Grabar en formato PDF
Egipto
Sissi organiza las elecciones legislativas
30/09/2015 | Hoda Ahmed

Egipto ha estado de actualidad por el terrible “error” del ejército egipcio el domingo 13 de septiembre: 12 turistas muertos y 10 heridos al ser tomados por terroristas del Estado Islámico (EI) a los que perseguía en el desierto libio. Como consecuencia, las últimas esperanzas de una recuperación del turismo se han esfumado, lo que no va a mejorar la situación económica.

Egipto vive a base de transfusiones: 30 000 millones de dólares de ayuda prodigados por los países del Golfo desde la caída de Morsi en julio de 2013. La inflación anual está en el 11%, la tasa de crecimiento esperada en 2015 es del 3,8%, después del 4,7% en 2014. Se habla cada vez más de la devaluación de la libra egipcia y los ingresos esperados de la reserva gasística recientemente descubierta frente a las costas egipcias no se podrán traducir en ingresos reales al menos hasta dentro de tres años.

Sin embargo una serie de medidas tomadas por el gobierno en favor de las capas más pobres le permite sobrevivir. En particular, ha sido puesta en marcha una tarjeta con identificador informático que permite obtener productos de primera necesidad a precios subvencionados (pero las subvenciones han sido rebajadas este verano), como el aceite, la harina, el arroz y sobre todo el pan, lo que hace que no haya ya colas delante de las panaderías y que el mercado negro sobre estos productos se haya vuelto casi imposible.

Élites corruptas

En cambio, la corrupción de los grandes sigue siendo enorme. El ministro de Agricultura del gobierno Mahlab ha sido detenido por corrupción el día siguiente de su dimisión forzada. Aunque no se haya dicho nada de forma oficial, parece que el cambio de gobierno y de primer ministro, reemplazado por el ministro del Petróleo, producido poco después, el sábado 12 de septiembre, a unas semanas de las elecciones legislativas, es debido a que varios ministros estaban también implicados en asuntos de corrupción /1. No existe ningún mecanismo que permita combatirla eficazmente, tanto más si se tiene en cuenta que la administración que debe controlar la corrupción está dirigida por una personalidad nombrada por el presidente y que sus miembros son todos antiguos miembros de la policía o del ejército, dos sectores muy implicados en corrupciones de todo tipo.

Manifestación de la Función Pública

El sábado 12 de septiembre era también el día previsto para la manifestación de los funcionarios convocada por un frente Tadamon (Solidaridad) de 35 sindicatos independientes contra la ley de la Función Pública con la que están en desacuerdo desde su publicación. Su concentración prevista en el parque de Fostat, alejado del centro, ha acabado pronto (45 minutos) porque las fuerzas del orden han usado todos los medios para sabotearla: los autobuses que venían de las provincias han sido detenidos en las puertas de El Cairo; todas las calles de los alrededores habían sido cerradas y los manifestantes, obligados a andar, han sido forzados a hacer kilómetros para entrar por la parte de atrás del parque, lo que ha desanimado a muchos. El ministro del Interior ha recurrido incluso a delincuentes que se hacían pasar por habitantes del barrio, se manifestaban contra los sindicalistas y cantaban canciones a mayor gloria del ejército. ¡Un gran retroceso en el tiempo! Era digno de las horas más negras de la era Mubarak.

Las legislativas

En este clima deletéreo, las elecciones legislativas previstas entre el 18 de octubre y el 23 de noviembre no apasionan a las multitudes /2. El sistema de escrutinio, muy complicado, tampoco ayuda. Para 596 escaños, 448 (el 75%) son reservados a candidaturas individuales, 120 escaños (25%) para el escrutinio por lista y 28 escaños (el 5%) para personas designadas por el presidente. 5 420 candidaturas han sido presentadas para los escaños individuales y 9 listas de partido o coalición para los escaños de listas.

La dispersión de las fuerzas políticas es extrema, y reina por el momento una cierta confusión sobre las listas que estarán definitivamente presentes. Las principales deberían ser sin embargodos. La primera, la que apoya al régimen con antiguos del PND (el partido de Mubarak), pero para evitar cualquier riesgo de entrar en competencia con Sissi, los jueces “independientes” han descartado la candidatura de Ahmed Chafik, antiguo Primer Ministro de Mubarak y antiguo candidato a la presidencial. La segunda, la de los salafistas del partido El Nur que, en ausencia total de los Hermanos Musulmanes erradicados de la escena política por los encarcelamientos y las condenas a muerte, tienen algunas oportunidades de obtener un buen resultado para las candidaturas individuales, tanto más si se tiene en cuenta que, para redimirse, han tomado la precaución de hacer figurar en sus candidaturas a mujeres y coptos.

Este tipo de escrutinio y la dispersión actual de la izquierda beneficiará a los feluls (vestigios) del régimen de Mubarak que tienen el dinero, las redes y los medios, así como a los islamistas.

Se está claramente en una situación de reflujo. Símbolo muy fuerte, la plaza Tahrir ha sido “embellecida” con un monumento dedicado a la policía. A requerimiento del gobierno, la Universidad Americana de El Cairo destruye el muro de la calle Mohamed Mahmud, lugar importante de las manifestaciones anti SCAF (Consejo Superior de las Fuerzas Armadas que dirigió el país tras la dimisión de Mubarak) y que estaba cubierto de graffitis a la gloria de la revolución de enero de 2011. Ciertamente, los movimientos sociales no van a cesar, las causas socioeconómicas son demasiado profundas, pero la represión implacable contra toda oposición y la ausencia de alternativa de izquierdas hace poco probable algún tipo de cambio político a corto o medio plazo.

29/09/2015

http://alencontre.org/moyenorient/egypte/egypte-sissi-organise-les-legislatives.html

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Notas

1/ Magued Osman, director del Centro egipcio de Investigación sobre la opinión pública, Baseera, afirma en Al´Ahram Hebdo del 16 al 21 de septiembre: “Hay lo que se puede llamar la “gran corrupción” y la “pequeña corrupción”. La gran corrupción es la que está ligada al blanqueo de dinero o, por ejemplo, la que está ligada a la asignación de tierras que ha tenido lugar a lo largo de los últimos 30 años. La distribución de esas tierras ha reportado mucho dinero a personas que las han comprado a bajo precio en la costa norte y el mar Rojo antes de revenderlas mucho más caras. La pequeña corrupción se refiere, por ejemplo, a las lecciones privadas que dan los enseñantes, fuera de la escuela, que constituyen una forma de corrupción bastante extendida. El hecho de pagar para finalizar los procedimientos administrativos, para obtener algún derecho o por un derecho no merecido como los permisos de construcción o de conducir forma parte también de esta pequeña corrupción. Este tipo de corrupción afecta a todos los ciudadanos, una parte importante de cuyos ingresos es utilizada para pagar corrupciones. Esta corrupción pesa sobre todo sobre las clases pobres” (Red. A l´Encontre).

2/ Según el diario en línea Ahramonline, del 28/09/2015, la mitad de los candidatos a los escaños reservados a los independientes vienen de los medios de negocios. Según un estudio publicado en el diario en lengua árabe Al-Ahram del 22/09/2015, poderosos hombres de negocios, antiguos miembros del partido de Mubarak, van a presentarse por primera vez. Los nombres de Akmal Qortam (petróleo) y de Zaki al-Sewedey (electricidad) son mencionados, entre otros, al lado del magnate de la industria alimentaria Farag Amer (Red A l´Encontre).



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons