Grabar en formato PDF
Nuevo líder en el laborismo británico
"Jeremy Corbyn, el nuevo líder laborista, va a perturbar a la izquierda europea"
15/09/2015 | Philippe Marlière

¿Cuál será el alcance de la elección de Jeremy Corbyn a la cabeza de uno de los más grandes partidos socialdemócratas europeos? Nadie conoce hasta dónde logrará desarrollar el nuevo líder laborista su programa. Un programa que contiene dos elementos fundamentales: por una parte, dar la palabra a la militancia; por otra, acabar con las políticas de desmantelamiento del Estado social,. Su tarea no será fácil: deberá hacer frente a la hostilidad declarada de una amplia mayoría de diputados y diputadas laboristas, a los intentos desestabilizadores de la burocracia del partido y a los virulentos ataques de la prensa sensacionalista que fustigará el retorno de un "dinosaurio" del socialismo de los años 70.

Sería precipitado concluir que la victoria de Corbyn va a llevar a una crisis profunda y a su rápida expulsión del puesto de líder. El diputado de Islington [distrito en el que fue elegido parlamentario Corbyn] no es un candidato cualquiera. Proviene del ala izquierda del laborismo organizada en el Socialist Campaign Group, que actualmente cuenta con nueve diputados. Este grupo mantiene relaciones estrechas con Unite/1 y Unison/2, los dos principales sindicatos británicos que han sostenido la campaña de Corbyn. Para comprender bien lo que ha sido de esta sorprendente campaña imagínense cómo lo sería en Francia: Gérard Filoche/3 recibiría el apoyo de su corriente, Socialisme & democratie, tendría el apoyo de la CGT y FO y después sería elegido primer secretario del Partido socialista por los diputados, adherentes y simpatizantes socialistas.

Un discurso tranquilizador

Corbyn también desentona en el campo de la izquierda europea en otra cuestión: se presentó a esta elección porque se lo habían solicitado sus camaradas, porque "había llegado su hora". No se "preparó" publicando libros o acudiendo a los platós de televisión para autopromocionarse. No; se presentó por sentido del deber, casi a pesar suyo. Y es ahí donde reside la clave del "milagro Corbyn". Este laborista no es un candidato sino un movimiento. Es el portavoz de la "gente". Ni tribuno ni demagogo, desmiente la idea según la cual para oponerse es necesario "discrepar" o elevar el tono de voz. Corbyn se opone con firmeza, pero de forma clara y tranquila, y eso agrada al público.

Ante los periodistas declara que él se dirige a la Gran Bretaña multicultural y multiétnica; a la juventud y a la gente mayor. Este discurso tranquilizador moviliza: un número impresionante de jóvenes, de exmilitantes, de individuos provenientes de minorías étnicas y de medios populares se apuntan al Partido laborista. Son las mismas gentes que, en general, desertan de los partidos de la izquierda radical o social-demócrata.

Que Jeremy Corbyn votase un número récord de veces contra el gobierno de Blair y Brown no se considera un comportamiento desleal sino como la marca de su integridad política. El pasado julio, fue el único de los candidatos laboristas que votó en contra de las nuevas medidas de austeridad de los conservadores en la Cámara de los comunes. De nuevo, en esta ocasión, cogió a sus contrincantes laboristas con el pie cambiado, dando una interpretación diferente de la derrota [en las últimas elecciones legislativas] de Ed Miliband [líer del partido que dimitió tras el fracaso electoral]. Corbyn explicó que su predecesor no se situó demasiado a la izquierda, sino que estuvo indeciso; es decir, que envió mensajes contradictorios a su electorado, al que no logró movilizar.

Tender la mano a toda la izquierda

Con Jeremy Corby, el Partido laborista va a tender la mano al conjunto de la izquierda: socialdemócratas, verdes, a los nacionalistas (SNP [Partido Nacionalista Escocés] y Plaid Cymru [Partido de Gales]) y a los radicales. En Europa se dirigirá también a los dirigentes del Front de Gauche, de Podemos o Syriza. Ambiciona construir un frente anti-austeridad con todo el mundo. A Corbyn no se le oirá disertar sobre cuestiones como la "soberanía nacional-popular", pero tratará de trabajar de forma concreta en la construcción de un movimiento contra la hegemonía neoliberal en el seno de las instituciones comunitarias. Como socialista consecuente, sabe que la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea no hará desaparecer por encanto las estructuras de dominación capitalista a nivel nacional.

En realidad, este sexagenario sin carisma es el gran perturbador de las izquierdas socialdemócratas y radicales, entumecidas en sus certitudes derechistas o izquierdistas. En efecto, acaba de dar un "coup de vieux" (dejar obsoletos) a los neoliberales que dirigen los partidos socialdemócratas. Ha demostrado que se puede ser popular ante el electorado haciendo propuestas anti-austeridad: renacionalización del ferrocarril, incremento de la masa monetaria para invertir en los servicios públicos y oposición a los cooperación publico-privada, control del precio de la vivienda, no a la intervención armada en Siria y abandono de la fuerza de ataque nuclear; propuestas, todas ellas, que tienen el apoyo de una amplia mayoría de la población británica. He aquí un líder de un partido social-demócrata que no tratará de ganar el centro electoral imitando las políticas de la derecha. ¡En Europa no se ha visto nada igual en los últimos 30 años!

El éxito de Jeremy Corbyn también debería llevar a la izquierda radical a repensar su propia estrategia que, demasiado a menudo, mezcla el lenguaje escatológico estereotipado con el sectarismo autoderrotista. Con Corbyn en la dirección, algunos dirigentes "radicales" podrían comprender que insultar de forma repetida a los jefes socialdemócratas no hace más que incomodar al público. Jeremy Corbyn podría mostrarles también que un movimiento mayoritario de izquierda no se construye cultivando el apoyo de los fieles radicalizados sino dirigiéndose a todo el mundo.

13/09/2015

http://www.lemonde.fr/europe/article/2015/09/13/jeremy-corbin-nouveau-leader-du-labour-va-perturber-la-gauche-europeenne_4755530_3214.html

Philippe Marlière, profesor de ciencias políticas en la University College of London

Notas:

1/ https://en.wikipedia.org/wiki/Unite_the_Union

2/ https://en.wikipedia.org/wiki/UNISON

3/ https://fr.wikipedia.org/wiki/G%C3%A9rard_Filoche



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons