Grabar en formato PDF
Irlanda
La guerra ha terminado, el IRA se ha marchado y no va a regresar
29/08/2015 | Gerry Adams

[Traducción del texto de la columna semanal de Gerry Adams en ”Andersonstown News”, en la cual el dirigente irlandés analiza la crisis que ha seguido a los atentados que provocaron dos muertes en Belfast y las interesadas acusaciones de una supuesta implicación de la dirección del movimiento republicano. Gara]

Un escándalo mediática estalló la semana pasada tras la conferencia de prensa del PSNI (Policía de Irlanda del Norte) en torno al asesinato de Kevin McGuigan. Kevin McGuigan resultó muerto a tiros después de que especulaciones de la prensa le vinculasen con el asesinato de Jock Davison en mayo.

En la conferencia de prensa, el detective superintendente del PSNI, Kevin Geddes, dijo que «Acción contra las Drogas, como ustedes conocen, hizo una declaración pública el 6 de agosto afirmando que ejecutarían a cualquiera que tuviera algún tipo de participación en el asesinato de Jock Davison». Geddes continuó diciendo que: «Acción contra las Drogas es un grupo de personas que son delincuentes, republicanos disidentes violentos y antiguos miembros del IRA Provisional... Son peligrosos, están involucrados en la violencia y la extorsión de los nacionalistas y las comunidades republicanas y tienen una agenda criminal... Este es un grupo escindido del IRA Provisional».

Sin embargo, su comentario posterior señalaba que «una línea importante de investigación es que miembros del IRA Provisional estuvieron implicados en este asesinato», y que él no podía asegurar en ese momento «si era una decisión a nivel de dirección o no; no puedo especular sobre eso». Estas palabras fueron aprovechadas para crear el posterior escándalo político y mediático.

Algunos unionistas, siempre prestos a hacer juicios de valor contra el Sinn Féin, amenazaron con excluir a nuestro partido de la Asamblea y del Ejecutivo.

Otros periodistas no fueron menos rápidos. Varios de los principales medios de comunicación especularon que Acción contra las Drogas había llegado a un acuerdo de trabajo común con el IRA. Sinn Féin se ha opuesto a Acción contra las Drogas, que ha sido públicamente acusada de asesinato y extorsión por Gerry Kelly y otros líderes republicanos.

Los periodistas, algunos con una larga experiencia por la que deberían tener mejor conocimiento, especularon con que los republicanos estaban trabajando con una banda criminal –plagada de agentes y delatores– formada por personas frontalmente opuestas a la estrategia de paz y al liderazgo del Sinn Féin. La inconsistencia y las contradicciones inherentes a esta acusación fueron ignoradas.

Durante los años de conflicto y censura, salvo algunas notables excepciones, la idea de un periodismo de investigación equilibrado se esfumó. En estos tiempos más pacíficos, la falta de imparcialidad y objetividad es igualmente sorprendente. Una conferencia de prensa, que se suponía que iba a ser para informar sobre una investigación de asesinato, se transformó a la perfección en un escándalo político y mediático en torno a la situación del IRA.

Así, mientras los líderes unionistas rugían, amenazaban y condenaban al Sinn Féin y las instituciones políticas parecían cada vez más frágiles, el jefe del PSNI tuvo que celebrar otra conferencia de prensa.

Según George Hamilton, el PSNI «actualmente no tiene ninguna información que indique que la participación del IRA Provisional fue decidida y dirigida desde algún nivel superior u organizativo del IRA o del movimiento republicano».

Afirmó que mientras que él personalmente cree que el IRA existe, el PSNI evalua que:

–«En un sentido de organizativo el IRA Provisional no existe para fines paramilitares...»

–«Nuestro análisis indica que el objetivo principal del IRA es promover una agenda republicana política y pacífica».

–«Entendemos que el IRA Provisional se ha comprometido a seguir una vía política y ya no participa en el terrorismo».

–«Acepto la buena fe de los dirigentes del Sinn Féin en relación a su rechazo de la violencia y acepto sus garantías de que quieren apoyar a la Policía para llevar a los responsables ante la justicia».

–«No tenemos ninguna información que sugiera que esa violencia, como la del asesinato de Kevin McGuigan, fue decidida o dirigida desde un nivel superior en el movimiento republicano».

–«Creemos que la continuidad y la cohesión de la dirección del IRA Provisional ha permitido mover la organización hacia adelante en el proceso de paz».

Fue incluso más lejos al describir con más detalle a Acción contra las Drogas como «un grupo independiente que no forma parte o es una forma encubierta del IRA Provisional».

Los políticos unionistas ignoraron los datos que no encajaban en su discurso e hicieron suya la afirmación de Hamilton de que el IRA todavía existe para dar más fuerza a esta crisis.

No estoy de acuerdo con la afirmación del jefe del PSNI de que el IRA existe –incluso en la forma benigna que él lo pinta–. La guerra ha terminado y el IRA se ha ido y no va a volver.

Durante las más de dos décadas del proceso de paz, el Sinn Féin y los republicanos, incluido el IRA, han tomado una serie de iniciativas históricas para dar una oportunidad a la paz; para mantener el proceso en los momentos difíciles y superar los obstáculos.

El progreso que se ha dado es un trabajo colectivo de muchos partidos, grupos e individuos. Pero sin la participación activa de los republicanos y los riesgos que hemos tomado por la paz no habría proceso de paz.

Una y otra vez, los gobiernos británico e irlandés o los partidos unionistas y otros han conspirado para socavar las instituciones políticas. Algunos lo han hecho de una manera muy premeditada mientras que, otros, han creado las crisis mediante el incumplimiento de sus obligaciones con el acuerdo Viernes Santo y los que le siguieron.

Los dirigentes del Sinn Féin han trabajado duro para encontrar formas imaginativas e innovadoras para resolver problemas. Pero este problema no está en nuestras manos. Sinn Féin no tiene responsabilidad alguna sobre los que mataron a Kevin McGuigan o Jock Davison. La respuesta de los otros partidos políticos con estos asesinatos ha sido egoísta y miope.

Las instituciones políticas ya tienen dificultades considerables. Hay elementos claves que aún no se han implementado. Existen grandes dificultades presupuestarias y un esfuerzo continuo de Londres para imponer políticas de austeridad en la Asamblea del norte.(...)

Dejadme ser muy claro. Una vez más. Cualquier persona que viola la ley debe ser considerado responsable por la justicia y las agencias policiales. Sinn Féin apoya estas agencias y vamos a cooperar con la PSNI en sus investigaciones sobre los homicidios de Jock Davison y Kevin McGuigan. Hemos pedido insistentemente a cualquier persona que tenga información que colabore para que los responsables se enfrenten al debido proceso en los tribunales. Somos muy conscientes del hecho de que hay dos familias y dos comunidades locales en duelo por la pérdida de seres queridos.

Es nuestra firme opinión que cualquier persona involucrada en actividades ilegales debe rendir cuentas ante los procesos judiciales adecuados. La investigación del PSNI debe ir hacia donde la evidencia lo indica. Todos los partidos y los dos gobiernos deben proporcionar todo el apoyo posible a este fin.

Dejadme ser igualmente claro. ¡Ya basta! Sinn Féin no tiene ninguna responsabilidad especial, particular o específica de responder a las denuncias formuladas sobre el IRA, por encima o más allá de lo que he descrito aquí. No hay base para los cargos formulados contra el Sinn Féin por nuestros adversarios políticos y si esto desencadena una crisis política será resultado directo de su estupidez y su oportunismo partidista.

Dada la manera en que el debate se ha desarrollado y ha pasado al ataque personalizado, a las invenciones, situando al Sinn Féin en el punto de mira, es difícil saber cómo los otros partidos, el Ejecutivo o los ministros del Gobierno irlandés esperan frenar esta crisis.

A menos que, y yo los acuso de esto, estén motivados exclusivamente por intereses políticos y electorales de partido.

No permitiremos que el Sinn Féin ni su electorado sean demonizados o marginados por cuestiones que nada tienen que ver con nosotros. En este caso no hay nada más que pueda hacer el Sinn Féin.

Hemos hecho más que nadie para poner fin al conflicto y abrir una vía pacífica y democrática alternativa para que los republicanos puedan perseguir sus objetivos republicanos. Esto nunca existió antes.

La forma oportunista y profundamente cínica en la que estos hechos se han aprovechado para atacar al Sinn Féin, a su integridad y a nuestro mandato electoral es vergonzoso y nuestro partido y nuestro liderazgo le harán frente enérgicamente.

En este sentido, los esfuerzos británicos y la pose unionista no son sorprendentes. Ante cualquier oportunidad se afanan en tratar de diluir el potencial del Acuerdo de Viernes Santo y sus instituciones. La intervención del líder de Fianna Fáil, Micheál Martin, de la Ministra de Justicia, Frances Fitzgerald, y de otros en Dublín es especialmente despreciable.

Frances Fitzgerald ha socavado su papel como Ministra de Justicia para atacar políticamente al Sinn Féin.

Micheál Martin también ha tratado de utilizar estos asesinatos con fines políticos de partido. Él era el Ministro de Relaciones Exteriores cuando el entonces Ministro de Justicia, Dermott Ahern, dijo que el IRA se había ido para no volver.

En 2010, cuando el Sinn Féin negoció con éxito la transferencia de la Policía y la Justicia con los dos gobiernos que eran parte del proceso, él nunca planteó la cuestión conmigo. Pero ahora estamos en un momento electoral álgido y Micheál Martin actúa de forma electoralista.

El fondo de su denuncia de que el IRA financia y proporciona inteligencia política al Sinn Féin mientras ejerce un férreo control sobre la comunidad es despreciable. El año pasado el pueblo de Irlanda dio al Sinn Féin la mayoría del voto en cualquiera de las partes de esta isla. ¿Dónde se coaccionaron esos votos? ¿Son esos votantes ingenuos o estúpidos, están intimidados? No. Ellos votaron por el Sinn Féin, ya que ofrece una alternativa real a las malas políticas de Fianna Fail, Fine Gael y el Partido Laborista. Y eso es lo que realmente les preocupa.

Por nuestra parte, Sinn Féin no se distraerá y seguirá con la difícil tarea de construir la paz, resolver los problemas presupuestarios en el Ejecutivo y obtener el apoyo para la unidad de Irlanda y la alternativa republicana a la austeridad.

También vamos a seguir apoyando al PSNI y la Garda en el cumplimiento de sus funciones y vamos a hacernos responsables ante el electorado en las próximas elecciones a la Asamblea y en las próximas elecciones generales, cuando el Primer Ministro ose convocarlas.

28/08/2015

http://www.naiz.eus/eu/actualidad/noticia/20150828/la-guerra-ha-terminado-el-ira-se-ha-marchado-y-no-va-a-regresar#_=_



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons