Grabar en formato PDF
Túnez
Recrudecimiento de las luchas por los salarios y el empleo
29/05/2015 | Domininque Lerouge

La ola revolucionaria que desembocó en la huida de Ben Ali expresaba, por supuesto, una inmensa aspiración a la libertad. Pero no solo era eso. Entre sus consignas figuraba también la reivindicación de vivir dignamente, comenzando por tener un empleo.

No por casualidad todo comenzó a partir del gesto desesperado de un joven vendedor ambulante del interior del país. No fue casualidad tampoco que, tres años antes, hubiera tenido lugar el levantamiento social de la cuenca minera de Gafsa que sirvió de ensayo general a la revolución de 2011.

Desencanto social

A pesar de esto, la situación material de la gran mayoría de la población se ha degradado de forma considerable desde el 14 de enero de 2011.

A partir de la primavera de ese año las movilizaciones experimentaron un retroceso. Se esgrimieron múltiples razones para ir retrasando perpetuamente las batallas sociales. En primer lugar, “el riesgo de ver al país hundirse en el caos”, luego la necesidad de la “paz social” antes de las elecciones de octubre de 2011. Hubo un real momento de desmoralización de los y las activistas tras los resultados de éstas.

En 2012 y 2013 ocurrió otro tanto. El espectro de un “invierno islamista” acosaba a Túnez, con la aparición de las exacciones de las milicias islamistas y de la policía, la voluntad gubernamental de poner en cuestión los derechos de las mujeres, los disparos con postas sobre la población en Siliana a finales de noviembre de 2012, el ataque a la sede de la UGTT el 4 de diciembre de 2012, el asesinato de dirigentes del Frente Popular el 6 de febrero de 2013 y el 25 de julio del mismo año.

Tras ese segundo asesinato la constitución del Frente de Salvación Nacional en el que se encontraban el Frente Popular y Nidaa Tounes y luego el “diálogo nacional” bajo la égida de la UGTT y del sindicato patronal dieron nuevos argumentos para congelar las luchas sociales.

Como resultado, el balance de los años 2011-2013 ha sido catastrófico en el plano económico y social: de un lado, la política neoliberal en vigor bajo Ben Ali ha proseguido tal cual; de otro, ha aumentado el número de parados y la pobreza. Asimismo, los asalariados con un empleo estable han visto degradarse considerablemente su nivel adquisitivo.

La recuperación fulgurante de las luchas reivindicativas

El gobierno que sucedió en enero de 2014 al de Ennahdha ha prolongado y reforzado la política económica y social anterior. Pero algunas de las razones planteadas antes para retrasar las luchas sociales han perdido su credibilidad. A finales de octubre de 2014, el número total de jornadas de huelga desde comienzos del año había superado ya la cifra récord del año 2011. En los meses posteriores se ha desarrollado una avalancha de conflictos.

Como explicaba a comienzos de enero de 2015 Abderrahman Hedhili /1, una parte de ellos están protagonizados por “la gente de empleos más precarios como quienes trabajan en la construcción, muchos de los cuales ganan menos que el salario mínimo, o también los parados. Esta categoría no va a quedarse con los brazos cruzados. han esperado desde hace cuatro años con la esperanza de una hoja de ruta que tome en consideración su situación. Pero no ha habido nada de nada.

Desde comienzos de 2015 se desarrollan múltiples luchas por la obtención de un empleo. En la región de Gafsa, en la que la tasa de paro es oficialmente del 26%, los parados paralizan totalmente la cuenca minera y toda la industria química tunecina que depende del fosfato. Es una situación inédita en Túnez que agrava aún más la crisis general del país.

Las luchas se han multiplicado también entre los asalariados y asalariadas con un empleo estable, y en particular los del sector público que han sido frenados desde hace más de tres años: los salarios de los funcionarios, por ejemplo, están congelados desde 2012, cuando la inflación acumulada ha sido del 17,2% estos tres años. Figura muy a menudo en primer plano la reivindicación de aplicación de acuerdos firmados, pero jamás aplicados.

Los asalariados de los transportes públicos han comenzado las movilizaciones en 2015, con una huelga sin preaviso que ha paralizado Túnez durante varios días y ha desembocado en la satisfacción de algunas de las reivindicaciones /2.

A comienzos de abril de 2015, los y las enseñantes de secundaria han logrado una victoria histórica. Tras varias huelgas de 48 horas con una participación casi del 100%, el bloqueo de los exámenes en el primer trimestre de 2015 y la amenaza de bloquear igualmente los exámenes de fin de curso, han obtenido aumentos salariales escalonados para los tres próximos años del 30% al 40% según las situación personal de los y las interesadas, así como la puesta en marcha de un “diálogo nacional sobre la reconstrucción de la educación”. Participan en este debate el gobierno, los sindicatos de enseñantes y las principales asociaciones. Los sindicalistas enseñantes han exigido y obtenido que la patronal, cuyo objetivo es privatizar la educación, sea excluida de este “diálogo”.

Esta victoria ha reforzado la confianza de los y las asalariadas en su capacidad de luchar. Esto se da particularmente en el sector público, en el que todas las ramas organizan sucesivamente jornadas de huelga masivamente seguidas. Como en el caso de la enseñanza, las reivindicaciones combinan en general la lucha por los salarios con la de la defensa y reconstrucción del servicio público.

Ha habido igualmente huelgas en el sector privado, por ejemplo en la gran distribución, la industria alimentaria y el turismo /3.

¿Qué posicionamiento ha tenido la UGTT?

Preguntado sobre este tema, Fathi Chamkhi responde: “Como consecuencia de estas luchas, la dirección de la UGTT, que había aceptado anteriormente la congelación salarial en la función pública y el sector público, acaba de obtener su aumento para 2014. El Secretario General de la UGTT ha acabado por subir el tono hacia los patronos, considerando que los asalariados han consentido enormes sacrificios, contrariamente a la patronal, de cara a la situación dramática actual /4. La UGTT exige en particular nuevas negociaciones salariales en el sector privado. Mientras tanto, la tensión social es enorme frente a un gobierno, criticado por todas partes, al que las instituciones financieras internacionales y la Unión Europea asignan la tarea suicida de seguir con la política de la austeridad y de la reestructuración neoliberal del mercado interno”.

Hebdo L’Anticapitaliste - 289 (14/05/2015)

http://www.npa2009.org/actualite/tunisie-recrudescence-des-luttes-pour-les-salaires-et-lemploi

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Notas

1/ http://ks3260355.kimsufi.com/solidint/depot/solidint/2015-01-16-Hedhili.pdf Abderrahman Hedhili es uno de los principales animadores del Foro Tunecino por los Derechos Económicos y Sociales (FTDES), una asociación tunecina cuyas temáticas son el derecho del trabajo, el derecho de las mujeres, los derechos medioambientales y los derechos de los emigrantes (http://fides.net/). El FTDES está prioritariamente dirigido hacia la población con mayores dificultades y menos organizada. Coopera en particular con la UGTT y diferentes organizaciones tunecinas. El FTDES constituye naturalmente la columna vertebral de la organización de los Foros Sociales en Túnez.

2/ A propósito de los avances obtenidos el 23 de enero en el sector de los transportes, ver http://www.lapresse.tn/16052015/94837/la-greve-prevue-les-26-27-et-28-janvier-annulee.html y http://www.kapitalis.com/societe/27117-transtu-annulation-de-la-greve-prevue-les-26-27-et-28-janvier.html

3/ Algunos ejemplos de huelgas recientes:

26-27/11/2014: Enseñanza secundaria

8/12/2104: Enseñanza secundaria

Enero 2015: huelgas en los transportes en algunas regiones (entre ellas la del tranvía de Túnez del 12 al 16).

21-22 enero 2015: Enseñanza secundaria.

8/02/2015 Huelga general en Nabeul.

Febrero 2015: Levantamiento social en Dhehiba y Ben Guerdane.

Febrero 2015: Movilizaciones y huelgas en el textil en Kassar Said (La Manouba).

26/02/2015: Huelga de solidaridad en Sfax con los asalariados de Coca Cola.

17-17/02/2015: Enseñanza secundaria

18-19/02/2015: Correos

9/02/2015: Huelga general local en Thala

13-14/04/2015: Enseñanza superior

14-15/04/2015: Teledifusión (finalmente desconvocada)

15/04/2015: Enseñanza primaria

16-28/04/2015: Tribunales

23/04/205: Seguro Nacional de Enfermedad

23-24/04/205: Ministerio del Interior

27-28/04/2015: Tunisie Télécom

28-29/04/2015: Jueces contra le proyecto de ley sobre el Consejo superior de la Magistratura.

28-29/04/2015: Salud Pública

28/04/2015: En Kef, huelga local de la salud, de los magistrados, maestros y agentes municipales.

29-30/04/2015: Ministerio de Asuntos Exteriores.

11-13/05/2015: Tunisie télécom (finalmente desconvocada).

12-13/05/2015: Enseñanza primaria

11-16/05/2015: Jueces

12-13/05/2015: Prensa escrita

13-14/05/2015: Enseñanza primaria

13-14/05/2015: Vigilantes en la enseñanza.

20-22/05/2015: Salud

27-28/05/2015: Supermercados.

28/05/2015: prevista una huelga general en Nabeul por los salarios y contra los despidos por razones sindicales, en particular en el turismo.

4/ A propósito de las tensiones entre el sindicato patronal y la UGTT: http://www.lapresse.tn/29042015/99109/nouveau-houcine-abassi-fustige-les-hommes-daffaires.html , http://www.businessnews.com.tn/le-toron-brule-entre-lugtt-et-lutica,520,55515,3 y http://www.businessnews.com.tn/wided-bouamaoui—nul-na-le-droit-de-nous-donner-des-lecons-de-patriotisme,520,55533,3



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons