Grabar en formato PDF
Reino Unido
Cameron continúa a la carga
14/08/2015 | Ross Harrold

El 16 de julio, el primer ministro británico, David Cameron, presentó un proyecto de ley que limitará aún más el derecho de huelga. Y ello a pesar de que desde los violentos ataques de los diferentes gobiernos de M. Thatcher en los años 80, el Reino Unido posee ya una de las legislaciones más draconianas de Europa.

Actualmente, la ley impone una votación secreta por correo y la obligación de obtener al menos el 50 % de votos favorables a la huelga así como un preaviso de la misma con 7 días de antelación. Introducida por los conservadores, esta ley jamás fue abrogada por los gobiernos laboristas de Blair o de Brown.

En el nuevo proyecto de ley, para que una huelga sea considerada legal, la participación en la votación debería alcanzar al 50 % del personal afectado y en los servicios públicos (transportes, sanidad, educación…), al menos el 40 % del conjunto de la afiliación concernida debería votar a favor de la huelga. La convocatoria deberá realizarse con 14 días de antelación y, entre tanto, la patronal puede ejercer presión sobre las y los asalariados así como sacar provecho de otra cláusula de la ley que les permitiría echar mano de las empresas de eventuales para remplazar a los huelguistas… Por último, los piquetes que infrinjan la ley pasarán por la justicia penal.

La última propuesta se refiere a la financiación del Partido Laborista. Hoy en día, la mayoría de los sindicatos transfieren una parte de las cotizaciones de sus adherentes al Partido Laborista, que recibe por ese concepto 50 millones de euros: su primera fuente de financiación. Los conservadores desearían disminuir fuertemente esta cantidad.

La oposición laborista se convirtió al social-liberalismo, la mayoría de las direcciones sindicales son muy timoratas y solo ha habido 700 000 jornadas de huelga el año pasado (frente a 13 millones en los años 1970). Entonces, ¿por qué esta nueva ley? Cameron dice que para defender a las "familias que trabajan" y a las y los "usuarios". ¡Qué hipocresía por parte del principal destructor de los servicios públicos de estos últimos años! En cuanto al umbral del 40 %, se le podría oponer un argumento democrático: ¿sería aplicable a las últimas elecciones en la que los conservadores fueron elegidos por solo el 25 % de los inscritos?

La respuesta

Las verdaderas razones se encuentran en la competencia, siempre exacerbada, que obliga a cada potencia capitalista a roer aún vez más las conquistas sociales. La cifra de 13 millones de sindicados en 1980 ya no existe, pero aún quedan 6,5 millones y en una encuesta reciente, el 80 % de la población estimaba que "los sindicatos son fundamentales para la protección de los intereses de las y los trabajadores". En cierto sentido, esta nueva ley es un ataque preventivo que anuncia otros nuevos.

El sábado 2 de junio, convocada por People’s Assembly, una concentración de sindicatos y de fuerzas políticas a la izquierda del Partido Laborista reunió a 250 000 personas que se manifestaron contra la austeridad y el gobierno. El 9 de julio, los trabajadores del metro de Londres hicieron huelga de forma unitaria contra las condiciones que se establecen para la puesta en pie de un servicio nocturno en otoño. Todos los sindicatos y todas las categorías profesionales del metro cesaron de trabajar, no funcionó ningún tren y tampoco abrió las puertas ninguna estación. Lo nunca visto al menos desde 1989 e, incluso, puede que desde ¡la huelga general de 1926! Los medios de comunicación han repetido el manido argumento de "la gente usuario exasperada o cabreada", pero sobre el terreno, sobre todo en los barrios populares, la mayoría de los usuarios y usuarias apoyaba la huelga.

Como la troika con el pueblo griego, a Cameron y los suyos no les basta con obligar al movimiento obrero a hincar rodilla en tierra; quieren derrotarle por KO con el fin de dejar la vía libre a todas las contra-reformas con las que sueñan. No está claro que los trabajadores y trabajadoras británicos se lo permitan.

24/07/2015

http://npa2009.org/actualite/royaume-uni-cameron-sacharne-contre-les-syndicats

Traducción: VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons