Grabar en formato PDF
Grecia. Entrevista a Michel Husson
¿Para qué sirve la Comisión que audita la deuda griega?
04/05/2015 | Henri Wilno

Michel Husson es miembro de la Comisión por la Verdad de la Deuda Griega y ha respondido a nuestras preguntas.

¿Puedes precisarnos quienes participan en la comisión que va a auditar la deuda griega y cuáles serán sus modalidades de funcionamiento?

La comisión puesta en pie por la presidenta del parlamento griego, Zoié Konstantopoulou, se llama Comisión para la Verdad sobre la Deuda Griega. Como indica su nombre, tiene por objetivo arrojar toda la luz posible sobre la génesis de la deuda griega y sus repercusiones en la economía y en la sociedad, con el fin de determinar qué parte de esa deuda puede ser considerada como ilegítima, ilegal, odiosa o no sostenible. La Comisión podrá emitir recomendaciones y proporcionar argumentos en favor de una anulación de la deuda.

Más en concreto, la Comisión va a examinar las razones del incremento de la deuda antes de la crisis, las eventuales violaciones legales y las condiciones de la puesta en pie de los memorándums de 2011 y 2012, así como el impacto de la deuda sobre los derechos sociales y humanos.

La comisión está compuesta por expertos griegos y extranjeros (Bélgica, España, Francia, Reino Unido, Brasil, Ecuador, Zambia y Chipre). Hay en ella economistas, juristas, funcionarios especializados, que trabajarán de forma gratuita. Eric Toussaint, el presidente del CADTM (Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo) asegura la coordinación científica. Existe ya mucho material disponible, pero el tiempo apremia, evidentemente. Tras una segunda reunión a comienzos de mayo, el objetivo es proporcionar un preinforme en el mes de junio.

¿Tendréis la ayuda de los ministerios y de las administraciones para determinar los factores que llevaron a la explosión de la deuda, algunos de los cuales remiten a asuntos espinosos en Grecia (gastos militares, salidas ilícitas de capitales, decisiones fiscales)?

Ahí está todo el interés de esta Comisión: no son los ministros quienes forman parte de ella sino universitarios, economistas y juristas comprometidos; y, sobre todo, funcionarios que han sufrido desde hace varios años las misiones de los "Hombres de Negro" de la Troika. Por ejemplo, está Zoé Georganta, una exfuncionaria del Instituto de Estadísticas (el.stat) despedida en 2011 por el antiguo Ministro de Finanzas, tras haber denunciado las falsificaciones en el presupuesto de 2009 destinadas a justificar el llamamiento a las instituciones de la Troika. Una buena parte del trabajo de los miembros no griegos de la Comisión va a consistir, de hecho, en suscitar las contribuciones y buscar las informaciones más o menos disimuladas. Una especie de trabajo de "lanzadores de alerta", bajo la égida del Parlamento, en el que no habrá asuntos tabú. Del lado griego, hay también representantes de movimientos, como el Comité para la Anulación de la Deuda o Attac, que podrán contribuir a la popularización del todo ello.

El 4 de abril, cuando se produjo la puesta en pie de la Comisión de la Auditoría, se dijo que este trabajo se extendería a lo largo de varios meses. ¿Cómo puede articularse este calendario con el hecho de que hoy el gobierno griego esté sometido a las presiones incesantes de la Unión Europea y del FMI, presiones que tienen por objetivo no solo a hacerle renunciar a los compromisos de la campaña electoral de Syriza sino, de hecho, a suscribir una nueva forma de memorándum?

Todo el mundo en la Comisión es consciente de eso. Esa es la razón por la que la primera sesión, el mes de junio, esté tan cerca. Es en ese momento, en efecto, cuando se planteará claramente la cuestión del tercer memorándum al que te refieres. Hay que comprender el alcance y los límites de esta Comisión. Está claro que no está en sintonía con la línea del Gobierno, que jamás ha planteado la cuestión de una suspensión del pago, aunque fuera parcial, de la deuda. En la sesión inaugural de la Comisión, el presidente de la República y toda una serie de ministros vinieron a anunciar, de forma más o menos firme (o diplomática), su apoyo al planteamiento. Tsipras y Varufakis echaron balones fuera: el primero no tomó la palabra, y el segundo hizo una especie de curso magistral muy general sobre la deuda.

Lo que la Comisión puede hacer en este contexto es proporcionar argumentos sólidos e irrebatibles en favor de una moratoria o de una anulación. Creo poder traducir el estado de espíritu general de los miembros de la Comisión diciendo que nuestra contribución será a la vez modesta (es el gobierno quien decide) e importante, si permite influir en el buen sentido. Pero, en el fondo, se trata más bien de ayudar a los partidarios de una moratoria a influir sobre el gobierno más que de influir sobre el propio gobierno.

Sin duda, el informe aportará informaciones preciosas pero ¿cuáles serán sus consecuencias? Justo cuando el Ministro de Finanzas, Varoufakis, ha declarado varias veces que Grecia pagaría su deuda y, además, lo hace efectivamente...

Evidentemente, esto forma parte de los límites del ejercicio y plantea también la cuestión de saber cómo se interpreta la posición del gobierno. Se puede considerar que este último ha capitulado, a partir del momento en que, de entrada, no ha adoptado una posición de ruptura que era evidente (y a la cual, dicho sea de paso, yo era personalmente favorable); a saber: "no podemos pagar la deuda, por tanto dejamos de pagar". Y hay muchos argumentos que van en este sentido, en particular el aplazamiento de medidas de urgencia.

Al mismo tiempo, se ve claramente lo que tendría de suicida mantener esta postura hasta la firma de lo que sería de hecho un tercer memorándum. Pero hay otra lectura posible, ilustrada en particular por el periodista de Tribune, Romaric Godin (del que se pueden encontrar artículos en la muy preciosa página Anti-K animada por militantes del NPA -http://www.anti-k.org). La idea resumidamente es la siguiente: Tsipras y Varoufakis han optado por no asumir una ruptura inmediata, quizás por temor de las medidas de respuesta que Grecia habría tenido que sufrir. En su aislamiento poco más o menos total en Europa, intentan ganar tiempo, a la vez que hacen la demostración de su buena voluntad. Poniendo de relieve la brutalidad de las instituciones y en particular de la Comisión (y el Eurogrupo), construyen una legitimidad en favor de un nuevo plan menos coercitivo y más fácil de asumir. Una austeridad "moderada" sucedería entonces a la austeridad brutal.

Pero este escenario supone que sea posible un compromiso con instituciones atrincheradas en sus dogmas. Si esta condición fuera imposible de satisfacer, entonces se abriría una brecha en favor de la ruptura. Sería por tanto peligroso considerar que ya se han doblegado totalmente. En cualquier caso, el proyecto no es, en mi opinión, influenciar en Tsipras y Varoufakis, sino dar munición a quienes (la izquierda de Syriza y los movimientos sociales) pueden influir sobre la línea del gobierno y hacer inaceptable políticamente un tercer memorándum, aunque fuera "blando".

Una cosa que nos deja perplejos es que hasta hoy no se haya tomado ninguna medida de control del sistema bancario y de los movimientos de capitales. ¿Cómo interpretarlo?

Efectivamente, hay motivos para estar perplejo, puesto que la fuga de capitales comenzó inmediatamente, lo que no podía sino agravar la situación. Es uno de los puntos débiles de la táctica consistente en contemporizar, porque implicaba no tomar ninguna medida contra "la finanza", tanto en el exterior como en el interior. Se puede también plantear la hipótesis según la cual el gobierno no tenía inmediatamente los medios para accionar las palancas y/o que temía desencadenar una situación más o menos caótica. Pero no hay que darle más vueltas: todo cese de pago de la deuda tendría repercusiones en cadena que necesitarían un control de los capitales y el control, incluso la socialización, del sistema bancario.

30/04/2015

L´Anticapitaliste 287

http://npa2009.org/notre-presse/hebdo-lanticapitaliste-287-30042015

Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR



Facebook Twitter RSS

vientosur.info | Diseño y desarrollo en Spip por Freepress S. Coop. Mad.
 
Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual Los contenidos de texto, audio e imagen de esta web están bajo una licencia de Creative Commons