Grabar en formato PDF
Israel-Palestina
Los incendios de la colonización
08/08/2015 | Àl’encontre - Haggai Matar

El viernes 31 de julio de 2015 por la mañana era descubierto el criminal incendio, reivindicado por la organización político-religiosa judía Tag Mehir, de una casa palestina en Duma. El jueves 30 de julio por la noche, un judío ultraortodoxo apuñalaba a seis participantes en la Gay Pride en Jerusalén; una joven de 16 años moría el domingo 2 de agosto. Los incendiarios inscriben sus actuaciones en la perspectiva de extensión de la colonización, basándola en consideraciones religiosas. El autor del ataque contra la Gay Pride -Yishai Schlissel, un haredi/1, recientemente salido de la cárcel, que había apuñalado ya a tres participantes en la Gay Pride de 2005/2- se refiere a una ideología religiosa cuyos pilares son Daat Thora (Lo que dice la Torah) y Amunat Hamamin (La fe en los sabios). Este movimiento ha encontrado una representación política en partidos como el Shass, que defiende los intereses de este sector ultraortodoxo.

El sábado 2 de agosto miles de israelíes se manifestaron en varias ciudades de Israel, convocados por el movimiento "Paz Ahora" contra el atentado perpetrado en Duma y el ataque contra los manifestantes de la Gay Pride.

Tras las declaraciones del primer ministro Benjamin Netanyahu que condena estos crímenes y promete su castigo, tanto los palestinos como la izquierda oficial israelí le atribuyen la responsabilidad de la impunidad de los extremistas judíos y de una constante política estatal de conquista y de terror que no puede más que darles la convicción de que sus actividades terroristas están justificados. A propósito del incendio criminal, el 3 de agosto Noam Sheizaf, en la publicación israelí en línea +972, indicó, con razón, que también son responsables quienes en "la izquierda oficial" (Partido Laborista) piensan que "la ocupación es aceptable" y debe perpetuarse, cuando no extenderse. Concluye que "sin combatir la ocupación no hay posibilidad de una batalla victoriosa contra el terrorismo judío”.

"El precio a pagar"... de la colonización

El pasado viernes, en plena noche, dos extremistas judíos, del entorno de los colonos de la Cisjordania ocupada, lanzaban por la ventana un coctel Molotov a la casa en la que dormía una familia palestina en Duma, un pueblo de 3 000 habitantes cerca de Nablus, en el norte de los Territorios Ocupados. El incendio fue inmediato. Un bebé de un año y medio, Ali Dawabsheh, moría calcinado. Su familia está hospitalizada en estado grave, su madre, Reham, tiene quemaduras de tercer grado en el 90 % de su cuerpo; su padre, Saad, de segundo grado en el 80 %; su hermano, Ahmad, de segundo grado en el 60 % del cuerpo. Los vecinos encontraron a los tres heridos delante de la casa ardiendo y al bebé calcinado en el interior. Los atacantes también incendiaron la casa vecina pero estaba vacía. En la pared escribieron "venganza" en hebreo y dibujaron una estrella de David. Los vecinos les vieron huir hacia la cercana colonia de Maale Efraim, considerada ilegal por las Naciones Unidas y los gobiernos de la llamada comunidad internacional.

Según la policía israelí, los dos incendiarios pertenecerían a la organización extremista judía Tag Mehir ("El precio a pagar") que, de ese modo, pretendía reaccionar contra la destrucciónpor las fuerzas israelíes, dos días antes, de dos casas de colonos judíos en Beit El, cerca de Ramalá, que habían sido declaradas ilegales por el Tribunal Supremo, asi como contra la expulsión de algunas decenas de colonos de otra colonia ilegal cerca de Nablus. Frente a los colonos que manifestaban su indignación, el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, anunció inmediatamente la construcción de 300 nuevas casas en la misma colonia de asentamiento de Beit El. Grupos como Tag Mehir actúan para demostrar la debilidad del poder colonial gubernamental que, en su opinión, no querría verdaderamente acentuar su control sobre Cisjordania. Y cada crimen contra los habitantes palestinos va acompañado de una fórmula: "Hay que darles una lección". Una analogía quizá trazada con las acciones de la OAS (Organización Armada Secreta) en Argelia a partir de 1961, que atacaba tanto a los argelinos como a determinadas personalidades francesas, oficiales o no, "dispuestas a abandonar la Argelia francesa".

Así, cuando el presidente de Israel, Reuben Rivlin, declara que siente "... vergüenza y dolor... por quienes han elegido el camino del terrorismo y han perdido su humanidad", recibe inmediatamente amenazas de muerte en las redes sociales provenientes de esos extremistas. Y en Facebook, se encuentra la siguiente afirmación: "Rivlin, pequeño yupin traidor, que tu memoria sea olvidada".

La organización israelí de defensa de los derechos humanos B´Tselem ha contabilizado, desde agosto de 2012, nueve casas de palestinos incendiadas en Cisjordania por civiles israelíes, además de mezquitas y cultivos. B´Tselem recuerda que hace algunas semanas, un grupo de personas lanzó un coctel Molotov a un taxi en el que viajaba una familia palestina que fue gravemente herida. Desde comienzos de año hasta el 6 de julio, Naciones Unidas han contabilizado 112 agresiones contra palestinos o sus propiedades por parte de extremistas judíos. De ellas 39 provocaron heridos. En 2014, hubo 312 agresiones de este tipo. Para B´Tselem, "un acontecimiento como el asesinato de un bebé de un año no era más que cuestión de tiempo". B´Tselem, lo atribuye a la pasividad de las autoridades israelíes: "Esta política crea la impunidad para los crímenes de odio y anima a los atacantes a continuar". La policía israelí sospecha que los atacantes tienen relación con el ataque incendiario del mes de junio de la iglesia de Tabgah, cerca de Tiberíades en el norte de Israel, donde la tradición sitúa el milagro de Jesús de los panes y los peces. Para B´Tselem, "el hecho de que la policía no haya resuelto estos casos no es debido al destino, sino a la no aplicación de la ley contra los colonos violentos" /3.

Sin embargo, hay que recordar que la mayoría de los palestinos asesinados en Cisjordania lo son por el ejército israelí, bautizado con el nombre de EDI (Ejército de Defensa Israelí). Además, en el artículo citado, Noam Sheizaf indica que la Autoridad Palestina gasta el 25 % de su presupuesto en una seguridad "cuyo objetivo es más proteger a los israelíes que a los palestinos". "Operaciones de seguridad" que se hacen en colaboración con los servicios israelíes.

Ocupación colonial y racismo

En su artículo del 3 de agosto, contra el "espíritu maligno" del extremismo judío, el escritor israelí David Grossman escribe con acierto: "Con una especie de obstinada negación de la realidad, el primer ministro y sus partidarios se niegan a comprender en toda su profundidad la visión del mundo que se ha cristalizado en la conciencia de un pueblo conquistador tras cerca cincuenta años de ocupación. Es decir la idea de que existen dos tipos de seres humanos. Y que el hecho de que uno esté sometido al otro signifique, probablemente, que es inferior por su propia naturaleza" /4.

David Grossman condena el "odio maligno" y el "maximalismo" de los extremistas judíos, pero no dice estrictamente nada en su artículo de sus justificaciones religiosas. El teocratismo inspira de forma omnipresente las leyes israelíes que privilegian a sus ciudadanos judíos, que atribuyen un monopolio de Estado a las prescripciones de los rabinos ortodoxos contra los rabinos "conservadores" y "liberales".

Este teocratismo oficial, a pesar de sus apariencias laicas, no pude más que dar una ventaja "moral" a los fanáticos religiosos, violentos o no violentos, que ven así justificado el considerarse más consecuentes y fieles al ideal mismo del Estado de Israel.

El Centro de Información Alternativa de Jerusalén tiene razón al recordar ayer en su página de Internet que el terrorismo judío ha acompañado al sionismo desde sus inicios /5.

El "yihadismo" judío

El 3 de agosto de 2015, Libération publicó un artículo de Nissim Behar sobre el universo alucinado de los extremistas religiosos judíos violentos. Escribe: "Hay muchos enfrentamientos verbales en la sala de los pasos perdidos de los palacios de justicia israelíes. Y a veces peleas. Sin embargo, el jueves, en Nazaret, hubo gritos de alegría ante la puerta del tribunal de distrito cuando Moshe Orbach, de 24 años, fue autorizado a abandonar la cárcel para ser asignado a residencia vigilada. Esta decisión era tan inesperada que a su abogado le saltaron las lágrimas a los ojos.

Considerado como "extremadamente peligroso" por la Shabak (los servicios de seguridad israelíes, más conocidos en Europa con su antiguo nombre de Shin Beth), este habitante de Bnei Brak (una ciudad ultraortodoxa al lado de Tel-Aviv) es, en efecto, sospechoso de haber participado en numerosos ataques antimusulmanes. Está también acusado de haber dado fuego el pasado 18 de junio, junto a otros tres individuos, a la iglesia de la Multiplicación, un importante lugar santo cristiano de Tiberíades.

Si Orbach hubiera sido palestino, habría sido juzgado de forma expeditiva por un tribunal militar con sede en Beth El, una colonia de Cisjordania, y habría recibido rápidamente una pena de cárcel de al menos quince años. Pero en tanto que ciudadano de Israel, es juzgado por un tribunal penal. Orbach está considerado como un delincuente "ordinario" y goza de los numerosos derechos concedidos a los detenidos provisionales".

Mientras tanto, se continúa palestinos asesinando legalmente .

En las manifestaciones palestinas del viernes se produjo el asesinato de dos jóvenes manifestantes por el ejército israelí: Laith al Jaldi, 17 años, residente del campo de refugiados de Jalazon, fue asesinado cerca de Birzeit, porque habría lanzado un coctel Molotov contra los soldados, y Mohammed al-Masri, 17 años, cerca del muro de la banda de Gaza, porque lanzaba piedras contra los soldados y no obedecía las órdenes de mantenerse a distancia del muro. La agencia de información Maan contabiliza desde el comienzo del año una veintena de personas asesinadas por las fuerzas del orden israelíes/6.

El gobierno israelí, como por otra parte, y a su manera, también la izquierda oficial israelí, hace campaña para condenar el "terrorismo venga de donde venga", tanto de los extremistas judíos como de los palestinos. Lo que en la práctica se traduce, para los primeros, en medidas de seguridad con guantes de terciopelo y para los segundos toda la gama de la represión colonial, con una base legal, como ilustran los dos artículos que reproducimos sobre dos leyes recientes y un proyecto de ley (A l´Encontre).

*****

Alimentación forzada de los huelguistas de hambre palestinos: aplastar la última resistencia

Haggai Matar*

Un mes después de la exitosa huelga de hambre del preso administrativo Khader Adnan, la Knesset ha votado una ley para autorizar la alimentación forzosa de los presos palestinos.

El jueves pasado, temprano, la Knesset aprobó una ley que autoriza la alimentación forzosa de los presos que hagan huelga de hambre en las prisiones israelíes. La ley fue votada por una escasa mayoría de 46 contra 40.

La ley de la huelga de hambre, considerada más "suave" que el proyecto de ley que el gobierno presentó en junio, prevé que un juez pueda autorizar la alimentación forzosa, o la ingestión forzosa de un medicamento, si hay una amenaza para la vida de le prisionero. Esto se aplica incluso si el preso se niega a ello.

Esta ley se produce tras la exitosa huelga de hambre de más de 50 días del preso administrativo palestino Khader Adnan el pasado mes [ver sobre este tema la información dada en julio por el AIC al final de este artículo].

Era la segunda larga huelga de hambre de Adnan contra su detención administrativa. Ya en 2012, había conseguido su liberación por un acuerdo semejante que ponía fin a una huelga de hambre. La mayor parte de las huelgas de hambre que han tenido más repercusión han sido cosa de detenidos administrativos palestinos que son mantenidos en prisión sin juicio ni proceso.

La Asociación Médica Israelí (IMA) declaraba desde hace mucho que sus médicos se negarían a poner en práctica el procedimiento. En el pasado, el presidente de la Asociación Médica de Israel, el doctor Leonid Edelman, declaraba que la IMA no protegería a los médicos que fueran juzgados por el Tribunal de Justicia Internacional. La toma de posición del IMA es loable, aunque se derive del miedo de sanciones por la Asociación Médica Internacional.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la alimentación forzosa como una forma de tortura. En la historia de Israel, ni un solo preso ha muerto en una huelga de hambre, gracias a la sabia conducta tanto de los propios presos como del Estado que ha llegado a menudo a soluciones diplomáticas. Por el contrario, cinco presos han muerto cuando se les ha alimentado forzosamente antes de que el Servicio Israelí de Prisiones (IPS) pusiera fin a esa práctica. Por tanto, ahora la Knesset nos devuelve a esos días del pasado, de graves heridas, torturas y amenazas de muerte contra los presos.

El IMA debe hacer circular una petición masiva entre los médicos israelíes que se niegan a practicar este procedimiento. Debe procurar una formación especial en particular a los médicos que trabajan en los hospitales que atienden a los huelguistas de hambre, así como a los médicos del Servicio de Prisiones, a fin de explicarles por qué no deben participar en alimentaciones forzosas y a qué peligros se exponen si violan la ética médica, así como qué especie de apoyo recibirían si se negaran a tomar parte en esta práctica.

Además, hay que dejar bien claro que unos presos que hacen huelga de hambre no amenazan el Estado de Israel. El verdadero peligro reside en el deslizamiento que comienza por un régimen militar de ya 50 años de existencia en los Territorios Ocupados, y que continúa a través de la supresión de toda forma de resistencia palestina -tanto violenta como no violenta- y por la tentativa de aplastar la última y única forma de protesta que queda a los presos.

Haggai Matar es un antiguo periodista de los diarios israelíes Ha´aretz y Ma´ariv y es uno de los confundadores de la página +972. Este artículo fue publicado el 30 de julio de 2015.

______

El Centro de Información Alternativa precisa: Khader Adnan fue liberado el 12 de julio pasado, tras 55 días de una huelga de hambre iniciada el 8 de mayo. El pasado mes de enero realizó una huelga de hambre de una semana para advertir de que haría una huelga de hambre ilimitada si su detención sin acusación ni juicio fuera renovada. Durante su huelga de hambre, no tomaba más que agua y sal, y estaba atado a su cama del hospital Assaf Harofeh.

Su liberación tuvo lugar al alba y no fue anunciada a su familia, a fin de evitar una manifestación de bienvenida y de celebración de su liberación como una derrota del sistema israelí de detención administrativa.

A comienzos de julio había más de 400 presos palestinos en detención administrativa. Dos de ellos, Muhammad Allan y Uday Isteti están en huelga de hambre desde hace 25 y 24 días.

La Red Samidoun de Solidaridad con los Presos Palestinos (http://samidoum.ca/) ha felicitado a Khader Adnan y recuerda que hay alrededor de 5000 palestinos en las cárceles israelíes.

*****

Nuevas leyes represivas

Una semana después de la votación en la Knesset de una nueva ley que implica penas de 10 a 20 años de prisión para los lanzadores de piedras "sin que la justicia tenga que demostrar su intención de hacer daño”, Ayelet Shaked, la Ministra de Justicia del gobierno Netanyahu, miembro de su socio en la coalición gubernamental Hogar Judío, de extrema derecha, ha elaborado un proyecto de ley de 137 artículos, el más largo de la historia legislativa del Estado de Israel, para endurecer todas las disposiciones legales represivas.

Este proyecto de ley prevé: hasta 25 años de prisión por sospechas o acusación de "complicidad con terrorismo"; la asimilación a organizaciones terroristas de las fundaciones caritativas musulmanas que operan en Jerusalén Este, incluso en Israel, así como en la Cisjordania ocupada; la imposibilidad absoluta de liberar presos condenados por terrorismo con el objetivo de cambiarlos por judíos secuestrados, como el cabo Gilad Shalit,liberado así de Hamas en Gaza en octubre de 2011, contra un millar de presos palestinos, intercambio que había suscitado la campaña electoral de Hogar Judío.

En los próximos meses, la ministra Ayelet Shaked planteará leyes para que las ONG israelíes de defensa de los derechos humanos que reciban subvenciones del extranjero superiores 50 000 dólares (como, por ejemplo B´Tselem, por parte de la UE y de Suiza), deban pagar impuestos del 37 %, cuando hoy están exentas (según el artículo publicado por Serge Dumont, en Le Temps, 28/07/2015).

3/08/2015

http://alencontre.org/moyenorient/palestine/israel-palestine-les-incendies-de-la-colonisation.html

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Notas:

1/ Les Haredim – haredi signifie «craignant Dieu»son judíos ultraortodoxos, divididos en diversas corrientes.

2/ Haaretz, 2/08/2015

3/ El Pais, 1/8/2015

4/ El Pais, 3/8/2015

5/ http://www.alternativenews.org/english/index.php/aicoment/959-silence-is-complicity

6/ El Pais, 2/8/2015



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons