Grabar en formato PDF
alencontre.org | Grecia
La batalla del referéndum
29/06/2015 | Redacción de À l’encontre

El 27 de junio, publicamos el discurso de Alexis Tsipras anunciando en nombre del gobierno griego, por decisión unánime, la convocatoria de un referéndum para la aceptación o el rechazo de las propuestas de las “instituciones” -Banco Central Europeo, Comisión Europea y Fondo Monetario Internacional-, para el próximo domingo 5 de julio.

La votación en el Parlamento, que tuvo lugar el domingo 28 de junio, a la una la mañana (hora griega) dio el siguiente resultado: de 298 diputados presentes, 178 votaron a favor de la moción para la celebración de un referéndum el 5 de julio. Syriza, Anel (Griegos Independientes, miembros de la coalición de gobierno) votaron a favor del referéndum. El partido neonazi Amanecer Dorado también dio sus votos a favor del referéndum. Se necesitaban 151 votos para que la moción presentada por el gobierno pudiera ser adoptada.

Por el contrario, los diputados del PASOK (socialdemocracia) y Nueva Democracia (derecha) votaron en contra. El KKE (Partido Comunista) propuso su propia versión de un referéndum: sí o no a las propuestas del gobierno Tsipras; sí o no a las de “instituciones”; sí o no a la UE; sí o no al euro. De esa manera, el KKE sigue con una orientación maximalista en su discurso; en la práctica, se sitúa al margen de la confrontación política en la que forjan las relaciones de fuerza entre los representantes políticos de la burguesía griega y el capital financiero representado por las ”instituciones”. Esta actitud de su dirección pone en una mala situación a una parte creciente de base su militante.

El Ministro del Interior, Nikos Voutsis, presentó la moción del referéndum con argumentos similares a los desarrollados por Alexis Tsipras en su discurso.

El portavoz parlamentario del PASOK, Evangelos Venizelos -ex líder del PASOK y ex viceprimer ministro del gobierno derechista de Antonis Samaras- atacó al referéndum diciendo que no cumple con las normas constitucionales. Él había presentado previamente a la Presidenta del Parlamento, Zoe Konstantopoulou un texto argumentando la inconstitucionalidad del referéndum. Antonis Samaras también atacó en este terreno. Los incidentes parlamentarios se multiplicaron por nimiedades. Así, cuando Zoe Konstantopoulou, después de haber intervenido en el debate, retomó su cargo de presidenta del Parlamento cuatro o cinco minutos después sin esperar los 10 minutos reglamentarios los diputados de Nueva Democracia le increparon para que se retirara. Una expresión de su angustia y agresividad ante la propuesta de referéndum.

Una actitud similar se encuentra en la respuesta del Eurogrupo, el 27 de junio, tras el anuncio del referéndum. El ridículo llegó a tal punto, que el "socialista" Pierre Moscovici, Comisario Europeo de Asuntos Económicos, dijo: "Si los Ministros de Finanzas no han acordado una prolongación del plan de ayuda del Eurogrupo, se debe a que el gobierno griego ha convocado un referéndum llamando a votar no”. El gobierno griego solicitó una prórroga de la "ayuda financiera" más allá del 30 de junio. El Eurogrupo se negó. Los Ministros de Finanzas se reunieron el 27 de junio, sin la presencia de Yanis Varoufakis, para valorar "la posibilidad de una suspensión de pagos de Grecia, y las consecuencias que podría acarrear a la zona euro". Los diversos escenarios de "técnicos" abordados por la prensa el fin de semana, demuestran, esencialmente, la naturaleza política de chantaje de las propuestas formuladas durante meses por las “instituciones”. Dejaremos a los economistas –de izquierda y derecha- el hablar sobre los "escenarios" posibles, y centraremos nuestra atención en las fuerzas que, en el seno de Syriza, combaten desde febrero de manera responsable y unitaria, no sólo contra las "instituciones" y sus socios griegos, sino también contra los peligros de las "propuestas aceptables" realizadas por el gobierno Tsipras.

Construir un Frente Unido por el NO

En su declaración del 27 de junio por la tarde, la Red Roja (bloque de izquierda anticapitalista en Syriza) se centró en los siguientes puntos:

• La decisión de hacer un llamamiento a la voluntad popular y de negarse a firmar un nuevo memorando cambia el marco político griego.

• Esto refleja que las movilizaciones sociales que encontraron su expresión política en la votación del 25 de enero 2015, tienen raíces mucho más profundas que las previstas por los partidarios de la política de austeridad neoliberal a nivel nacional e internacional.

• El rechazo a las propuestas de las “instituciones” el 5 de julio, hará salir a Syriza de la ciénaga de las negociaciones con los acreedores y de aquellos impasses que produjo el acuerdo de 20 de febrero. Las esperanzas populares serán revitalizadas.

• Como hemos remarcado las voces "críticas" en Syriza durante estos últimos meses: es difícil transformar a Syriza en un partido proausteridad.

• Una vez que el referéndum ha sido anunciado, los acreedores harán todo lo posible para estrangular económicamente a las fuerzas gubernamentales y populares de izquierda en Grecia.

• En los próximos días asistiremos a un enfrentamiento duro. Los trabajadores y las trabajadoras y las fuerzas populares tienen todos los motivos para luchar por una clara mayoría y por una victoria que afirme: no a los memorandos; no la austeridad; no a la deuda; no al chantaje de los acreedores.

• Una victoria revitalizará las dinámicas populares y a la izquierda, mostrando que las relaciones de fuerzas en Grecia han cambiado; dejará patente la necesidad urgente de aplicar unilateralmente las promesas hechas en Salónica (setiembre de 2014): terminar con el pago de la deuda; medidas para mejorar la vida de los asalariados y las clases populares; poner fin a las privatizaciones y gravar a los que evaden impuestos, etc. Esto se debe hacer usando todos los instrumentos necesarios en el orden social, político, monetario, diplomático.

• En los próximos días van a competir dos mundos: por un lado, los ganadores de los memorandos junto a la patronal y sus socios internacionales; por el otro, el mundo del trabajo, las capas populares y empobrecidas; la victoria de un campo será la derrota del otro.

• De ahí la urgencia de establecer un Frente Unido por el NO (NO a las propuestas de las “instituciones”).

• Más allá de los errores políticos cometidos, nadie debería subestimar las dificultades de la situación. No es el momento de debates académicos. Una victoria masiva puede cambiar significativamente la situación en Grecia y más allá de Grecia.

Es con este espíritu que las fuerzas de izquierda vamos a participar en la batalla del referéndum. Las reuniones que se van a celebrar este domingo, 28 de junio, tienen como objetivo planificar la movilización del Frente para la votación del 5 de julio. Porque de su resultado, surge una nueva cuestión: ¿cómo hacer frente a enemigos tan decididos?

28/06/2015

http://alencontre.org/laune/grece-la-bataille-du-referendum.html

Traducción de Ernesto Herrera (Correspondencia de Prensa) editada por VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons