escaño en el archipiélago de Madeira.

Tres de los recién elegidos diputados son independientes. Entre ellos se encuentra un veterano activista en defensa de los derechos de las personas discapacitadas que ahora obligará al parlamento a garantizar la accesibilidad para que pueda acceder a su escaño y a la tribuna en silla de ruedas.

Este resultado se ha construido fundamentalmente en torno a la actividad desarrollada por la nueva dirección del Bloco tras el congreso nacional en noviembre de 2014. Su portavoz, Catarina Martins, ha salió ampliamente victoriosa y aplaudida en cada uno de los debates televisivos que tuvo con el primer ministro, el vice-primer ministro y el líder de PS; logró el apoyo popular más grande de toda la historia del Bloco en la campaña de calle.

El resultado electoral confirma la calurosa acogida que tuvo en todos los puntos del país a lo largo de los dos últimos meses. Y Livre, un partido constituido por disidentes del Bloco cercanos al PS (con amplia cobertura mediática) ha sido condenado a la irrelevancia política con un 0,72 % de los votos. El único pequeño partido que ha logrado entrar en el parlamento es el PAN, que defiende los derechos de los animales y está dispuesto a apoyar a cualquier gobierno.

Con una izquierda mayoritaria en el parlamento, ha llegado el momento para que el PS asuma su responsabilidad y trate de negociar una alternativa de gobierno que pueda ser apoyada (o no rechazada) por el Bloco y el PCP. Pero la primera reacción de Antonio Costa en la noche electoral, diciendo que el PS no pondrá obstáculos para que el Parlamento apruebe el programa de la derecha gubernamental (el Bloco y el PCP anunciaron su rechazo) abre la vía para una gran acuerdo de los tres partidos que firmaron el acuerdo con la troika y apoyan el Pacto de estabilidad europeo. En la práctica, cualquier medida suplementaria de austeridad que trate de imponer el gobierno del PSD/CDS (entre otras, el ya prometido recorte de 600 millones de euros en las pensiones a Bruselas) necesita el acuerdo del PS para lograr la mayoría parlamentaria. De acuerdo con la legislación portuguesa, no es posible que el gobierno caiga y se convoquen nuevas elecciones: en enero habrá elecciones presidenciales y el parlamento no puede ser disuelto en los seis últimos meses de mandato del actual presidente ni en los seis primeros meses del nuevo presidente electo.

5/10/2015

Luis Branco es editor del portal web del Bloco, Esquerda.net.

Notas

1/ Portugal cuenta con 22 distritos. Ver https://es.wikipedia.org/wiki/Elecciones_parlamentarias_de_Portugal_de_2015 (ndlr).



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons