Grabar en formato PDF
Pensamiento crítico
Hegemonía y lucha de clases (desde Gramsci y Machiavelli)
03/09/2015 | Manuel Anxo Fortes Torres

Introducción

Cuando Gramsci desarrolla sus conceptos más conocidos (como hegemonía, guerra de posiciones, o el partido político como intelectual orgánico) lo que pretende hacer es un intento de recomposición teórica y estratégica del marxismo a partir de las nuevas condiciones económicas, sociales y políticas del poder burgués (en los países capitalistas avanzados). En otras palabras, adaptar el marxismo al problema del orden revolucionario de su tiempo; esto es, entender desde el marxismo las condiciones de la acción política en el momento en el que se está: en el capitalismo desarrollado; cuando parece que el momento de las explosiones revolucionarias ya no es, sino que la burguesía estableció mecanismos de consolidación de su poder de una mayor consistencia y que, por lo mismo, exigen de los revolucionarios la adaptación a esas condiciones y el diseño de una práctica política que pueda servir para sus fines: cambiar el mundo de base.

Las dificultades con las que se encontrará el revolucionario italiano harán aún más meritorias sus reflexiones. Esas dificultades son de orden objetiva y subjetiva. De orden objetiva: las condiciones de la lucha de clases en su momento, especialmente por lo que hace referencia a la evolución del proceso revolucionario en la Unión Soviética, pues estamos en la época de ascenso del stalinismo tras la muerte de Lenin, con lo que significa de imposición dogmática de unas directrices emanadas desde el centro del poder comunista (de la Internacional) y el desdén, en el mejor de los casos, delante de cualquier pretensión de originalidad si ese discurso no se integra o no es integrable en el de la burocracia dirigente.

De orden subjetiva están dos clases de dificultades, teóricas y de condiciones de elaboración de sus reflexiones. Teóricas por lo novedoso y por cómo trabajar con conceptos nuevos con un vocabulario viejo, en parte tomado de Croce y Machiavelli. Y, por otra parte, están las condiciones de la elaboración de la obra de Gramsci en la cárcel y sus posibles interpretaciones, que, de algún modo, posibilitan las necesidades de una escritura “ambigua” en las condiciones de censura política carcelaria.

seguir leyendo

http://anticapitalistes.net/spip.php?article5317



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons